sábado, 1 de diciembre de 2018

JEROME MAZZA “OUTLAW SON” 2018 ESCAPE MUSIC REVIEW







Escape Music. 23 November 2018

Tracklist:

Neverland 
Immortal 
The Dark Side 
Streets On Fire 
The Last Goodbye 
Undercover Love 
Song For The People 
Save The Best Til Last 
Crossfire 
Calm Before The Storm 
Outlaw Son 
Unfinished Business 

Band:

Jerome Mazza – Lead & Background vocals
Tommy Denander – Guitars / Keyboards
Steve Overland – Backing vocals
Brian Anthony – Bass
Chris Metzger – Drums / percussion

“Exquisite food only for very fine palates “

Muchísimas ganas tenía de poder obtener un disco al que gracias a Jerome al que tengo mucho aprecio gracias a su amabilidad y buen hacer sobre todo tras su regreso con discos como el de Pinnacle point o Steve Walsh donde su ejecución rozó lo escandalosamente soberbio. Tras ellos se atrevió a lanzar en solitario este “Outlaw son” que parte ya de buena cuna con lo que no debería defraudarme ni un ápice. Diremos que formó parte de la banda cristiana Angélica donde destacó sobretodo con su album “Walking in faith” y donde sus influencias por bandas como Kansas quedaron patentes. 

Además está a las mezclas e instrumentación otra de las personas que quizás más han marcado mi aventura musical en lo referente al terreno melódico que no es otro que Mr. Tommy Denander y como invitado de lujo nada menos que Steve Overland a los coros. Con todos estos mimbres es imposible que algo pueda salir mal, o no tendría que ser así. Nos ponemos con ello y os voy a contar mis opiniones de cada tema que espero os ayuden.

“Neverland”, en un tono hard rockero inicia el disco donde la voz de Jerome se contrarresta con un coro que le da réplica a cada frase pero que en muchas estrofas se “atropella” y no logra secuenciarse con la voz como debiera, dando una cierta sensación de cojera en el tema que hace que pierda empaque y no logre brillar como debería. Un comienzo algo irregular pero subsanable de sobra que para ello sólo acaba de comenzar la partida.

Pero tras el pequeño traspiés inicial la llegada de “Inmortal” abre las nubes en el cielo y deja que los rayos del sol penetren en nuestra estancia e iluminen nuestra morada, lo cual nos permite abrir las ventanas de par en par y lograr que se introduzca aire fresco. Con ello aireamos nuestras ideas con el fin de adquirir sensaciones que habían quedado atrapadas en un ambiente algo viciado tras la escucha del primer tema. Resaltar la inmensa labor de Denander en cada instrumento (cómo se nota su mano a lo largo y ancho de cada tema) sobretodo rematado con un sólo de escándalo que acompaña a un sinfín de teclados que acompañan el tema y lo dotan de una capa caramelizada que llena sin empalagar. Éstos son los tipo de temas por los que tenía muchas ganas de meterle un tiento a este disco.

Y subimos otro peldaño en nuestra particular escalera melódica con “The dark side” donde Mazza está increíble en la ejecución del tema con una entonación a flor de piel mientras el tema va adquiriendo velocidad a medida que las notas desfilan por la partitura, llegando al culmen con un estribillo donde la melodía fluye como un manantial rodeado por coros y teclados que hacen las veces de flores y vegetación para lograr la impresión de un paisaje onírico en el que poder vivir.

Un colchón de teclados soporta todo nuestro ser y nos hace levitar a 1 metro del suelo mientras los primeros acordes de “Streets on fire” nos aferran a la partitura no permitiéndonos escapar sino continuar a lo largo de ella viendo pasar al resto de notas contentas de poder pertenecer a semejante obra de arte y todo ello adornado por la grácil pluma del autor que con destreza va rellenando el pentagrama con la precisión de un cirujano, evitando meter la pata en ningún momento. Qué tema más bien perfilado y rematado por unos coros fantásticos.

Medio tiempo para intentar dejarnos despejar nuestra mente ante lo vivido anteriormente, de la mano de “The last goodbye” que nos intenta expresar esa despedida nunca deseada pero que muchas veces nos toca “sufrir” en nuestras vidas por una u otra circunstancia pero que nos sirve de aprendizaje a medida que nuestros años van sumándose en ese reloj imparable que no deja tiempo para el descanso. Tema agradable de escuchar pero que no despierta la chispa de los otros.

Y la maravilla de medio tiempo necesaria en estos discos la aporta “Undercover love” donde el juego vocal/coral es toda una oda al buen gusto y a cómo se debe de hacer. Es una maestría que debieran de aprender muchos de los compositores de nuestra época que suelen irradiar aburrimiento y repetitividad, últimamente. No me canso de “apretarlo” para exprimir toda esa potencia vocal que tiene a lo largo de los poco más de 4 minutos que se hacen hasta cortos.

“Song for the people” es de esos temas que suele perpetrar Denander con toda la elegancia pero que quedan un poco en tierra de nadie respecto al resto del disco y me explico. Tiene esa esencia melódica y unos teclados y guitarra que denotan muy buen hacer pero no acaba de ser de esos temas estrella que esboce una sonrisa en mi cara y simplemente hago el esbozo sin más. A pesar de ello no os penséis que es mal tema.

Si este tema me dicen que estaba de relleno en alguno de los lanzamientos de FM me lo creo a pies juntillas y es que “Save the best til last” lleva esa estructura de alguno de los discos de esa banda aunque aderezado y adaptado por Denander a su conocimiento. Un estribillo arrollador y muy bonito que enternece nuestro espíritu como el de esas tiernas crías que se arropan en sus progenitores nada más nacer buscando cobijo y protección.

Y para mí el mejor tema del disco es “Crossfire” donde se conjuga lo que yo necesito para sentirme en la gloria. La carretera que me marca el teclado y la guitarra está tan bien asfaltada que las ruedas del coche acarician su superficie como cuando pasamos las yemas de los dedos sobre ese cuerpo aceitoso de nuestra pareja que nos provoca una erección incontrolada y no hace más que aumentar nuestros deseos de poseerla en su totalidad. No se si es el símil más adecuado pero el placer que siento al escuchar este tema podría asemejarse a eso. Y es que los coros, cambios de ritmo precisos y la melodía que lo recubre es sencillamente el clímax.

Y nunca un tema fue tan acertado en su título como “Calm before the storm” y es que necesitamos ese cigarrillo tras haber disfrutado mutuamente con el anterior. Es un tema algo más incontrolado que queda lejos de la grandilocuencia mostrada y actúa de mero espectador en esta obra sin más hechos que el de situarse en la butaca como mero espectador de la función.

El tema que da título a este larga duración “Outlaw son” viene marcado por una “agresividad” que hasta ahora estaba oculta tras esas máscaras de teclados que no nos permitían ver la labor de tan apreciado instrumento. No aporta mucho más y se queda como el anterior presenciando como va discurriendo la historia que nos están representando.

Parece que buscan los títulos aposta porque “Unfinished business” es muy acertado ya que me quedo con ganas de más ya que me he quedado un poco escaso a la hora de ver todo lo que me ofrecen y estoy ansioso por descubrir más y más en futuros discos que espero no se demoren en demasía.

En resumen, un muy buen disco que hará las delicias de los seguidores de Jerome y Denander y de aquellos a los que les guste la melodía en su conjunto y disfruten de cada uno de estos grandes músicos en su faceta individual y en sus respectivos grupos. Creo que se me ha quedado un poco “cojo” al final con algunos temas pero me puede mi devoción por sus integrantes por lo que me podréis perdonar mi calificación que a algunos les podrá parecer algo exagerada.

Highly Recommended
Redactor: Manuel García



Image and video hosting by TinyPic

DEVIL´S HAND FEATURING SLAMER-FREEMAN 2018 FRONTIERS REVIEW





Frontiers Music s.r.l. 7 December 2018 

Tracklist:

1.- We come alive
2.- Falling in
3.- One more time
4.- Another way to fly
5.- Drive away
6.- Justified
7.- Rise above it all
8.- Devil´s hand
9.- Unified
10.- Heartbeat away
11.- Push comes to shove


Band:

Andrew Freeman
Mike Slamer
Chet Wynd
Andy Zuckerman
Mike Hansen
Casey Purvis
Jeff Valdez. 


“An adrenaline rush from start to finish “



Nuevo proyecto del gran Mike Slamer y del cantante de Last in Line, Andrew Freeman que intentan reventar nuestros cimientos en un año en el que el bagaje melódico ha sido más bien pobre y por ello pretenden hacerse un hueco entre tanto lanzamiento mediocre.

Partamos de la base de que no creo que no haya nadie que no conozca a este genio que ha estado detrás de lanzamientos del calibre de Seventh Key, Steelhouse Lane, Streets o asociado al gran Terry Brock últimamente en diferentes proyectos. Sólo con eso os podéis hacer una idea a lo que me enfrento y es que un pobre mortal como yo no creo tenga el privilegio de evaluar nada de un semidiós como él pero voy a intentar poner todo mi empeño en ser por lo menos íntegro y no dejarme cegar por su aura.

Ese sonido inconfundible de guitarra hace que me postre mientras por el display del coche aparece el nombre de “We come alive” de izquierda a derecha como si cada letra tuviera vida propia a la par que las notas de su guitarra van entrando por los poros de la piel como si fueran una niebla que se va formando por el interior del habitáculo que te obliga a detener la marcha y frotarte los ojos para poder ver algo. Buen tema con una perfección vocal desmesurada donde al bueno de Andrew no se le va ni una nota de tono y consigue rasgar la voz cuando se necesita dejando que Mike haga el resto con un alarde a la guitarra sin parangón.

¿Qué os parece si endurecemos un poco con “Falling in” y le añadimos un estribillo de campeonato para que os derritáis?. Eso quiero creer que pensaron estos dos cazatesoros para perpetrar semejante temazo con el buen gusto que atesoran ambos. Es increíble como el raíl a modo de guitarra transporta esa locomotora vocal y lo mantiene por la vía sin descarrilar mientras vamos sintiendo el traqueteo de los vagones desfilando con un ritmo frenético y rematado por una llegada al estribillo donde todos los familiares de los pasajeros de dicho tren están en la estación con la mejor de sus sonrisas repletos de emoción. Cómo disfruto con canciones de este estilo donde por más que intentas buscar algún fallo acabas desesperado sin encontrarlo. Toda una gozada.

También hay tiempo para los temas donde se debe lucir el vocalista con sus registros tan buenos y que mejor que “One more time” con esa guitarra que le da un aire a la América profunda pero salpicada por la modernidad de los tiempos actuales. Es un tema que a muchos les va a parecer raro pero que quien esté acostumbrado a los discos de Slamer sabe que usa con frecuencia estos trucos en cada uno de los discos en los que participa y lleva el peso de ellos.

Mi cabeza comienza a moverse, como esos perritos de adorno del salpicadero de los coches, al ritmo de “Another way to fly” con otro despliegue inconmensurable de talento a cargo del bueno de Slamer de cabo a rabo. Quizás no sea un tema tan bueno como los primeros pero está muy bien estructurado y rematado por la portentosa voz de Andrew que alcanza unos registros bastante elevados y más tras el ritmo que le marca la guitarra.

“Drive away” trae otra descarga de adrenalina de campeonato y es que no dan ni un descanso al personal y estoy casi asfixiado del ritmo que han perpetrado desde el inicio y que no tiene visos de descansar. ES incombustible el ritmo de guitarra y el sólo es otra muestra de talento y calidad a raudales. Para aquellos que les guste la guitarra va a ser mejor que el sexo y se van a quedar estupefactos ante tanto derroche.

Si antes hablo llega “Justified” para relajarnos y calmar nuestro esfuerzo de modo que podamos tomarnos un refrigerio pero sin dejar de disfrutar esta pieza a modo de balada emotiva y emocionante que saca a relucir la parte más sensible que llevo guardada en lo más recóndito de mi ser. Destreza en la ejecución y sensibilidad en sus palabras para hacer que no nos olvidemos que no sólo en la velocidad radica la grandeza del disco sino en su variedad.

Que entrada de “Rise above it all”, moviéndose en parte en lo que denominamos heavy metal para luego bajar hacia un hard rock melódico. Quizás sea el tema que menos me guste hasta ahora (vamos el único) ya que la mezcolanza de estilos y la variedad sonora no me acaba de encajar y aunque hay partes que me agradan el conjunto las desmerece un poco. Bastante extraño.

El tema que da título al proyecto y al disco parece desgarrarse de la garganta de Andrew donde adopta unos tonos más ásperos y “demoniacos” en “Devil´s hand” para hacernos ver la variedad de registros que aporta, muchos de ellos en una tonalidad bastante elevada que no sé cómo puede lograrlo. Es otro tema bastante bueno de llevar con nuestros pies aunque con la pega de que el estribillo es bastante simplón y casi “inapreciable” con el sinuosismo del tema, haciendo que no destaque muy por encima sino que siga la dinámica marcada.

Lo de “Unified” ya lo he vivido con Terry Brock a las voces y tengo eso sensación de deja vú intentando rememorar en qué tema he visto algo similar o las notas se ajustaban como una imagen en el espejo a ciertas partes del tema. Medio tiempo en donde la pega del anterior queda subsanada y el estribillo lo engrandece y se hace grande a cada entonación que va pasando inexorablemente en cada segundo. Bastante agradable de oir.

Volvemos a enternecernos como me temía cuando vi el título del tema. Y es que “Heartbeat away” no tenía más remedio que capturar nuestras emociones y hacer que florezcan sobre nuestra epidermis para conseguir que el vello se nos erice y un ligero escalofrío de bienestar recorra nuestro cuerpo para ofrecernos un cosquilleo de satisfacción placentera. Vaya cambios y variedad de efectos y composiciones hay en este larga duración.

“Push come to shove” nos vuelve a “asustar” por su fiereza y fuerza sobrehumana para lograr que acabemos extasiados al final de darle vueltas a este disco con todo lo que nos ha hecho mover la cabeza y los pies. Menuda mañana de “ejercicio”.

En resumen, un gran disco para todos aquellos amantes de la guitarra como le ocurre a un menda y que no se arrepentirán de su compra ya que les va a dar muchos días de satisfacción con cada canción que van a escuchar. Para los que prefieran algo más calmado quizás debierais de darle una escucha como curiosidad porque el talento está ahí y no podéis dejar de conocerlo. Yo no me lo voy a perder y deseoso estoy de que llegue a mi casa.

Highly Recommended
Redactor: Manuel García



Image and video hosting by TinyPic

viernes, 30 de noviembre de 2018

Wake the Nations - Heartrock AOR HEAVEN 2019 REVIEW




Out: 25/01/2019
Genre: Melodic Rock

Track listing: 

1. No Mercy
2. Tattooed Girl
3. Midnight Lovers
4. All My Life
5. Fallen Angel
6. Now You’re Gone
7. New Day
8. Flames
9. Somehting In Your Eyes
10. Higher
11. This Is Ove

Band

Krister Stenbom - vocals
Risto Tuominen – guitar, keys &
backing vocals
Janne “Gekko” Granfors – bass
Jori “Jorge” Tojander - keys
Tuomas Pelli - drums

"Light at the end of the road"

Como pasa el tiempo, ya casi terminando 2018 y haciendo reviews de lanzamientos para el 2019. Menudo bombazo nos hemos encontrado en el correo al recibir esta promo. Wake The Nations prometen ser una de las revelaciones del próximo año en cuanto al Melodic Rock se refiere. Cuidado, a primera escucha te puede parecer algo bueno, pero a segundas escuchas se convierte en algo superlativo . Menudas melodías esconde este nuevo lanzamiento de esta discográfica que tantas alegrias nos ha dado a lo largo de estos últimos años.

Totalmente alejados de los sonidos proporcionados por otras compañías ofrecen algo fresco y novedoso con una buena producción que consigue captar toda mi atención.  Si tuviese que decir a que suenan podría deciros que suenan a Human Temple o Free Spirit aunque con su toque personal. A nadie que ame el estilo Melodic Rock puede dejarle indiferente el tema Midnight Lovers, todo un himno para comenzar con energía el nuevo año. Menudo estribillo y coros nos regalan, increíbles.

En este caso, aunque vengan de Finlandia su sonido es totalmente Europeo y su vocalista no tiene el acento tan marcado como el de Free Spirit. Además, el disco lo ha mezclado Erik Mårtensson por lo que os podeis imaginar por donde pueden ir los tiros en cuanto al sonido. 



Solo con escuchar su primer tema No Mercy conseguirá atraparos. Ya os puse algunos adelantos cuando publiqué la noticia del lanzamiento, atentos a Fallen Angel que también puede volcar vuestros corazones. Da gusto  enfrentarse a este tipo de discos con la única preocupación de obtener las palabras exactas para poder describir su magia. Se me ocurren, frescura, melodías, calidad, producción, teclados, comercial, ritmo, súper estribillos.....

Si a esto le sumamos medios tiempos tan sublimes como All My Life y la balada Now You’re Gone consigues un disco del que pocos podrán decir que no es bueno. Será uno de esos lanzamientos de los que todo el mundo hablará en breve. Espero que les vaya de maravilla porque lo que nos han regalado es sencillamente espectacular.

Claro que solo es una opinión personal de un amante del Melodic Rock que empieza a estar cansado de tanto refrito de otras compañías y que solo se conforma con los discos sobresaliente de otros sellos menores pero igual de importantes.

Hacerme caso por favor y darles 2 escuchas antes de responder a mi pregunta...¿ Te ha gustado?

Highly Recommended
Redactor: Antonio AORLAND


Image and video hosting by TinyPic

jueves, 29 de noviembre de 2018

PALACE “ BINARY MUSIC” 2018 FRONTIERS REVIEW




Frontiers Music s.r.l. 7 December 2018 

Tracklist:

1.- Binary music
2.- Tears of gaia
3.- Nothing personal
4.- Promised land
5.- Love songs
6.- Dangerous grounds
7.- Queen of the Prom
8.- Who´s counting time
9.- Julia
10.- To have and to hold
11.- Push comes to shove

Band:

Michael Palace - vocals, backing vocals, guitars,bass guitar, keyboards, harmonica and alto saxophone.
Daniel Flores - drums and percussions
Oscar Bromvall - guitar solo on "Julia"


“It makes me dream but I do not rest enough “


Fue toda una sorpresa cuando me enteré que Michael Palace estaba grabando nuevo disco tras su anterior disco que fue alabado por multitud de críticos melódicos pero que en el staff de AORLAND no caló de la misma forma y es que aunque poseía muy buenos temas, consideramos que no era la joya que muchos nos intentaba mostrar con adornos y adulaciones.

Repasando digamos que no es un desconocido ya que ha participado en multitud de proyectos como Adrenaline Rush, Houston, Find me, First Signal, etc. lo que le ha valido el reconocimiento y fama mundial y le ha permitido grabar estos discos en solitario.

No puedo esperar más a descubrir si esta vez la gente tiene razón y yo era el que estaba equivocado...

Los sintetizadores con un aire ochentero salen disparados de nuestros altavoces con el tema que inicia y da título al disco: “Binary music” donde la mano de Daniel Flores ya se nota en un tema que es una maravillosa carta de presentación ya que me pone las pilas desde muy primera hora , haciendo que tenga hasta ganas de ponerme a trabajar, jejeje. La interpretación a las guitarras de Michael es sencillamente brutal y ello unido a una atmósfera musical muy cargada pero armoniosa y melódica hace que el tema sea un huracán que sacude nuestros cimientos y nos hace tambalearnos de nuestra posición natural. Gran tema para abrir este trabajo.

Sin tiempo para digerir el anterior llega “Tears of Gaia” mucho más pausada y que me recuerda muchísimo a Newman en varios pasajes del tema. Muy bien acoplados los coros y con muchos recovecos que a modo de meandro van haciendo que el tema transcurra, provocando que nuestra cabeza intente procesar tanto en poco tiempo y muchas veces entramos en modo saturación y desconectamos. Es un tema peculiar que no me acaba de encajar en la sinapsis de mis neuronas del todo.

Muy ochentero con los sintetizadores “on fire” entra sin avisar “Nothing personal” que nos retrotrae a esa época dorada pero que se va difuminando a medida que los segundos van transcurriendo en el minutero sin provocar ningún tipo de reacción en nuestros músculos ni en las pupilas. Bastante desangelado e inconexo sin un estribillo demoledor.

Y llegó el terremoto que penetró en lo recóndito de mi ser y permitió que mi alma se elevara a otra dimensión. Todo eso lo consiguió “Promised land” desde el inicio aportando una sensación de paz interior brutal y conduciéndome con su melodía hacia ese paraíso al que todos merecemos llegar pero muy pocos van a conseguirlo. Temazo descomunal cargado de sentimiento y un muy buen encaje de las piezas para formar un puzzle idílico con el que disfrutar tanto haciéndolo como luego observándolo.

En cambio “Love songs” se vuelve a torcer a pesar de tener un muy buen estribillo Newmaniano una vez más pero el desarrollo está plagado de trampas en las cuales he caído más de una vez y han hecho que se me haya hecho muy cuesta arriba llegar a la meta y rematar esta aventura que me había propuesto el bueno de Michael.

“Dangerous ground” es el ejemplo de un tema que está muy bien pero que no acaba de llegar a ser esa maravilla que promete desde un inicio. Y mira que me gusta el desarrollo pero necesito ese estribillo que me llene y me transporte lejos de esta mundanal vida y no soy capaz de verlo ni de sentirlo.

Y para variedad nos toca lidiar con “Queen of the prom” que como su nombre indica bebe los vientos a Queen desde la lejanía en un proyecto que se sale de lo común y es apetecible por lo distinto que es pero que no aporta gran cosa al conjunto ni casa con la ejecución que presenta el resto del disco. Quizás la hubiera ubicado como cara B si acaso o al final del disco pero no aquí que “parte” un poco la mezcla.

La ternura me hace abrazar a mi mujer mientras suenan los acordes de “Who´s counting time” en el salón de fondo por los altavoces y mis peques se unen a la emotividad bailando a nuestro lado. Una muy bonita balada para disfrutar con tu pareja y con tus hijos con nel fin de que no pierdas la fé en este mundo insufrible.

Otro tema más con nombre de mujer y llevo unos cuantos esta semana que me he metido a reseñar lo habido y por haber. “Julia” es la culpable de que su nombre se me grabe en la memoria a lo largo de este grandioso tema que no sé cómo no ha salido como single aún ya que es de los más destacables del disco y lleva una aureola de grandeza y buen hacer que no hace más que marcar a mi dedo que lo rebobine y suene una y otra vez en el reproductor. Menuda genialidad.

“To have and to hold” me vuelve a enamorar y hace que con estos últimos temas mi planteamiento de lo que era el disco haya variado algo y pueda obrar en consecuencia a la hora de darle una puntuación coherente a lo que me ha mostrado.

En resumen un disco muy disfrutable y muy bien hecho desde todos los puntos de vista que presenta temas de una envergadura espectacular pero que patina en 3-4 temas lo que destroza un poco esa dinámica tan buena que transcurre por sus venas pero que no debe empañar lo que nos muestra el resto. Me ha gustado bastante más que el primero, no sé si habré madurado o me pillará en una época donde lo disfruto o valoro de otra forma pero aquí sí me ha convencido y estará en mi estantería en breve.

Highly Recommended
Redactor: Manuel García














Image and video hosting by TinyPic

JOHNNY GIOELI “ONE VOICE” FRONTIERS 2018 REVIEW




Frontiers Music s.r.l. 7 December 2018 

Tracklist:
1.- Drive
2.- It
3.- One voice
4.- Mind melt
5.- Running
6.- Deeper
7.- Let me know
8.- Hit me once. Hit ya twice
9.- Preice we pay
10.- Out of here
11.- Oh fathers

Band:
Johnny Gioeli: Vocaals
Eric Gadrix: Guitars
Nik Mazzucconi: Bass
Marco Di Salvia: Drums
Alessandro Del Vecchio: Keyboards

“Good intentions without an appropriate recipient”





El vocalista de Hardline, Crush 40 o Axel Rudi Pell entre otros se lanza al ruedo en solitario por una buena causa que no es otra que destinar parte de las ventas del disco a la ayuda de un joven llamado Joe Barber que necesita ayuda tras un accidente sufrido y que lo mantiene en estado paralítico. Sólo por ello ya tiene mi bendición pero mi labor es analizar el disco desde un punto de vista neutral sin atarme a sentimentalismo alguno.

Particularmente y en mi humilde opinión creo que el bueno de Johnny ha planificado mal este año y es que sacar tantos discos (Axel Rudi Pell, el dúo con Castronovo y este en solitario así que se me vengan a la mente) hace que pierdas ese poder de sorpresa ante el público y que justamente ocurra lo contrario y acabes “quemando” a los que te siguen. Debiera haber dejado pasar unos meses por lo menos y adentrarnos en el nuevo año ya para mantener la llama viva, pero ya os digo que es sólo la opinión de un servidor ya que sus trabajos son de una calidad indiscutible.

Vamos a ver a dónde nos conduce “Drive” que permite abrir la cubierta de este emocionante libro donde Gioeli nos presenta los personajes sobre los que vamos a ir aprendiendo y dibuja un esbozo de lo que nos va a ir mostrando a modo de interpretación con su fantástica voz. Tema hard rockero marca de la casa que destaca vocalmente aunque instrumentalmente es bastante anodino y sin mucha alma cosa que palía el bueno de Johnny pero sin llegar a levantarlo del todo.

Con “It” intenta reconducir la situación con un tema perfecto para lucir todas esas dotes vocales que demuestra en cada proyecto en el que se incrimina y que le han valido que se le mencione como una de las voces más destacadas del panorama actual.

El tema que da título al disco se denomina “One voice” y está a caballo entre una balada y un medio tiempo a lo Bon Jovi actual que no está mal pero que llega a entumecerme ya y me explico. Tres canciones y sigo sin tener ningún atisbo de sorpresa o entusiasmo, sólo tengo plenitud y empacho como si estuviera comiendo una y otra vez lo mismo y no me apeteciera que llegue mañana y seguir igual como pasaba en la película “El día de la marmota”.

Por lo menos tras un descanso encaro “Mind melt” con alguna gana más, deseando que empiece la fiesta y por lo menos mis pies comienzan a ejecutar movimientos involutarios lo cual es buena señal y significa que este tema empieza a transmitirme algo especial. Y eso que no es una evolución abismal respecto a lo escuchado pero tiene esa pequeña energía que hace encender la espita necesaria para atisbar algo más allá de lo normal.

“Running” por lo menos me sigue poniendo las pilas y es de esos temas que te dan un extra de fuerza como una ampolla de jalea real nada más levantarse y que te dan las ganas de no parar de hacer cosas. Es de esos temas que debieran de poner en los trabajos para estimular a la gente en vez de esa música demencial que se suele escuchar que lo único que invita es a ir arrastrando los pies o con ganas de tumbarte en el cuarto del almacén y no levantarte por no decir el colgarse del fluorescente del techo. Muy destacable.

Todo lo contrario sucede con “Deeper” que me produce asfixia en estos momentos. Resulta que me llevas acelerando todo el camino para hacerme bajar a 30 y romperme la media estupenda que estaba haciendo. Esos temas que te dan bajón tras un meteórico subidón.

Menos mal que “Let me know” remedia en parte la situación, volviendo a hacer que remonte el vuelo y levante los pies del suelo mientras improviso pasos de baile inventados pero que mantienen mis músculos en tensión y me hacen descargar la adrenalina que necesito. Otro tema bastante apetecible pero que no acaba de saciarme.

“Hit me once, hit ya twice” es una rareza que se ha inmiscuido en el disco sin que nadie se haya dado cuenta que no casa en absoluto ni presenta pies ni cabeza. Es como la restauración del Ecce Homo por parte de Cecilia, una total aberración por el buen gusto y la perfección o preciosidad artística.

A esa locura de tema le sigue la balada “Price we pay” que por lo menos dota de cordura al disco y aunque siga sin resaltar por lo menos le da un poco de romanticismo y emotividad que ya es bastante.

Por lo menos “Out of here” lo veo como algo más decente y despierta algo más de ganas, si es que me quedan algunas ya a estas alturas, porque se me está haciendo muy largo este cd, tanto que sólo tengo ganas que llegue “Oh fathers” con su lentitud para hacer como Drácula y encerrarme en mi sarcófago para abandonar este mundo y regresar a mi oscurantismo y tinieblas donde soy feliz y vivo con plenitud.

En resumen, no es un mal disco pero se me hace muy repetitivo y llega a “agotarme” mentalmente lo que hace que no lo disfrute como debiera y caiga en un tedio que hace que los temas pasen como los tornillos en una cinta transportadora sin que aparezca una arandela que rompa la rutina. Muy loable el propósito pero es lo único salvable.

Recommended
Redactor: Manuel García


Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 28 de noviembre de 2018

STATE OF SALAZAR “SUPERHERO” FRONTIERS 2018 REVIEW






Frontiers Music s.r.l. 7 December 2018 

Tracklist:

1.- If you wait for me
2.- My heart is at war
3.- Hold on tonight
4.- Masquerade
5.- She´s a loaded gun
6.- Lie to me
7.- Joanne
8.- Someone I know
9.- To the fire
10.- Love will find a way
11.- Superhero

Band:

Marcus Nygren – Lead vocals & backing vocals
Kevin Hosford – Keyboards & lead vocals
Johan Thuresson – Guitars
Johannes Hansson – Bass
Kristian Brun – Drums

GUEST APPEARANCES:
Kristina Talajic – Lead Vocals on Lie To Me
Rasmus Nyvall – Saxophone on Love Will Find A Way


“I reach the moon but I want to go to the stars"



Os informo ya que vengo con malas sensaciones ante los adelantos escuchados pero voy a intentar resetear y ponerme en modo neutral para afrontar esta reseña de un grupo formado en 2010 por 5 estudiantes de la Academia de Música de Malmöe cuyo cantante y compositor, Marcus Nygren, presentó un par de canciones que no casaban en su banda de metal 8-Point Rose. 

En 2012 lanzan su EP "Lost my Way" que consigue destacar sobremanera en la prensa especializada y en el público en general lo que da lugar a que se pongan a trabajar en lo que fue su primer y único larga duración hasta el momento actual, llamado "All The Way". 

Tras el el teclista Stefan Mårtenson abandona la banda y su reemplazo fue un viejo conocido de ellos llamado Kevin Hosford que aportó su granito de arena en el nuevo trabajo como teclista, vocalista y compositor.

Con todo ello estáis preparados como yo a escuchar lo que esperemos sea una continuación al mismo nivel que su anterior obra.

El single elegido para presentar este trabajo es también el elegido como inicio de este disco y se denomina “If you wait for me”. Ya de inicio os comento que en su día no me llamó la atención en absoluto pero como la música se disfruta en función de las sensaciones que tengas cada día he intentado ser consecuente a ello para valorarla en su justa medida y he estado escuchándola en distintos momentos para crearme una opinión acorde a ello. Al final os diré que el tema en sí tiene una instrumentación muy variada y rica pero que claudica en una falta de sensación final lo cual se traduce en que el tema no es tan malo como en su momento dije ni tan bueno como la gente me hacía ver. Se queda a medio camino entre ambos. Le hace falta un estribillo demoledor que agarre nuestro corazón y nos haga perder el sentido por algunos segundos. 

Segundo tema del disco y, de nuevo, segundo single escogido que ya es casualidad. “My heart is at war” entra en ese catálogo de temas que no me llaman la atención en absoluto. Quiero pensar que la rítmica me echa un poco para atrás con efectos que no se adecuan a mis gustos musicales y pecan de hacer quizás no plano el tema pero si muy irregular sin cogerle el tranquillo desde la primera vez.

Llegamos a los temas “nuevos” y no escuchados con anterioridad y el encargado de hacernos la presentación es “Hold on tonight” que sí consigue dilatarme las pupilas con esas estrofas que consiguen atraparme cual araña en su tela, susurrándome dulces melodías que van haciendo que mi mente entre en catársis y se deje llevar a donde ellos quieran. Fantástico Kevin a las teclas y arreglos con un acompañamiento de categoría. Aquí si que me convencen como hicieron en su primer disco.

Si queréis algo similar a una de sus bandas de referencia, Toto (a cuyo especial que hicimos en AORLAND hace pocas fechas aprovecho para invitaros a su escucha en Ivoox) creo que “Masquerade” es vuestro tema con un teclado que lo clava literalmente y unos arreglos que se te van clavando a modo de pequeñas agujas usadas con el fin de proporcionarte una relajación absoluta y hacer que tu única preocupación radique en observar y atender a todo lo que te rodea que es de lo que trata este tema de intentar que una máscara te invisibilice para los demás y así puedas observar y disfrutar de todo sin ser observado.

Algo más “marchoso” llega a nuestras vidas “She´s a loaded gun” que destila ese sonido a películas tipo “Rocky” donde premia el espíritu de sufrimiento con el fin de lograr todo lo que nos propongamos. Es un tema de fácil digestión con unos coros muy buenos y unas buenas “alteraciones” musicales sin salirse del cliché marcado tampoco. Es un tema que sin destacar sobremanera se hace muy llevadero.

Y llegamos al momento emotivo de muchos discos donde la voz femenina contrarresta a la masculina dando esa esencia distinta como cuando añadimos alguna especia a nuestros guisos. “Lie to me” es el resultado donde la entrada de Kristina Talajic le aporta ese contrapunto precioso para obtener una balada con muy buen gusto en la interpretación que igual es usada tanto para alguna película de Disney como para alguna romántica. No soy muy partidario de temas así porque me rompen las dinámicas de los discos pero esta está muy bien hecha y ejecutada.

Como sucede en muchos discos hay que dedicar la canción a alguien conocido y suelen ser mujeres como aquí sucede con “Joanne”. Desde aquí también voy a lanzar una petición para ver si los grupos también incluyen temas de hombres que nos tienen un poco abandonados a pesar de que yo tengo el mío de la mano de Waysted. Es un bonito tema con poco más que destacar y quizás eso es lo malo, que sea más de lo mismo sin aportar un extra que suelen hacer los grupos con ese tipo de canciones. Me falta algo más de emotividad y sentimiento.

Y tres cuartas partes de lo mismo me pasa con “Someone I know” que sin destacar cumple su propósito de sobra siendo un tema resultón donde el teclado sigue siendo la parte protagonista unida a una preciosa y precisa voz a cargo de Marcus que desgarra de su garganta cada nota que expulsa hacia el micrófono y que le da ese toque peculiar. Vuelvo a decir que me falta ese estribillo desgarrador pero no puedo por ello decir que sea malo ni por asomo ya que destilan muchísima calidad.

El inicio de “To the wire” en cambio si despierta mi sistema neuromotor y con un tono al tristemente desaparecido Jamison se va introduciendo por el sistema venoso y recuerda en cientos momentos a Survivor siempre salvando las distancias pero aproximándose de una forma escandalosa a ellos. Muy buen trabajo instrumental y sigo fascinado con Johan y su clase y maestría con las 6 cuerdas. Muy apetecible y que he vuelto a escuchar unas cuantas veces.

Lo que os comentaba hace unos cuantos temas vuelve a suceder, un nuevo corte en forma de balada titulada “Love will find a way” que disminuye mi atención hacia el disco una vez más porque rompe el metraje. De acuerdo que es muy bonita y enamora a la primera escucha teniendo además la introducción de un saxo en el disco pero es que estos temas en una velada romántica son los ideales pero escuchándola en los quehaceres de cada día o como en mi caso con la adrenalina a tope no son los momentos ideales.

Cierran con el tema que da título al disco “Superhero” que es más movidito y por lo menos hace que nos quedemos con ese regustillo agradable en el paladar de lo que nos han querido mostrar a lo largo de este larga duración.

En resumen un disco que había que escuchar para ver si tras su gran primer trabajo la senda había continuado o se había acrecentado y he de deciros que por mi parte me llevo un chasco y os lo explico. El disco en sí es de una factura impecable pero no me acaba de llegar como debería ya que me faltan esos estribillos arrolladores que me hagan clavar las uñas al sofá o me levanten de mi asiento como si hubiera metido los dedos en el enchufe. Aún así si os lo recomiendo que lo escuchéis porque hay detrás muchas horas de composición y esfuerzo que no deben caer en saco roto.

Highly Recommended
Redactor: Manuel García




Image and video hosting by TinyPic

martes, 27 de noviembre de 2018

MAGIC DANCE " NEW EYES" FRONTIERS 2018 REVIEW





Frontiers Music s.r.l. 7 December 2018 

Tracklist:

1.- You´re holding back
2.- Never go back
3.- These four walls
4.- Please wake me
5.- Cut beneath the skin
6.- When nothing´s real
7.- Better things
8.- For a time (The end of my world)
9.- Looking for love
10.- New eyes


Band:

Jonathan Siejka
Kevin Krug
Jack Simchak
Tim Mackey
Mike Peniston
Kevin McAdams 

" 80's back. Keep the flame Alive"


La magia de los teclados se introduce sigilosamente bajo el alfeizar de nuestra ventana y secuestra nuestros sueños tornándolos en una nebulosa de color rosa/morado como la mayoría de las portadas de un grupo desconocido para la mayoría pero que con este disco me da que van a corregir tan craso error y revisar el anterior larga duración y los Ep´s que merecen pero mucho la pena y que, si me permitís, os aconsejo les deis cabida en algún momento de vuestra ajetreada vida.

En mi caso es un grupo al que sigo desde casi sus inicios en 2012 de la mano del cantante y compositor Jon Siejka con su primer Ep titulado “Another world” en 2013 donde sentaba la base que ha continuado a lo largo de sus lanzamientos donde el sintetizador es el alma mater sobre el que giran el resto de instrumentos, haciendo que retornemos a los gloriosos 80´s tanto en el terreno musical como en el cinéfilo con aquellas bandas sonoras que tenemos en nuestra mente aún.

En 2017 fichó ya por la multinacional que le edita este nuevo trabajo donde varía muy poco la dinámica que ya nos había presentado y ello es una gran noticia ya que me temía un viraje demasiado pronunciado que hiciera encallar el barco.

Sin más entramos con “You´re holding back” en el meollo donde el teclado y la guitarra adquieren una extraordinaria secuenciación en el desarrollo global y en los arreglos del tema para perpetuar la esencia que Jonathan pretende que sea la marca de la casa y ese sonido de referencia de la banda. Precioso tema cuyo tránsito nos marca el camino que debe seguir aunque sin ser uno de esos temas que te enganchan y tienes que paladear una y otra vez pero que entretiene.

Cosa bien distinta nos llega de la mano de “Never go back” que se revela como ese aire fresco que llevamos esperando desde primeros de año en algunos discos y nos temíamos que no llegaran nunca a excepción de Creye. Grandioso estribillo donde se le da la energía necesaria para levantarnos de nuestros asientos y ponernos a darnos palmas sin parar. Le vendría de perlas ponerle imágenes de alguna actividad deportiva, por ejemplo, y quedaría que ni pintado como un videoclip de los de época que recordamos con mucha nostalgia en nuestra cada día más maltrecha memoria. Esa frescura y “chisposidad” es lo necesario para afrontar los quehaceres de cada día de nuestra vida.

Nos ponemos algo emotivos con “These four walls” y su aire melancólico a pesar de intentar que no nos desmoronemos y remontemos en otro buen estribillo y un sólo que me encanta por la limpieza en la ejecución, culminado por un final de esos épicos donde el ritmo y la métrica se conjugan para que los fuegos artificiales hagan su presencia y dejen un desenlace apoteósico y atronador en nuestros oídos.

Aún no teníais bastante pues aquí se nos presenta “Please wake me” para darnos una buena patada y levantarnos en contra de nuestra voluntad de nuestro espacio de confort y pellizcarnos con el fin que intentemos no conformarnos con lo que tenemos sino que luchemos por algo más y que mejor que hacerlo con un tema cargado de positivismo con un trabajo de guitarra descomunal una vez más. Fantástica actuación que va a ganarse los aplausos del respetable cuando tengan el placer de poder escucharlo con detenimiento.

“Cut beneath the skin” es la próxima estación que nos encontramos en nuestro recorrido. Es lo que podemos considerar una balada en donde la voz adopta tonos más sosegados que incluso parece hasta “cansada” en el arrastre, a modo de lamento, al final de las frases que llega incluso a quedar como atrapada en el espacio-tiempo hasta desaparecer. 

Inicio atmosférico para “When nothing´s real” donde se escucha ya una presencia coral y juego a dos voces que perfeccionan un tema ya de por sí muy agradable de escuchar y que hemos puesto unas tropecientas veces ya en el coche tras más de 2 meses desde que se hizo público por lo que le hemos extraído todo el jugo pero aún así nos queda ese regustillo en el paladar que hace que nos apetezca ponerlo alguna vez más y poder exprimir hasta la última gota.

¿Recordáis esas películas de los 80 con bailarinas que promovían el espíritu de superación individual y algunas veces el compañerismo y la camaradería?, pues a ello me recuerda “Better things” desde el inicio hasta ese final acelerado que acaba con nuestros pies dando brincos y saltos como hacían en cada una de esas películas y que te hacían salir del cine con ganas de bailar y comerte el mundo. Cuando algún tema te transmite esas sensaciones poco más hay que añadir a algo tan estupendo.

De nuevo cogemos aire con “For a time (the end of my world)” y podemos refrigerarnos con alguna bebida gaseosa que azucare nuestros músculos aportándoles la glucosa que hemos gastado con tanto ejercicio anterior. Medio tiempo próximo a una balada que adereza nuestros tímpanos y los prepara para el arreón final con el que liquidar este larga duración. Quizás se me haga algo largo y repetitivo, creo que debiera tener al menos 1 minuto menos para que adquiriera el temple necesario acorde a la sistemática del disco.

Todo lo contrario ocurre con “Looking for love” que es un temazo como la copa de un pino con multitud de variables desde el inicio con aderezos en el teclado cambiantes y otra clase más de guitarra, siendo un estribillo de consideración y prodigioso que taladra tu cráneo para asentarse cual virus con sus extremidades y no salir de allí a menos que lo hagas con retrovirales muy potentes. Uno de los mejores temas del disco en mi opinión.

Nos vamos con el tema que da título al disco “New eyes” y que tiene ese truculento artilujio de desarrollarse como una balada para sorprenderte a la entrada del estribillo y darte un buen meneo para que no te amuermes. Perfeccionista y que nos hace un modo de resumen de lo que es el disco en su totalidad. La espera ha merecido la pena y me alegro haberme confundido con misprimeros presagios acerca del disco.

En resumen un disco al que tenía muchas ganas y que os va a maravillar en su conjunto pero al que os invito escuchéis con detenimiento y tranquilidad en el salón de vuestra casa en la más absoluta intimidad y con un buen equipo de música para apreciar todo el trabajo instrumental que tiene encima y una vez lo hagáis ya os lo podéis llevar al gimnasio, a vuestro lugar de trabajo o donde queráis para poder exaltaros con sus ritmos marchosos y ochenteros. Yo no lo voy a dejar pasar y espero que vosotros tampoco.


Hightly recommended
Redactor: Manuel García



Image and video hosting by TinyPic

martes, 23 de octubre de 2018

TEN " Illuminati " Frontiers 2018 Review





RELEASE9 November 2018
Genre: Hard Rock

Tracklisting:

Be As You Are Forever
Shield Wall
The Esoteric Ocean
Jericho
Rosetta Stone 
Illuminati
Heaven And The Holier-Than-Thou
Exile
Mephistopheles
Of Battles Lost And Won

Line-Up:

Gary Hughes (Vocals) 
Dann Rosingana (Lead Guitars)
Steve Grocott (Lead Guitars) 
John Halliwell (Rhythm Guitars) 
Darrel Treece-Birch (Keyboards)
Steve McKenna (Bass)
Max Yates (Drums)

Produced by: Gary Hughes
Mixed and mastered by Dennis Ward


Miedo me daba enfrentarme a este nuevo lanzamiento de TEN a la vista del resultado obtenido en sus anteriores entregas.  TEN había entrado en una dinámica de aburrimiento que empezaba a ser preocupante y que poco a poco lastraba a la banda hacia un pozo sin final donde sus fans eran arrastrados sin remedio. Poco crédito le iba quedando a Gary Hughes para enderezar el rumbo de un proyecto muy admirado en el panorama melódico. Parece que al fin la bestia ha despertado y se agarra con fuerza a la vida y quiere recuperar el tiempo perdido y volver a reinar dentro de un estilo que es suyo, un estilo inconfundible y que tantas alegrías le han reportado a lo largo de estos 22 años de carrera. 

La introducción al tema que abre el disco  Be As You Are Forever es premonitorio para cambiar el gesto y la actitud con la que uno se enfrenta a esta lanzamiento. Comienza de manera apoteósica y con unas melodías típicas de TEN lo que nos adentra en un tema largo pero agradable, está claro que es un The Robe o un The Name of the Rose pero bueno, es un gran comienzo. La cosa va a más y mejor con los siguientes dos cortes, Shield Wall y The Esoteric Ocean donde volvemos a reconocer el talento de Gary y nos transporta a los momentos épicos de una banda que nos lo dio todo a finales de los 90 y que parece que a recuperado la frescura que todos le demandábamos desde hace ya años.  Hasta el single Jericho ahora me parece mucho más apetecible tras escucharlo y enmarcarlo dentro del disco.



Quizás añore las baladas increíbles que nos solía regalar esta formación en sus lanzamientos anteriores pero bueno, Rosetta Stone no está nada mal. Se me hace algo larga pero el estribillo es agradable. Gana con las escuchas. 

Ahora entramos en un bucle con Illuminati que para dar título al disco es bastante intrascendente la verdad, totalmente prescindible lo mismo que Heaven And The Holier-Than-Thou donde vuelve a desaparecer la magia obtenida en la primera parte del disco. Quizás por este tipo de composiciones últimamente la banda consigue que los oyentes desconecten de su linea compositiva.  Entiendo que musicalmente son temas impecables y que sus letras son profundamente cuidadas pero la armonía y la melodía cae en picado y entran en una monotonía más que preocupante.

La cosa no mejora del todo con Exile donde las guitarras del comienzo nada bueno hacen presagiar.  Otro tema que no consigue captar mi atención,  plano y sin historia.  Con Mephistopheles nos estrellamos un poco menos pero tampoco consigue levantar nuestro ánimo mal herido tras la expectación creada en la primera mitad del disco. Algo se endereza la cosa con Of Battles Lost And Won , un medio tiempo donde por fin Gary recupera algo de la magia que le había abandonado en sus últimos años.  Muy buen tema para cerrar un disco lleno de luces y sombras.

Un disco que empieza de manera notable recordando los mejores años de una banda que lucha por sobrevivir en un mundo cambiante y donde siguen buscando el camino de regreso al hogar donde un día fueron aclamados y donde se les añora desde hace ya demasiado tiempo.  Un disco que podría ser la viva imagen de Jekyll y  Hyde ya que nos encontramos con la mejor versión de los antiguos TEN y con la monotonía de los últimos discos publicados por la banda.  Así es complicado recuperar el favor de un público que poco va perdiendo la fe en el el señor Hughes y sus composiciones

Recomendado // Recommended
Redactor: Antonio AORLAND




Image and video hosting by TinyPic

martes, 16 de octubre de 2018

CONCIERTO VIXEN EN MADRID, 17/10/18 ( RM Concert Promotions )






Cool Stage, Madrid

C/ Isabel la Católica, 6 ver mapa


HAY SÓLO UNA BANDA DE ROCK DURO FEMENINO DE LOS AÑOS 80 QUE :

Vendieron más de un millón de álbumes.

Tuvieron seis vídeos nº 1 en MTV.

Tuvieron cuatro canciones en los Top 100 de los Billboards.



Vixen es una banda estadounidense de hard rock y glam metal fundada en 1984 en Saint Paul, Minnesota. Debido a su estilo y forma de interpretar en los conciertos en vivo, han sido descritas como las "Bon Jovi femeninas".

Alcanzaron gran fama en el mercado musical a fines de la década de los ochenta, gracias a los álbumes Vixen de 1988 y Rev It Up de 1990.

Obtuvieron disco de oro en su país, al superar las quinientas mil copias vendidas.4 Para promocionar el disco, salieron de gira con los alemanes Scorpions y luego con los estadounidenses Bon Jovi durante los años 1988 y 1989.

A mediados de 1989 retornaron a los estudios para grabar el álbum Rev It Up lanzado en julio de 1990 y que se posicionó en el puesto cincuenta y dos en los Estados Unidos y en el top 20 en la lista UK Albums Chart del Reino Unido. Del trabajo se extrajeron los sencillos «Love is a Killer» y «How Much Love» que obtuvieron muy buenos lugares en las listas musicales estadounidenses y que les permitió salir de gira en apoyo a bandas como Kiss y Deep Purple.

Y ahora en octubre vienen en una única fecha a nuestro país para que disfrutéis de temas com "Edge of a Broken Heart , Love is a Killer o Cryin´, un concierto que no hay que perderse!!!






Image and video hosting by TinyPic

viernes, 12 de octubre de 2018

FIRMO "REHAB " Street Symphonies Records 2018 Review





Release on October 19, 2018 
Genre: Melodic Rock

TRACKLIST 

01. A Place For Judgement Day
02. Heart Of Stone 
03. Shadows And Lights 
04. Maybe Forever 
05. No Prisoners 
06. Didn't Wanna Care 
07. Unbreakable 
08. Don't Dare To Call It Love 
09. Cowboys Once, Cowboys Forever 
10. Rehab 
11. Until Forever Comes 
12. Everything 


FIRMO IS: 

Gianluca Firmo: Lead & Backing Vocals, Keyboards 
Davide "Dave Rox" Barbieri (Raintimes, Room Experience, Wheels Of Fire, Charming Grace): Backing Vocals 
Mattia "Noise Maker" Tedesco (Vasco Rossi, Gianluca Grignani, Candies For Breakfast): Guitars 
Nicola Iazzi (Hardline, Candies For Breakfast): Bass 
Daniele Valseriati (Tragodia): Drums & Percussion 

SPECIAL GUESTS: Paul Laine (The Defiants, Danger Danger): Backing Vocals 
Mario Percudani (Hungryehart, Hardline): Guitars 
Stefano Zeni (Wheels Of Fire, Room Experience): Guitars 
Carlo Poddighe: Guitars 
Pier Mazzini (Danger Zone): Keyboards 
Andrea Cinelli: Piano Alessandro Moro: Sax 


Siempre es agradable recibir noticias de gente tan increíble como es Gianluca. Aún recuerdo el día que tuvimos el placer de conocerle gracias a Mónica ( Zira Rock). Fue una mañana en Alcalá de Henares donde junto a mis colaboradores y amigos Juan Antonio y Manuel estuvimos debatiendo sobre música y sobre diferentes temas. Quien me iba a decir que dos años más tarde iba a tener que reseñar su trabajo en solitario. 

Creo que todos aún tenemos fresco su maravilla colaboración en su proyecto paralelo , Room Experience del que en breve tendremos de nuevo noticias. Por ese motivo es agradable descubrir este nuevo lanzamiento donde explora otro tipo de melodías que en su proyecto anteriormente mencionado. Quizás en este disco ofrece mucha más melodía rebajando el protagonismo de las guitarras y dando mucho mas importancia a los teclados y a su peculiar voz.

Sinceramente el disco comienzo de manera atronadora con cuatro composiciones asombrosas donde se aleja de los sonidos actuales y se centra en un sonido fresco donde las melodías comerciales cobran su protagonismo recordando los mejores tiempos del AOR.  Atentos a cortes tan maravillosos como la balada Shadows And Lights  y las asombrosas Maybe Forever y No Prisoners . Nada tienen que ver con el sonido ofrecido en su single adelanto titulado Rehab y que da título a su lanzamiento.



Me alegra sobremanera que el disco siga otra onda a su single ya que podría dar lugar a equívocos para todo aquel que lo haya escuchado. El disco tiene un aire en ocasiones a los grupos suecos de los años 90 donde los teclados eran parte imprescindible de sus lanzamientos. Gianluca ha sabido mezclar a la perfección temas movidos con preciosos medios tiempos como es el caso de Didn't Wanna Care donde un saxo exquisito acompaña sus dulces melodías.

Lo bueno de estos lanzamientos independientes es que rompen con la monotonía ofrecida por el mercado discográfico donde las fórmulas son repetidas incesantemente. En esta ocasión todo suena fresco, personal y eso se agradece para poder desintoxicarse de todo lo que nos ofrecen últimamente.  Unbreakable  es un ejemplo claro de este sonido diferente en el que la melodía envuelve una composición diferente pero acertada.



Otro de los instrumentos que más predomina en este lanzamiento son las guitarras acústicas. Presentes en casi todos sus temas ofrece otra versión de un artista inmerso en la composición de dulces melodías dentro del AOR pero que en esta ocasión ha acoplado las melodías en otros registros mucho mas cercano a temas tipo Mike Tramp de sus últimos trabajos con matices mucho más AOR. 

La verdad es que me he llevado una muy grata sorpresa al escuchar su disco. Uno espera escuchar algo parecido a Room Experience pero a medida que el disco avanza uno se da cuenta que es un disco intimo de Gianluca, un disco donde las melodías envuelven y atrapan a medida que los temas van sonando. Cuidado, que las baladas enganchan y cuesta desprenderse de ellas. Cowboys Once, Cowboys Forever  es un claro ejemplo donde la sencillez acompañada de unos fabulosos acordes hace que quedes prendado de tanta melodía.

Con Until Forever Comes  os sucederá algo parecido pero ya con una estructura mucho más reconocible de otros proyectos suyos. Una balada con un corte AOR donde también logra atraparnos y lo más importante dibujar una sonrisa en nuestro rostro.  Queda claro que Gianluca tiene mano con los medios tiempos.

La despedida con Everything  es espectacular. Otra balada casi a capela donde el piano y los teclados acompañan a Gianluca en un broche de oro para un disco sublime repleto de melodías y de buenos temas. Un disco donde cada detalle suma para conseguir que el disco crezca y crezca hasta redondear la escucha. Son de esas baladas donde incluyen las guitarras al final del estribillo para despedir a lo grande una gran composición

Un disco que no debería de pasar desapercibido para todos los seguidores de este gran compositor. Es un buen momento para descubrir todo su talento en un disco que agradará a todo buen seguidor de las melodías a las que nos tiene acostumbrados en sus proyectos anteriores.

Muy Recomendado // Highly recommended

Redactor: Antonio AORLAND





Image and video hosting by TinyPic