martes, 23 de octubre de 2018

TEN " Illuminati " Frontiers 2018 Review





RELEASE9 November 2018
Genre: Hard Rock

Tracklisting:

Be As You Are Forever
Shield Wall
The Esoteric Ocean
Jericho
Rosetta Stone 
Illuminati
Heaven And The Holier-Than-Thou
Exile
Mephistopheles
Of Battles Lost And Won

Line-Up:

Gary Hughes (Vocals) 
Dann Rosingana (Lead Guitars)
Steve Grocott (Lead Guitars) 
John Halliwell (Rhythm Guitars) 
Darrel Treece-Birch (Keyboards)
Steve McKenna (Bass)
Max Yates (Drums)

Produced by: Gary Hughes
Mixed and mastered by Dennis Ward


Miedo me daba enfrentarme a este nuevo lanzamiento de TEN a la vista del resultado obtenido en sus anteriores entregas.  TEN había entrado en una dinámica de aburrimiento que empezaba a ser preocupante y que poco a poco lastraba a la banda hacia un pozo sin final donde sus fans eran arrastrados sin remedio. Poco crédito le iba quedando a Gary Hughes para enderezar el rumbo de un proyecto muy admirado en el panorama melódico. Parece que al fin la bestia ha despertado y se agarra con fuerza a la vida y quiere recuperar el tiempo perdido y volver a reinar dentro de un estilo que es suyo, un estilo inconfundible y que tantas alegrías le han reportado a lo largo de estos 22 años de carrera. 

La introducción al tema que abre el disco  Be As You Are Forever es premonitorio para cambiar el gesto y la actitud con la que uno se enfrenta a esta lanzamiento. Comienza de manera apoteósica y con unas melodías típicas de TEN lo que nos adentra en un tema largo pero agradable, está claro que es un The Robe o un The Name of the Rose pero bueno, es un gran comienzo. La cosa va a más y mejor con los siguientes dos cortes, Shield Wall y The Esoteric Ocean donde volvemos a reconocer el talento de Gary y nos transporta a los momentos épicos de una banda que nos lo dio todo a finales de los 90 y que parece que a recuperado la frescura que todos le demandábamos desde hace ya años.  Hasta el single Jericho ahora me parece mucho más apetecible tras escucharlo y enmarcarlo dentro del disco.



Quizás añore las baladas increíbles que nos solía regalar esta formación en sus lanzamientos anteriores pero bueno, Rosetta Stone no está nada mal. Se me hace algo larga pero el estribillo es agradable. Gana con las escuchas. 

Ahora entramos en un bucle con Illuminati que para dar título al disco es bastante intrascendente la verdad, totalmente prescindible lo mismo que Heaven And The Holier-Than-Thou donde vuelve a desaparecer la magia obtenida en la primera parte del disco. Quizás por este tipo de composiciones últimamente la banda consigue que los oyentes desconecten de su linea compositiva.  Entiendo que musicalmente son temas impecables y que sus letras son profundamente cuidadas pero la armonía y la melodía cae en picado y entran en una monotonía más que preocupante.

La cosa no mejora del todo con Exile donde las guitarras del comienzo nada bueno hacen presagiar.  Otro tema que no consigue captar mi atención,  plano y sin historia.  Con Mephistopheles nos estrellamos un poco menos pero tampoco consigue levantar nuestro ánimo mal herido tras la expectación creada en la primera mitad del disco. Algo se endereza la cosa con Of Battles Lost And Won , un medio tiempo donde por fin Gary recupera algo de la magia que le había abandonado en sus últimos años.  Muy buen tema para cerrar un disco lleno de luces y sombras.

Un disco que empieza de manera notable recordando los mejores años de una banda que lucha por sobrevivir en un mundo cambiante y donde siguen buscando el camino de regreso al hogar donde un día fueron aclamados y donde se les añora desde hace ya demasiado tiempo.  Un disco que podría ser la viva imagen de Jekyll y  Hyde ya que nos encontramos con la mejor versión de los antiguos TEN y con la monotonía de los últimos discos publicados por la banda.  Así es complicado recuperar el favor de un público que poco va perdiendo la fe en el el señor Hughes y sus composiciones

Recomendado // Recommended
Redactor: Antonio AORLAND




Image and video hosting by TinyPic

martes, 16 de octubre de 2018

CONCIERTO VIXEN EN MADRID, 17/10/18 ( RM Concert Promotions )






Cool Stage, Madrid

C/ Isabel la Católica, 6 ver mapa


HAY SÓLO UNA BANDA DE ROCK DURO FEMENINO DE LOS AÑOS 80 QUE :

Vendieron más de un millón de álbumes.

Tuvieron seis vídeos nº 1 en MTV.

Tuvieron cuatro canciones en los Top 100 de los Billboards.



Vixen es una banda estadounidense de hard rock y glam metal fundada en 1984 en Saint Paul, Minnesota. Debido a su estilo y forma de interpretar en los conciertos en vivo, han sido descritas como las "Bon Jovi femeninas".

Alcanzaron gran fama en el mercado musical a fines de la década de los ochenta, gracias a los álbumes Vixen de 1988 y Rev It Up de 1990.

Obtuvieron disco de oro en su país, al superar las quinientas mil copias vendidas.4 Para promocionar el disco, salieron de gira con los alemanes Scorpions y luego con los estadounidenses Bon Jovi durante los años 1988 y 1989.

A mediados de 1989 retornaron a los estudios para grabar el álbum Rev It Up lanzado en julio de 1990 y que se posicionó en el puesto cincuenta y dos en los Estados Unidos y en el top 20 en la lista UK Albums Chart del Reino Unido. Del trabajo se extrajeron los sencillos «Love is a Killer» y «How Much Love» que obtuvieron muy buenos lugares en las listas musicales estadounidenses y que les permitió salir de gira en apoyo a bandas como Kiss y Deep Purple.

Y ahora en octubre vienen en una única fecha a nuestro país para que disfrutéis de temas com "Edge of a Broken Heart , Love is a Killer o Cryin´, un concierto que no hay que perderse!!!






Image and video hosting by TinyPic

viernes, 12 de octubre de 2018

FIRMO "REHAB " Street Symphonies Records 2018 Review





Release on October 19, 2018 
Genre: Melodic Rock

TRACKLIST 

01. A Place For Judgement Day
02. Heart Of Stone 
03. Shadows And Lights 
04. Maybe Forever 
05. No Prisoners 
06. Didn't Wanna Care 
07. Unbreakable 
08. Don't Dare To Call It Love 
09. Cowboys Once, Cowboys Forever 
10. Rehab 
11. Until Forever Comes 
12. Everything 


FIRMO IS: 

Gianluca Firmo: Lead & Backing Vocals, Keyboards 
Davide "Dave Rox" Barbieri (Raintimes, Room Experience, Wheels Of Fire, Charming Grace): Backing Vocals 
Mattia "Noise Maker" Tedesco (Vasco Rossi, Gianluca Grignani, Candies For Breakfast): Guitars 
Nicola Iazzi (Hardline, Candies For Breakfast): Bass 
Daniele Valseriati (Tragodia): Drums & Percussion 

SPECIAL GUESTS: Paul Laine (The Defiants, Danger Danger): Backing Vocals 
Mario Percudani (Hungryehart, Hardline): Guitars 
Stefano Zeni (Wheels Of Fire, Room Experience): Guitars 
Carlo Poddighe: Guitars 
Pier Mazzini (Danger Zone): Keyboards 
Andrea Cinelli: Piano Alessandro Moro: Sax 


Siempre es agradable recibir noticias de gente tan increíble como es Gianluca. Aún recuerdo el día que tuvimos el placer de conocerle gracias a Mónica ( Zira Rock). Fue una mañana en Alcalá de Henares donde junto a mis colaboradores y amigos Juan Antonio y Manuel estuvimos debatiendo sobre música y sobre diferentes temas. Quien me iba a decir que dos años más tarde iba a tener que reseñar su trabajo en solitario. 

Creo que todos aún tenemos fresco su maravilla colaboración en su proyecto paralelo , Room Experience del que en breve tendremos de nuevo noticias. Por ese motivo es agradable descubrir este nuevo lanzamiento donde explora otro tipo de melodías que en su proyecto anteriormente mencionado. Quizás en este disco ofrece mucha más melodía rebajando el protagonismo de las guitarras y dando mucho mas importancia a los teclados y a su peculiar voz.

Sinceramente el disco comienzo de manera atronadora con cuatro composiciones asombrosas donde se aleja de los sonidos actuales y se centra en un sonido fresco donde las melodías comerciales cobran su protagonismo recordando los mejores tiempos del AOR.  Atentos a cortes tan maravillosos como la balada Shadows And Lights  y las asombrosas Maybe Forever y No Prisoners . Nada tienen que ver con el sonido ofrecido en su single adelanto titulado Rehab y que da título a su lanzamiento.



Me alegra sobremanera que el disco siga otra onda a su single ya que podría dar lugar a equívocos para todo aquel que lo haya escuchado. El disco tiene un aire en ocasiones a los grupos suecos de los años 90 donde los teclados eran parte imprescindible de sus lanzamientos. Gianluca ha sabido mezclar a la perfección temas movidos con preciosos medios tiempos como es el caso de Didn't Wanna Care donde un saxo exquisito acompaña sus dulces melodías.

Lo bueno de estos lanzamientos independientes es que rompen con la monotonía ofrecida por el mercado discográfico donde las fórmulas son repetidas incesantemente. En esta ocasión todo suena fresco, personal y eso se agradece para poder desintoxicarse de todo lo que nos ofrecen últimamente.  Unbreakable  es un ejemplo claro de este sonido diferente en el que la melodía envuelve una composición diferente pero acertada.



Otro de los instrumentos que más predomina en este lanzamiento son las guitarras acústicas. Presentes en casi todos sus temas ofrece otra versión de un artista inmerso en la composición de dulces melodías dentro del AOR pero que en esta ocasión ha acoplado las melodías en otros registros mucho mas cercano a temas tipo Mike Tramp de sus últimos trabajos con matices mucho más AOR. 

La verdad es que me he llevado una muy grata sorpresa al escuchar su disco. Uno espera escuchar algo parecido a Room Experience pero a medida que el disco avanza uno se da cuenta que es un disco intimo de Gianluca, un disco donde las melodías envuelven y atrapan a medida que los temas van sonando. Cuidado, que las baladas enganchan y cuesta desprenderse de ellas. Cowboys Once, Cowboys Forever  es un claro ejemplo donde la sencillez acompañada de unos fabulosos acordes hace que quedes prendado de tanta melodía.

Con Until Forever Comes  os sucederá algo parecido pero ya con una estructura mucho más reconocible de otros proyectos suyos. Una balada con un corte AOR donde también logra atraparnos y lo más importante dibujar una sonrisa en nuestro rostro.  Queda claro que Gianluca tiene mano con los medios tiempos.

La despedida con Everything  es espectacular. Otra balada casi a capela donde el piano y los teclados acompañan a Gianluca en un broche de oro para un disco sublime repleto de melodías y de buenos temas. Un disco donde cada detalle suma para conseguir que el disco crezca y crezca hasta redondear la escucha. Son de esas baladas donde incluyen las guitarras al final del estribillo para despedir a lo grande una gran composición

Un disco que no debería de pasar desapercibido para todos los seguidores de este gran compositor. Es un buen momento para descubrir todo su talento en un disco que agradará a todo buen seguidor de las melodías a las que nos tiene acostumbrados en sus proyectos anteriores.

Muy Recomendado // Highly recommended

Redactor: Antonio AORLAND





Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 10 de octubre de 2018

CARE OF NIGHT “LOVE EQUALS WAR” AOR HEAVEN 2018 REVIEW



AOR Heaven
Release date: 23 November 2018 

Tracklist:

1.- Love equals war
2.- Your perfection
3.- She leads on you
4.- All I got
5.- Hit
6.- Ivory tower
7.- Cold as my heart
8.- Please don´t leave
9.- We will find a way
10.- At last

Band:
Calle Schönberg – Vocals
Kristofer von Wachenfeldt – Keyboards, Vocals
Viktor Öström Berg - Guitars and Basses
Linus Svensson – Drums 


“It´s magical, it´s fantastic, it´s a breath of fresh air”


En un período convulso donde la mayor parte de la gente despotricamos ante unos lanzamientos melódicos que no hacen más que no aportar nada y volver a ofrecernos lo que ya tenemos bastante manido, es de agradecer el regreso de esta banda llamada Care of Night formada allá por el 2009 y que varios años después, en el 2013 concretamente, publicaron un Ep de 4 canciones (en digital venían otros 2 temas más si no recuerdo mal) que llamaron mi atención y me pusieron sobre su pista llegando a pedirles dicho Ep que conservo en casa firmado por sus componentes. 

Creo que tras las numerosas críticas positivas la banda se planteó adentrarse en la grabación de un Lp en condiciones y para ello firmó por Aor Heaven y en 2015 editó “Connected” que escaló hasta los primeros puestos de las listas que se realizan a final de año valorando los mejores discos. Pero he aquí que tras el éxito llegó una cortina de humo que supuso que la banda desapareciera del mapa tras diversos asuntos personales y la salida de miembros del grupo. Es por ello que me sorprende el nuevo lanzamiento el cual se venía anunciando pero no las tenía todas conmigo que así sucediese aunque me alegro que haya podido realizarse y lo tenga entre mis manos para comentároslo.

La apertura refleja esa portada tan romántica y estelar (marca de la casa) que nos eleva hasta esa dimensión cósmica donde debemos de tener el placer de escuchar este disco. “Love equals war” nos deja entrever que hay un más allá donde la magia hace su aparición y nos proyecta a un espacio interior donde las sensaciones toman especial relevancia y guían nuestro destino hacia un fin donde el hacer el bien y vivir para los demás es nuestra razón de ser y nuestra meta. Preciosa instrumentación, pomposa quizás pero adecuada al 100% para lo que la canción necesita, con un estribillo machacón que se graba a las primeras de cambio y no conseguimos sacarlo de allí durante tiempo. Fenomenal inicio que va a marcar el devenir del album.

Es curioso el poder de la mente y como con ciertos acordes te hace recordar otros temas que hace mucho no escuchas y así me pasa con “Your perfection” cuyos primeros acordes me llevan a la época grandiosa de TNT y su archiconocido y afamado “Intuition”. Tras ese inicio es cuando Calle desata su potencial y entonación particular con unos tonos que van in crescendo y se alojan en las proximidades al cielo de lo que los eleva. Es un tema marca de la casa que sigue la estela del anterior aunque profundizando en una instrumentación mucho más agudizada y con más presencia a lo largo del disco como observaréis cuando lo tengáis en vuestro regazo.

Otro comienzo devastador con “She leads on you” que me atrapa cual telaraña tejida con precisión por una viuda negra que va adormilando mis extremidades y meciéndome en un sueño embriagador del que no quiero salir. Y es que esos coros son algo tan precioso y tierno que no pueden ser de este mundo, no hago más que apretar los auriculares para buscar algo que no case o que se me haya pasado pero no lo puedo encontrar y al final me dejo llevar con el placer del disfrute absoluto.

Otro momento emotivo llega de la mano de la balada “All I got” que es puro sentimiento y deja ver al desnudo de lo que son capaces, nada de artificios ni de capas de sintetizadores ni arreglos. Muchas veces la música “sencilla” y transparente es capaz de transmitir mucho más que cuando se intenta camuflar y sepultar bajo numerosos arreglos. Cuando se erice vuestro vello os daréis cuenta lo que es vivir por y para los demás y ellos son capaces de demostrártelo con perlas como esta.

Aunque si hay que remangarse y echarse a la carretera con ganas también son capaces como hacen con “Hit” que tiene la fuerza que el anterior tema no precisaba. Es un tema demasiado directo que para los conciertos estará muy bien pero que aquí peca un poco de querer ser tan rotundo que es como cuando das gas al motor de tu auto y este entra de un modo abrupto inyectando gasolina por doquier y de alguna forma aportando la energía que necesita en ese momento sin escalonarla de modo que sufra menos. Un tema que me deja un poquillo frío.


La magia y su verdadera esencia se ven reconducidas con “Ivory tower” la cual vuelve a mostrarnos todas las credenciales que caracterizan al grupo y nos vuelve a llevar a la senda de las que nos habíamos apartado hace un momento. De nuevo el maravilloso y espectacular teclado penetra por nuestros poros y como una esencia floral va adhiriéndose a nuestra dermis dejando una frescura inusitada que nos acompaña a lo largo del día, agradando a quienes nos rodean y creando un efecto de positividad sobre todos.





El mar entró en calma y nos dejó ver un atardecer de ensueño mientras nuestro cuerpo yacía placenteramente sobre una toalla aterciopelada. Sé que es algo idílico pero que hemos vivido varias veces pero siempre necesitamos un elemento que nos ayude a verlo con más colorido y atención y ello lo hace con el aporte de saxo que lleva “Cold as my heart”. Todo un diamante pasado por el tamiz del buen gusto y el buen hacer para dejarnos esta joyita que dará que hablar y que será uno de los grandes temas que destaquen dentro de este disco.

Como ya he comentado muchos fragmentos me recuerdan a otros grupos y en esta ocasión toca el turno de sus compatriotas Europe con unos teclados que causaban furor en su día (hoy también lo hacen pero en menor medida y quedan reducidos para un selecto grupo) y que inician “Please don´t leave me” para en un momento dado ocultarse y volver a tener su momento presencial en el estribillo como esos niños jugando al escondite que asoman la cabeza de cuando en cuando para ver donde está el compañero. Otro tema destacable pero que necesita de varias escuchas para ver su potencial.

Y que decir de “We will find a way”. Me deja ese regusto a cuando vuelves a ver a un antiguo amor de la infancia y las hormonas se te disparan de tal modo que en tus ojos se dibujan corazones como sucede en los dibujos animados y vuelves a enamorarte y caer de rodillas, rindiéndote a sus ojos y cuerpo y dejando que haga contigo lo que desee. Siento decirlo pero el “camino” que debiera encontrar me lo habéis mostrado desde el primer tema y os aseguro que me alegro de haberlo hecho porque es grandioso y destacable. Si os gustan los primeros H.E.A.T. no os perdáis este tema porque es igual de bueno.

Y como toda buena historia “At last” tiene que suceder lo inevitable y es que todo llega a su fin y ellos lo hacen como mejor saben con un tema en donde los coros dan réplica a Calle y le hacen ver que tienen tanto protagonismo como él, dando a entender que la unión hace fuerza y permite que todo se una y compacte. Os invito a que pareciendo un tema bastante “simple” le busquéis las vueltas que tiene y lo verdaderamente bonito que es. Compra indiscutible con los ojos cerrados y como sea como el primero con un tema tan grandioso como bonus, en edición japonesa.

En resumen, no es que esperara con ansia el disco porque como os he comentado les había perdido la pista pero estos discos inesperados suelen ser los que más te transmiten ya que no te creas ningún tipo de expectativa y ello hace que pueda paladearlo con más gusto y placer. Por ello sí diré que es un disco que os va a enamorar desde el primer momento y que ocupará una posición destacada a final de año entre los mejores por méritos propios.

Jewel
Redactor: Manuel García. 





Image and video hosting by TinyPic

martes, 9 de octubre de 2018

STEVE PERRY - Traces [Deluxe Edition ] Fantasy Records 2018 Review





Release date : 5 de octubre de 2018
Discográfica: Fantasy Records
Género: Rock
Productor: Steve Perry

Track list


01 - No Erasin'
02 - We're Still Here
03 - Most Of All
04 - No More Cryin'
05 - In The Rain
06 - Sun Shines Gray
07 - You Belong To Me
08 - Easy To Love
09 - I Need You
10 - We Fly

BONUS TRACKS:
11 - October In New York
12 - Angel Eyes
13 - Call On Me
14 - Could We Be Somethin' Again
15 - Blue Jays Fly

Musicians

Steve Perry – lead and backing vocals
Thom Flowers, Casey Hooper – guitar
Nathan East, Pino Palladino, Devin Hoffman – bass
Vinnie Colaiuta, Steve Ferrone, Julian Rodriguez – drums
Tommy King - piano, keyboards, organ
Roger Joseph Manning, Jr. – keyboards
Jeff Babko – keyboards, synths
Dallas Kruse – keys on "No More Cryin'
David Campbell – strings on "We’re Still Here"
John 5 – guitar on "Sun Shines Gray"
Josh Freese – drums on "No Erasin'" and "Sun Shines Gray"



Tras casi 20 años, la voz de Journey vuelve a la palestra con nuevo disco bajo el brazo que ha levantado mucha expectación entre todos sus fans. Algunos esperaban un sonido cercano a Journey o sus lanzamientos en solitario pero nada tiene que ver con lo publicado anteriormente. Quizás el single adelanto No Erasin' ayudó a alimentar esa esperanza entre todos sus fans.  De todas formas, que un voz tan portentosa como la de Steve vuelva a brillar en estudio de por si es una gran noticia para todo el mundo, seguidores o detractores. Si bien es cierto que se están vertiendo muchas críticas hacia su nuevo trabajo que nadie olvide que para nada debe demostrar nada este señor, Steve no nos debe nada y la gloria ya la tiene merecida desde hace mucho tiempo.

Hay historias que conmueven y por supuesto que la historia de este disco debería llegarnos a lo más profundo de nuestros corazones.  Es un disco lleno de sentimientos, de recuerdos y de momentos increíbles.  We're Still Here es un canto a la esperanza que si uno conoce la historia de este disco debería removerle las entrañas. Uno encuentra el amor y el destino te lo arrebata de la manera más cruel a los pocos meses.  Uno se lanza al abismo y en ocasiones es recompensado con un tiempo de felicidad que no siempre es el suficiente.  Pocos meses bastaron para devolver a Perry a los estudios de grabación.  Una promesa hecha en el lecho de muerte de su pareja bastó para iluminar su voz hacia unas composiciones profundas y alejadas de todo tipo de presiones.



Y así surge Traces, un recorrido por las emociones experimentadas en los últimos años desde el silencio, desde lo más profundo de su ser y desde el dolor más intenso por perder lo amado. Muchos tacharán el disco de POP, de aburrido. Citaré las palabras de mi compañero de radio Juan Antonio Sanchez, ¿ Desde cuándo un disco de repleto de baladas es malo? .  Es así, es la realidad. El disco está repleto de medios tiempos y baladas pero son grandes baladas y medios tiempos lo que convierte este disco en algo sencillamente sublime.

Es un disco fácilmente abordable, primero por ser quien es el vocalista y por otro lado por la magia que lo envuelve. Había ganas de Perry y quizás por ese motivo este disco sea finalmente aceptado por todos sus seguidores. Está claro que enfrentarse con Traces esperando a Journey es un grave error que provocará que algunos seguidores se pierdan una obra de arte debido a sus prejuicios.  Uno debe enfrentarse a Traces sin ningún tipo de miedo y abriendo bien los oídos para poder disfrutar de un disco con poco ritmo pero lleno de recursos vocales y con un sonido sencillamente sublime.
No soy seguidor de Perry, nunca he sido seguidor de Journey tampoco.  Les conocí tarde y no captaron mi atención salvo con algunos temas clásicos por supuesto que todo el mundo conoce pero quizás por esa misma razón comencé a escuchar este disco desde otra perspectiva lo que ha conseguido que disfrute de su conjunto de manera más sencilla.

Claro que he dicho que me parece aburrido, pero no falto de calidad. Cuesta terminar su escucha sin hacer una pausa ya que tantas baladas terminan quizás cansando algo al oyente. Pero lo que ha conseguido es que, en cada tema, aprecie detalles, giros, momentos mágicos y aun teniendo que pausar su escucha de vez en cuando, al finalizar la escucha te dibuja un sonrisa en la cara.
Temas como In the Rain o la increíble  Easy To Love (para mi gusto de las mejores del disco) son razones más que suficientes para volver a escuchar este nuevo trabajo del señor Perry.  Dentro del ciclo de baladas el disco nos sorprende con You Belong To Me, donde las guitarras y el ritmo de la canción sacan de la monotonía al oyente por momentos ofreciendo un tema moderno pero con regusto al Perry más clásico.

Ahora cada uno de nosotros debe tomar la decisión de comprar o no este disco.  Todos hemos tenido la oportunidad de escucharlo en las plataformas digitales y así poder hacernos una idea de a que nos enfrentamos.  Como es natural, gustará a algunos y será odiado por otros. Pero lo que nadie podrá decir es que es un disco falto de calidad y sentimiento.  Os recomiendo adquirir la edición con los temas extras  que ofrecen.  Destaca, October In New York, una canción dedicada expresamente a esa persona a la que todos debemos agradecer que Steve Perry haya vuelto a grabar un disco.  La piel de gallina.


Highly Recommended

Antonio AORLAND



Image and video hosting by TinyPic

jueves, 4 de octubre de 2018

Original Demos (Feat. Warren Wiebe ) Contante&Sonante 2018 Review




Release Date: October 2018
Genre: Westcoast / Pop
Label: Contante & Sonante

Tracklist

1. The Colour Of My Love /David Foster
2. Live Each Day / David Foster
3. Never Take That Chance Again / Burt Bacharack & Tonio K.
4. Love Made Me Wait / Burt Bacharack & Tonio K.
5. A Little Thing Called Life / Steve Dorff
6. The Echo Of Your Whisper / Steve Dorff
7. You're Welcome In My Life / Tom Snow
8. Spend A Little Time With You / Tom Snow
9. 17 Years / Gardner & Fuller
10. Nothing That I Wouldn't Do / Gardner & Fuller
11. The Day I First Saw You / Guy Thomas
12. Lorelei * / Guy Thomas
13. Don't Tell My Heart / Tim Feehan
14. Make A Wish / Tim Feehan


Warren Wiebe (All Vocals)


Conmemorando el Vigésimo aniversario del fallecimiento del cantante Warren Wiebe, el sello Contante y Sonante publicara el próximo 25 de Octubre una edición especial limitada de 1000 copias coincidiendo con la fecha en la que nos dejaba tan prematuramente este artista de voz tan pura y cristalina.

Catorce temas que repasan algunas de las muchas colaboraciones y que además ocho de ellas en total exclusiva y que demuestran la impronta tan importante que dejo Warren a lo largo de su pequeña pero dilatada carrera, esa impronta viene reflejada por la admiración que sentían cada uno de los artistas que tuvieron la suerte de trabajar con él y la gran huella que les dejo, ya sea por su carácter afable como por su calidad humana.

  

Entre los artistas que nos encontraremos tenemos grandes productores y compositores como David Foster, Tom Snow, Steven Dorff, y artistas de la talla de Tim Feehan.

El afamado productor David Foster le descubrió a principio de los años 80 en Los Ángeles y le introduciría en la elite de las grandes estrellas, esa elite de estrellas en las que encontramos nombres tan ilustres como Quincy Jones, Burt Bacharach, Celine Dion, de los cuales quisieron formar parte de su legado musical.

La voz de Warren siempre ha estado presente en cada publicación del sello Contante y sonante desde su nacimiento en el año 2004 de la mano de su director Gabriel Raya, del cual podeís leer una bonita dedicatoria, esa admiración ha quedado plasmada en cada publicación y que en gran medida viene recompensada con este maravilloso recopilatorio que resume a grandes rasgos la magia que impregnaba en cada una de sus canciones, elegancia y clase en cada nota que salia de su voz, esa voz pausada que derrochaba sensibilidad y emoción, esa sensibilidad que en buena parte formo y forjo parte de su vida y de su personalidad, cabe escuchar “The colour of my love”, una de las ocho canciones ineditas que aparecen, compuesta por David Foster y que también formo parte del repertorio de la Canadiense Celine Dion en uno de sus discos con mas éxito de la artista, donde la interpretación de Warren es tan hermosa, si tuviera que quedarme con una canción, “A Little Thing Called Life” de Steve Dorff, se enmarca dentro de mis canciones de cabecera de la discografia de Warren por ese sentimiento que transmite a flor de piel.

Otra de la grandes sorpresas que podemos encontrar dentro de esta demos la tenemos en dos composiciones del musicoTim Feehan que haran la delicia a muchos seguidores del genero AOR, la voz de Warren era tan versatil que le podemos escuchar en registros rockeros y mas sofisticados como el Soul o el jazz. 



Como detalle que también encontraremos dentro del bonito libreto, además del bonito diseño de portada, es la referencia a modo de pequeña reseña en cada una de las canciones que componen dicho álbum.

Catorce canciones que nos acerca un poco mas a una de las grandes voces de la música americana como era el inolvidable Warren Wiebe.

HIGHLY RECOMMEND
Redactor: Juan Antonio Sanchez




Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 3 de octubre de 2018

BLACK TIGER " BLACK TIGER" FREEMOOD 2018 REVIEW




RELEASE DATE: 12/10/2018
CATALOGUE: FMP18C005
GENRE: Hard Rock / AOR
FORMAT: CD / Digital Download
LABEL: FreeMood

TRACKLIST:

01 DON'T LEAVE ME
02 LIFE IS A GAME
03 SOLITARY MAN
04 SHE'S A LIAR
05 AGAINST THE GRAIN
06 REASON TO LIVE
07 WHO IS TO BLAME
08 SILENT CRY
09 NEVER TOO LATE
10 OPEN YOUR EYES

LINE UP:

Jan Trbusek: lead vocals
Jiri Doelzel: guitars, keyboards
Lubos Ferbas: bass
Petr Konecny: drums

GUESTS:
Mario Percudani: guitars, backing vocals, strings
arrangement
Dan Reed: backing vocals
Josh Zighetti: backing vocals
Giulio Garghentini: backing vocals
Alessandro Moro: saxophone
Edoardo Giovanelli: strings arrangement

NOTE:

Produced by Mario Percudani
Recorded at Tanzan Music Studio
Mixed and mastered by Mario Percudani and Daniele
Mandelli
Publishing: Tanzan Music Ed. Musicali s.r.l. (SUISA 
Switzerland) 

Small companies never cease to amaze us. David beats Goliath.



Vaya sorpresa mas agradable me he llevado al escuchar a esta formación afincada en la República Checa. A veces las pequeñas compañías ofrecen grandes lanzamientos y viendo además las colaboraciones que este disco posee uno puede imaginarse que no va a ser un lanzamiento de nivel menor. En el disco encontramos a un viejo conocido de la casa Frontiers como es Mario Percuani, actual guitarrista de Hardline quien produce el disco junto a Dan Reed quien colabora con los coros del mismo.

Uno cuando comienza a escuchar el disco con el tema DON'T LEAVE ME queda atrapado en una espiral de melodías y calidad que hacen presagiar algo verdaderamente grande.El trato que se da en la producción a cada tema es sencillamente sublime. Sonidos ochenteros y unas guitarras cristalinas acompañan cada tema. 





Curioso que uno encuentre este increíble remanso de paz en un lanzamiento que mucho me temo pasará desapercibido debido a la continua sobre explotación de otras compañías. Esto claro, puede ser evitado por todos nosotros dando visibilidad a este trabajo que merece la pena descubrir y sobre todo disfrutar.  Os diré que no suena a nada de lo publicado en lo que llevamos de año y que por fin tenemos entre manos un sonido fresco y diferente al AOR y Melodic Rock que habitualmente consumimos. 

Encontrar momentos tan mágicos como los que ofrecen SOLITARY MAN no suele ser muy comunes en lanzamientos de segunda linea pero queda claro que estos chicos tienen calidad y las ideas claras sobre lo que es un gran tema de Melodic Rock. Además tiene más mérito contando con un vocalista que sin ser un portento cumple en cada nota.   Jan Trbusek posee una voz peculiar y melódica, nada estridente y que transmite paz y sosiego. A veces la sencillez gana a la técnica vocal. 

Uno se alegra de escuchar un disco donde las melodías predominan desde el comienzo y donde en cada tema encuentras lo que andas buscando. Temas como REASON TO LIVE son un claro ejemplo de sencillez con un estribillo que no pasa desapercibido. 


Aunque ciertamente, cuando uno llega a escuchar el increíble corte titulado WHO IS TO BLAME descubre la verdadera dimensión de este nuevo lanzamiento.  Darle una escucha y decirme si no es una joya . Gracias a este tema me han cautivado.

Ciertamente no esperéis escuchar composiciones de los grandes lanzamientos a los que estamos acostumbrados en los últimos años. Black Tiger ofrecen un poco de aire fresco a una escena musical excesivamente cargada de elementos pocos naturales. Quizás por eso han captado mi atención y me han gustado.  Quizás, han conseguido que me aleje de la rutina a la que otras grandes compañías no tienen acostumbrado y eso es de agradecer.

Os recomiendo este disco para desintoxicaros de los lanzamientos habituales a los que nos tienen acostumbrados otras compañías y sobre todo para daros cuenta de que en otros países empiezan a emerger grupos con mucha calidad y con las ideas claras.  Es el momento de apoyarles y descubrir nuevos horizontes dentro del AOR / Melodic  Rock

Recomendado // Recommended
Redactor: Antonio AORLAND 


Image and video hosting by TinyPic

martes, 25 de septiembre de 2018

White Widdow "Victory" AORHEAVEN 2018 Review




Out: 19.10.2018
Cat.-No.: AOR Heaven 00175 
Barcode: 4046661594829

Track list
1. Victory
2. Fight For Love
3. Second Hand Heart
4. Late Night Liason
5. Danced In The Moonlight
6. Love And Hate
7. Reach Up
8. Anything
9. America
10. Run And Hide


White Widdow;

Lead Vocals - Jules Millis
Keyboards & Vocals - Xavier Millis
Guitars - Enzo Almanzi
Bass - Ben Webster
Drums - Gavin Hill

https://www.facebook.com/whitewiddowaor/



Ya tenemos en nuestro poder el quinto  disco de estos australianos  amantes del AOR/ Melodic Rock ochentero. Desde sus comienzos han marcado claramente su estilo musical siempre con calidad y con muy buenos lanzamientos alcanzando quizás la cima con su disco Serenade y con Crossfire, sus dos mejores discos sin duda alguna. Tras estos dos grandes lanzamientos quizás se hayan vuelto algo planos en sus lanzamientos pero sin perder un ápice de calidad por supuesto.

Es muy complicado mantener el nivel tras tantos años y quizás es lo que sucede con este nuevo lanzamiento donde vuelven a repetir fórmula ( bendita por otra parte) y quizás comienzan a ser algo rutinarios y eso puede pasar factura.  Sin duda alguna el disco es bueno, tiene calidad pero quizás carezca de tanto gancho como sus anteriores lanzamientos, no por melodías donde anda sobrados pero si quizás en cuanto a ritmo, quizás algo más pausado que en anteriores lanzamientos.

El disco se deja querer, se escucha con mucha facilidad y eso es bueno por supuesto y ofrece momentos mágicos como Danced In The Moonlight pero quizás en los temas les falte algo de intensidad y de sorpresa para mantener nuestra atención. Los coros son muy reconocibles desde le primer momento y nadie dudará de su regreso, quizás es que esperaba mucho más de estos grandes músicos ya que lo han demostrado en el pasado.

El único pero que le podría poner al disco es que tema tras tema te da la sensación de haber escuchado la misma canción una y otra vez y eso te hace perder la perspectiva.  Salvo algún tema puntual donde rompen con  el sonido característico repiten estructuras y eso puede provocar en la persona que escucha el disco una sensación de linealidad que a la larga puede restar calidad al lanzamiento.




Curiosamente el mejor tema del disco es el que menos suena a ellos. Muy atentos a REACH, menudo himno se han marcado. Fantástico. De lo mejor que he escuchado en mucho tiempo y quizás una de sus mejores composiciones. Quizás si es disco hubiese ido por estos derroteros hubiesen sorprendido a la audiencia. Solo por este tema merece la pena escuchar todo el disco.

Que nadie se confunda con mis palabras. Es un disco muy bueno, pero a estas alturas les debo exigir algo más que una formula repetida en los últimos años y que da la sensación de mostrar signos de agotamiento.  Veremos que les depara el futuro, por el momento disfrutar de este nuevo lanzamiento que siempre es de agradecer escuchar buenos temas de Melodic Rock con esos toques AOR que solo White Widdow sabe ofrecer.

Recomendado // Recommended
Redactor: Antonio AORLAND








Image and video hosting by TinyPic

HEARTS ON FIRE " Call Of Destiny", MRR 2018 Review




RELEASE DATE:19/10/2018
GENRE: AOR / Melodic Rock
CAT#: MRR090


Track Listing:

01. Hearts On Fire 3.44
02. Holding On 4.36
03. Dancing In The Rain 4.41
04. Ghost Of Yesterday 4.33
05. Lonely Eyes 4.20
06. Rainbow’s End 3.29
07. Falling Into You 4.39
08. Lost In Paradise 4.27
09. Live And Learn 3.11
10. Call Of Destiny 4.32

HEARTS ON FIRE are:

Jean Funes - Lead and Rhythm Guitars, Acoustic Guitar (Sound Of Eternity)
Richard Andermyr - Vocals, Guitars (Rian)
Joel Mejia – Drums (Codigo Eterno)
Eric Rango- Keyboards

With:

Dennis Ward - Bass and Keyboards
Mixed and Mastered by Dennis Ward


Había mucha expectación sobre este nuevo lanzamiento del integrante de Sound of Eternity que tan buenas sensaciones nos dejaron hace unos cuantos años.  En esta ocasión se ha rodeado del vocalista de Rian, Richard Andermyr y de Joel Mejia, compañero de su anterior proyecto pero en versión castellana. De la mano de Dennis Ward y con la colaboración estelar de Eric Rango a los teclados, nos presenta su nuevo proyecto titulado Hearts on Fire que sin duda alguna darán que hablar.

Comenzando por una producción exquisita y terminando con unas grandes composiciones de Melodic Rock, este nuevo proyecto está llamado a ser una de las gratas sorpresas de este final de año. Está claro que el final de año prometer ser cuanto menos apasionante a la hora de elegir los mejores lanzamientos de este 2018 que poco a poco va terminando con un nivel cada vez más alto en cuanto a lanzamientos comerciales se refiere.

Solo hace falta escuchar los dos primeros cortes del disco para darse cuenta de la magnitud del mismo. Hearts On Fire y Holding On por si solas ya denotan que este proyecto es de altos vuelos y que sin duda alguna saciará a todo buen seguidor de este estilo musical. Sin duda alguna hay que agradecer a Dennis Ward el trabajo en la producción ya que el sonido que ha sacado es simplemente espectacular.

El disco está lleno de momentos mágicos entre los que podréis encontrar Ghost Of Yesterday, un medio tiempo que se aleja de todo sonido común y que alcanza las cumbres del feeling con dulces melodías. 

Lo que nos queda claro con las escuchas del disco es que tenían claro que querían golpear nuestra base de flotación con el propósito de atraparnos en un lanzamiento que no da respiro y que crece sin detenerse hasta cota inimaginables. 

Lonely Eyes y Rainbow’s End son otros dos claros exponentes de la calidad que rebosan en este nuevo proyecto. Dos himnos directos al corazón que atrapan desde el comienzo y que con su ritmo hacen que el disco se acelere de manera singular hasta llegar al remanso de paz que nos supone escuchar Falling Into You, una balada con sonido ochentero y donde vuelven a deleitarnos con melodías sobresaliente.

Tras la balada volvemos a encontrarnos con dos temas más que notables, Lost In Paradise y Live And Learn donde confirman que el disco es una verdadera maravilla y donde sitúan este proyecto entre los mejores de este 2018.  

Lo que nos queda claro con la escucha de este nuevo proyecto es que no hay compañías pequeñas, hay grandes formaciones que se abren camino entre grandes dificultades y triunfan al final del camino. Espero de todo corazón que Hearts on Fire obtengan el reconocimiento que se merecen por haber compuesto un disco espectacular.  

Que nadie deje escapar a estos chicos, talento les sobra !

Muy Recomendado  // Highly recommended
Redactor: Antonio AORLAND



Image and video hosting by TinyPic

domingo, 23 de septiembre de 2018

Creye " ST" 2018 Frontiers Review




Frontiers Music s.r.l. 12 October 2018

Tracklist:

1.Holding On
2.Nothing To Lose
3.Different State Of Mind
4.Never Too Late
5.All We Need Is Faith
6.Miracle
7.Christina
8.Straight To The Top
9.Love Will Never Die
10.Still Believe In You
11.City Lights
12.Desperately Lovin’
13.A Better Way


Produced By: Erik Wiss At Wiss Music Productions


Band: 
Robin Jidhed - Lead Vocals
Andreas Gullstrand - Lead Guitar
Fredrik Joakimsson - Rhythm Guitar
Gustaf Örsta - Bass
Joel Rönning - Keyboards
Arvid Filipsson – Drums
“When music becomes art”


       Mira que llevo tiempo advirtiéndolo, mucho ojo con este disco que se va a convertir en referencia.  Creo que al final me he quedado corto con él y doy fe que os lo voy a destripar de cabo a rabo de la mejor manera porque así lo merece de modo que podáis leer mis impresiones.

Hagamos un poco de historia:  corría el año 2015 cuando Andreas Gullstrand creó este grupo llamado Creye tras tocar en varias bandas incluida Grand Slam que sabéis es un grupo cuyo trabajo me encantó por su elegancia y contundencia. Tras ello se encerró buscando un sonido propio lo cual consiguió casi dos meses después tras lo cual en 2016 sacó el single Never too late con excelentes críticas por los entendidos del AOR y que tuvo su continuación con el Ep de 2017, Straigh to the top cuya copia firmadita por él tengo el gusto de tener en mi estantería de discos destacados de mi colección. Después de eso se encerró en el estudio hasta lograr que hoy podamos disfrutar de lo que creó y que espero me deje con una sonrisa de boca a boca.

            El espectáculo se abre con “Holding on” y esos ecos con reminiscencia a los 80´s en donde los sintetizadores cobran una importancia desmesurada y si a eso le metes una dosis armónica salvaje y lo aderezas con una voz precisa ya tienes todo lo esperado para hacer que la canción rebose calidad y buen hacer. Es impresionante como las capas de teclado absorben todo el ambiente y crean una base sobre la que Robin descansa y deja que su garganta suavice la entonación cuando es necesario (observad tras el solo como la va enjuagando y haciendo que penetre en el tema) y sube notas cuando Andreas le da pie a ello. Que brutalidad de inicio del que probablemente será uno de los discos Top del año, sin duda alguna.

         “Nothing to lose” no se queda atrás y Joel me encandila con ese dominio de las teclas las cuales adornan el tema de cabo a rabo, secuestrándolo y sólo permitiendo que los instrumentos “hablen” cuando él los deja. El puente y estribillo es de la vieja escuela con esa paradiña incluida como un buen lanzador de penalties que hace que mantengamos la tensión por saber el desenlace al que se va a llegar. Es un tema a caballo entre el notable y sobresaliente que destaca pero no acaba de despuntar del todo pero es que claro convive en una familia donde todos son casi tan perfectos que una pequeñísima tara se pone de manifiesto.

            Su nuevo single “Different state of mind” es otra puñalada a mi pobre corazón que hoy se ha puesto en modo romántico y está sufriendo de amor más de lo que deseara. Esa planicie que lleva el tema y el subidón que mete al llegar al estribillo es de una clase descomunal que pocos grupos son capaces de lograr y más dejando una sensación de poder realizarlo sin esfuerzo alguno. Mis hormonas están en un estado de agitación continuo y a pesar de ser las 3 de la mañana mi cerebro ha entrado en activación constante lo cual pagaré mañana cuando a las 6 me despierten mis hijos para jugar antes de ir a trabajar, lo cual hare con una sonrisa de boca a boca al unir a mi familia con una música celestial. Pocos placeres son tan agradables de llevarse al paladar y disfrutar en esta vida.

            El listón sigue sin bajarse con “Never too late” y eso que lo tengo tan manido que no debería sorprenderme pero os aseguro que lo sigue haciendo y para bien. Tiene esos dejes a una música que nunca desaparecerá de mi cabeza y con acordes tan espectaculares que tengo ganas que llegue mi copia para oírla en condiciones y no en este streaming que no es una muestra representativa de lo que un cd original puede llevar a tus oídos por más que la gente sea tan corta de miras que lo único que parecen querer es almacenar en discos duros música en mp3 que nunca podrán llegar a sentir y disfrutar como unos pocos tenemos el privilegio de lograr con los originales.

            Nos relajamos un poco si podemos lograrlo con “All we need is faith” que es un TEMAZO como la copa de un pino, sólo os remito a intentar ver como la guitarra se acopla con el teclado y ninguno tapa al otro cosa bastante frecuente y de paso ver como unos coros mínimos conjuntan un estribillo arrollador que hace que como yo le metas una patada a la silla y te pongas de rodilla y agradezcas a Dios el poder haber tenido la suerte de escuchar una primicia de tal calibre que, como ya he dicho, me imposibilita conciliar el sueño. Sólo deseo que se despierte mi hijo Manuel y le ponga este tema que se va a volver loco al escucharlo; llevo una temporada de bajón pero os aseguro que hoy es como un rayo de luz que asoma entre los nubarrones diarios y que me permite ver la vida con el optimismo necesario.

            Y un pequeño “Miracle” llega a nuestras vidas con otra pieza de tal magnitud que el vello se me ha erizado ya del todo y ni aunque le meta laca podre bajarlo. No paro de rememorar esos veranos en el pueblo de mi madre donde el primer amor llego y vivía en un continuo cuento de hadas; es lo que tiene esta música que siempre la asocias a momentos inolvidables de tu vida y eso es algo mágico. Se que me repetiré a lo largo del disco pero es IMPRESIONANTE la calidad compositiva y cómo han logrado sacar un sonido como si hubieran pulido un diamante para obtener una pureza descomunal.

            “Christina” es un tema que me ha acompañado todas las mañanas de camino al trabajo en el último mes por lo que no sé que más deciros ya de él. Creo que sólo me ha quedado cambiar a mi hija de nombre y ponerle éste (eso por lo menos me dice mi hijo). Nadie en su sano juicio ha podido rebatirme que estemos ante uno de los grandes temas del año y es que es casi perfecto (parto de mi creencia que la perfección no existe) tanto en la parte vocal, como en la instrumental como en esa producción tan salvaje que han logrado y que hace que suene todo como debe alejado del sonido Frontiers del cual muchos renegamos. Yo me pondría este tema y si con él no te enamoras lo mejor es que no sigas oyendo más y te acerques al otorrino que te vean y analicen qué “enfermedad” tienes (desde el cariño, claro está).

           Regresamos con “Straight to the top” sacada del Ep que publicaron el año pasado. Aquí si voy a meter una pequeña puya y es que si lo analizáis bien el sonido no es igual al que han sacado con el resto de temas del disco. Parece un “parche” que han puesto en mitad como método para reivindicar a aquellos que no los conocieran que llevan ya unos años metidos en esto de la música y no están sacando este disco por casualidad sino tras años de arduo trabajo.

            Tardaban en sacar la balada de turno y como iba siendo hora pues ahí va “Love will never die” para contentar a esos corazones que siempre están a flor de piel y se emocionan con lindos tonos como éstos. Es otra demostración que saben moverse por los diferentes cauces melódicos más pausados o más ascendentes y me viene de perlas para destacar la voz de Robin que me parece acertadísima y todo un descubrimiento que podéis saborear a conciencia en este tema con la demostración que os hace y esos “mini” coros que me parecen acertadísimos y muy bien puestos donde deben entrar.

          Algo más directo entra “Still believe in you” con una cadencia más plana y directa en pos de sacrificar el estribillo, intentando que el tema se compacte más y no presente ese culmen que se suele lograr al llegar a esa parte del tema. No es de mis preferidos e incluso casi diría que es de los “menos buenos” (aquí no hay temas malos señoras y señores) y de los menos aprovechables aunque ciertas partes me gustan pero en su conjunto me falta la chispa que tienen otros y que han despertado mis emociones.

         “City lights” es de esos temas que están también muy bien y cuyo comienzo me recuerda al puente del tema Different state of mind, lo que tiene el subconsciente. De nuevo lo oyes y tras escuchar los anteriores dices: no está a la altura pero si te olvidas de ellos y lo tomas como un tema suelto es donde le sacas más jugo y ves cosas que quizás no hubieras disfrutado de la otra forma.  Con ello puedo afirmar que desde mi punto de vista los temas puede que no estén situados en el orden correcto ya que el aluvión del inicio que despierta y activa todos tus sentidos va decayendo a medida que avanza el disco y no porque sea de calidad menor sino porque es imposible llegar a esos niveles de grandeza que eclipsan al resto.

          Otro medio tiempo llamado “Different lovin´” inunda nuestra estancia pero aquí sí que logran revolucionarme de nuevo con un estribillo fantástico y eso a pesar de que los temas a caballo entre medios tiempos y baladas no son lo mío.  Os invito a qué descubráis el AOR y cómo es una música a la que nadie puede resistirse por todo lo que transmite y por ende lo que te hace sentir, logrando sacar lo mejor de ti y olvidarte de todos tus problemas cotidianos.

         El cierre corre a cargo de “A better way” y nunca fue tan acertado un título así ya que ese inicio con los sintetizadores a tope parece que nos conduce hacia un camino ya explorado y que vuelve a remover nuestra conciencia a los “mejores” momentos de nuestra vida a los que debemos poner una banda sonora y qué mejor que hacerlo con temas como este que vuelve a enamorarme y a concluir esa obra maestra dejándome la misma sensación que tuvo que tener Miguel Ángel al acabar de esculpir su David. Han logrado sacarme una sonrisa de oreja a oreja que en el último mes ha brillado por su ausencia por lo que creo que la palabra indicada que dedicaros es GRACIAS.

      En resumen, poco más os puedo ya contar de este disco que os puedo decir que me ha sorprendido un montón aunque en cierta manera os mentiría porque tenía puestas en el unas expectativas tales que creo que puse el listón demasiado alto y no han llegado a lo que pretendía que fuese pero analizándolo bien tampoco puedo estar decepcionado porque ante las mediocridades que he escuchado este año ellos están a años luz. Por ello os diré que es un discazo que no debe faltar en vuestras colecciones melódicas de este año pero eso sí, les exijo un plus en el siguiente para demostrarme que no me confundo con la nota que le pongo.

Jewel.
Redactor: Manuel García




Image and video hosting by TinyPic

jueves, 6 de septiembre de 2018

TREAT “TUNGUSKA” FRONTIERS 2018 REVIEW






Frontiers Music s.r.l. 14 September 2018

Tracklist:

1.- Progenitors
2.- Always have, always will
3.- Best of enemies
4.- Rose of Jericho
5.- Heartmath city
6.- Creeps
7.- Build the love
8.- Man overboard
9.- Riptide
10.- Tomorrow never comes
11.- All bets are off
12.- Undefeated


Band:

Robert Ernlund – lead vocals
Anders Wikström – lead guitars and background vocals
Patrick Appelgren – keyboards, guitars and background vocals
Pontus Egberg – bass guitar
Jamie Borger – drums 


“Maybe the expectations were very high...”

Otro de esos discos a los que se les tiene unas ganas increíbles y es que Treat desde su regreso en 2006 han hecho 2 discos impresionantes (sobre todo “Coup de grace”) y han puesto que las expectativas en ellos sean tan grandes que da miedo enfrentarse al desafío de hacer una review con el consiguiente miedo de dejarte llevar por el subconsciente y no valorar lo que te presentan. Voy a intentar ser consecuente y valorarlo en su justa medida sin dejarme llevar por lo escuchado anteriormente aunque sé que será dificilísimo.

El nuevo disco trae por nombre “Tunguska” que he tenido que leerlo varias veces porque me resultó un poco chocante y he de deciros que desconocía su significado aunque en la info de la banda nos aclara que es “... una referencia a una misteriosa gran explosión que tuvo lugar en Siberia en 1908”. Para la producción han contado con Peter Mansson que junto a Anders Wikström han escrito también los temas y han logrado que suene de lujo os lo puedo asegurar, con potencia y melodía. Sin más vamos al tajo.

Abren fuego con “Progenitors” de forma oscura como si de una pelicula de terror se tratase en la intro hasta que la batería de Jamie se pone las pilas y comienza un aporreo que retumba los altavoces con una fuerza descomunal dando paso a la cándida voz de Robert que nos engatusa y transporta hasta un mundo de fantasía donde los coros hacen volar tu cabeza literalmente ante la magnitud de lo que tus tímpanos están “soportando”. Tema bastante crudo para lo que nos tienen acostumbrados que incluso juega con toques circenses a la entrada del espectacular sólo de Anders que da toda una lección de maestría a lo largo del disco, aunque se siguen apoyando en una base coral grandiosa que los mantiene en la cima dentro de los grupos del panorama melódico.

Y qué os cuento de “Always have, always will” con un inicio que hace que tu cuerpo se transforme en gelatina y caigas inexorablemente al suelo derramándote por cada surco que queda entre los azulejos y ocupando toda la estancia para que cada una de tus moléculas pueda absorber las notas que flotan en el ambiente dándote idea de un tema fantásticamente compuesto y que sin ser la panacea del AOR es de una magnitud espectacular que derrocha clase a raudales y le otorga la capacidad de ser uno de los grandes temas de este disco. Os recomiendo que escuchéis detenidamente el estribillo y el puente posterior a la entrada del sólo para que os deis cuenta de lo que hablo, esta gente saben de sobra lo que hacen y como llegar a cada uno de nuestros corazones.

De nuevo la montaña rusa vuelve a castigarnos con “Best of enemies”, un tema bastante irregular y que roza la mediocridad. Me sorprende que un tema de este calibre tenga cabida en un disco que avanza muy melódico y de repente frena en seco con un tema con una crudeza tal que hasta mi hijo que estaba alucinado me comente que lo pase que no le está gustando. Os aseguro que le he dado varias vueltas y no le encuentro sentido alguno a su disposición dentro de la terna inicial que marca si un disco va a gustar o no. No quiero ser muy duro y lo voy a dejar ahí pero va a restar puntos a su nota sin dudarlo.

El segundo single “Rose of Jericho” viene a quitarnos los sinsabores que nos dejó el anterior pseudotema por llamarlo de alguna forma. Tema típico de Treat pero que no destaca tampoco sobremanera y eso es bastante mala señal porque con “Coup de grace” ya estaba a estas alturas en tal estado de levitación que era imposible hacerme descender a este mundanal infierno. El tema avanza satisfactoriamente sin más motivo que ser como una película que entretiene y te hace pasar la tarde pero no te hace buscar algún sentido a ciertas cosas que suceden y que quizás no entendiste bien. Como un tranquilo río que transcurre hacia el mar sin ningún salto que le de algo de emoción.

Vamos a intentar profundizar algo más con “Heartmath city” con el fin de buscar esa esencia que no les acabo de encontrar. El tema por lo menos acompaña una buena melodía de inicio y tiene algo más de sentimiento y sutileza lo cual es de agradecer aunque siguen rematando los temas con mucho uoo en varios temas lo cual como se suele decir en exceso puede llegar a cansar. Con ello no penséis que por ahora es un mal disco sino que quizás tengo el listón un poco alto y les exijo algo más que a los demás y hasta el momento no han conseguido transmitírmelo o no he logrado encontrar la tecla que quieren hacerme pulsar. 

Un ejemplo de lo que os digo es “Creeps”, otro tema extraño a más no poder que con su atmósfera “étnica” por denominarla de algún modo se sale de lo habitual y despiertan el interés del espectador pero que cuando la escuchas varias veces sacas buenas cosas en su conjunto (como unas guitarras espectaculares) pero no es mi caso que intento escudriñar un poco más en el interior buscando un tesoro oculto que no aparece en ningún lado.

Menos mal que llega el TEMAZO por antonomasia y aquí si que no me queda más que arrodillarme y dar gracias ya que algún lumbreras de la discográfica ha tenido la osadía y el acierto de poner como single el mejor tema del disco, que no es otro que “Build the love”. El problema que ello tiene radica en que las expectativas que me he hecho con él han sido tan elevadas que era harto difícil llegar a esos niveles de calidad. Desde cómo está trabajado en el apartado guitarra a la fuerza que se le da en la voz hace que sea tan grandioso que cualquier palabra que se use para definirlo se queda pequeña. No sé la de veces que ha sonado en el coche en el viaje de vacaciones de verano pero sólo os digo que hasta mi hija con 1 añito tarareaba el final del tema junto a su hermano y ese momento os juro que voy a llevarlo grabado hasta la tumba. Tremendo nivel y ejecución.

Tras ese tremendo subidón “Man overboard” va a tener que hilar muy fino para destacar. El tema vuelve a navegar por aguas mansas y no se desvía de lo que viene siendo el sonido Treat aunque vuelvo a sacarle el pero que es insustancial y no aporta nada del otro mundo más allá de jugar con un sólo que si se mueve en zonas más modernas y hace que me despierte un poco del letargo pero sin más que sacarle.

“Riptide” en cambio o me ha entrado de otra manera o he sabido canalizar el flujo de ondas que penetraban en mis conductos auditivos y he podido disfrutar de un tema bastante más melódico que los anteriores con los coros más trabajados y mejor ejecutados a mi entender que acoplan mejor la armonía vocal con la instrumentación y dotan de mayor engranaje al conjunto de la canción. Por lo menos mejora lo anterior lo cual es algo más que lo que me estaban demostrando y mira que sé que lo pueden hacer muchísimo mejor.

Es en los medios tiempos tirando hacia las baladas donde destilan todo su maestría para embrujarte y llevarte a su terreno de excelencia a la hora de mezclar coros/voces/instrumentación/producción para dar un tema como “Tomorrow never comes” donde todo se conjuga y va como la seda hasta que Anders le da por convertirse en guitar hero y meter un sólo que aún todavía sigo pensando cómo leches se puede encajar ahí porque ni el superglue aguanta eso. Me ha dejado noqueado, sinceramente.

“All beats are off” sigue la dinámica mostrada y es un tema que entra a la primera pero que en sucesivas escuchas se disipa y pierde fuerza como un bote de refresco que dejas abierto. Muy fresco y dinámico pero lineal y desaborido.

Menos mal que dejan otro himno para el final como es “Undefeated” que es una magnífica carta de despedida ya que aúna lo que espero de ellos. Energetizante con un estribillo con mucho empaque y que te taladra el cerebro a la primera y no dejas de tararear, eso sí con una vuelta más a esos solos que no acabo de meterlos en la canción salvo con calzador aunque éste tiene algo más de sintonía con la dinámica. 

En resumen, no penséis que con mis comentarios os diga que es un mal disco ni mucho menos pero quizás como bien dice Antonio Aorland me esperaba más o he puesto el listón muy alto (creo que ellos saben hacer cosas mucho mejores y a los buenos les exijo como al que más). Todo ello me lleva a deciros que me he llevado una pequeña decepción porque el disco en general no me ha llamado en absoluto la atención salvo 3 ó 4 temas sueltos, el resto bien sin más que aportar y eso en una época donde los lanzamientos abundan es quedarse como los pescadores en la orilla esperando que piquen los habituales en vez de coger la lancha y lanzarse a por los peces/oyentes que están ansiosos de escuchar su nuevo trabajo.


Recommended
Redactor: Manuel García






Image and video hosting by TinyPic