domingo, 23 de septiembre de 2018

Creye " ST" 2018 Frontiers Review




Frontiers Music s.r.l. 12 October 2018

Tracklist:

1.Holding On
2.Nothing To Lose
3.Different State Of Mind
4.Never Too Late
5.All We Need Is Faith
6.Miracle
7.Christina
8.Straight To The Top
9.Love Will Never Die
10.Still Believe In You
11.City Lights
12.Desperately Lovin’
13.A Better Way


Produced By: Erik Wiss At Wiss Music Productions


Band: 
Robin Jidhed - Lead Vocals
Andreas Gullstrand - Lead Guitar
Fredrik Joakimsson - Rhythm Guitar
Gustaf Örsta - Bass
Joel Rönning - Keyboards
Arvid Filipsson – Drums
“When music becomes art”


       Mira que llevo tiempo advirtiéndolo, mucho ojo con este disco que se va a convertir en referencia.  Creo que al final me he quedado corto con él y doy fe que os lo voy a destripar de cabo a rabo de la mejor manera porque así lo merece de modo que podáis leer mis impresiones.

Hagamos un poco de historia:  corría el año 2015 cuando Andreas Gullstrand creó este grupo llamado Creye tras tocar en varias bandas incluida Grand Slam que sabéis es un grupo cuyo trabajo me encantó por su elegancia y contundencia. Tras ello se encerró buscando un sonido propio lo cual consiguió casi dos meses después tras lo cual en 2016 sacó el single Never too late con excelentes críticas por los entendidos del AOR y que tuvo su continuación con el Ep de 2017, Straigh to the top cuya copia firmadita por él tengo el gusto de tener en mi estantería de discos destacados de mi colección. Después de eso se encerró en el estudio hasta lograr que hoy podamos disfrutar de lo que creó y que espero me deje con una sonrisa de boca a boca.

            El espectáculo se abre con “Holding on” y esos ecos con reminiscencia a los 80´s en donde los sintetizadores cobran una importancia desmesurada y si a eso le metes una dosis armónica salvaje y lo aderezas con una voz precisa ya tienes todo lo esperado para hacer que la canción rebose calidad y buen hacer. Es impresionante como las capas de teclado absorben todo el ambiente y crean una base sobre la que Robin descansa y deja que su garganta suavice la entonación cuando es necesario (observad tras el solo como la va enjuagando y haciendo que penetre en el tema) y sube notas cuando Andreas le da pie a ello. Que brutalidad de inicio del que probablemente será uno de los discos Top del año, sin duda alguna.

         “Nothing to lose” no se queda atrás y Joel me encandila con ese dominio de las teclas las cuales adornan el tema de cabo a rabo, secuestrándolo y sólo permitiendo que los instrumentos “hablen” cuando él los deja. El puente y estribillo es de la vieja escuela con esa paradiña incluida como un buen lanzador de penalties que hace que mantengamos la tensión por saber el desenlace al que se va a llegar. Es un tema a caballo entre el notable y sobresaliente que destaca pero no acaba de despuntar del todo pero es que claro convive en una familia donde todos son casi tan perfectos que una pequeñísima tara se pone de manifiesto.

            Su nuevo single “Different state of mind” es otra puñalada a mi pobre corazón que hoy se ha puesto en modo romántico y está sufriendo de amor más de lo que deseara. Esa planicie que lleva el tema y el subidón que mete al llegar al estribillo es de una clase descomunal que pocos grupos son capaces de lograr y más dejando una sensación de poder realizarlo sin esfuerzo alguno. Mis hormonas están en un estado de agitación continuo y a pesar de ser las 3 de la mañana mi cerebro ha entrado en activación constante lo cual pagaré mañana cuando a las 6 me despierten mis hijos para jugar antes de ir a trabajar, lo cual hare con una sonrisa de boca a boca al unir a mi familia con una música celestial. Pocos placeres son tan agradables de llevarse al paladar y disfrutar en esta vida.

            El listón sigue sin bajarse con “Never too late” y eso que lo tengo tan manido que no debería sorprenderme pero os aseguro que lo sigue haciendo y para bien. Tiene esos dejes a una música que nunca desaparecerá de mi cabeza y con acordes tan espectaculares que tengo ganas que llegue mi copia para oírla en condiciones y no en este streaming que no es una muestra representativa de lo que un cd original puede llevar a tus oídos por más que la gente sea tan corta de miras que lo único que parecen querer es almacenar en discos duros música en mp3 que nunca podrán llegar a sentir y disfrutar como unos pocos tenemos el privilegio de lograr con los originales.

            Nos relajamos un poco si podemos lograrlo con “All we need is faith” que es un TEMAZO como la copa de un pino, sólo os remito a intentar ver como la guitarra se acopla con el teclado y ninguno tapa al otro cosa bastante frecuente y de paso ver como unos coros mínimos conjuntan un estribillo arrollador que hace que como yo le metas una patada a la silla y te pongas de rodilla y agradezcas a Dios el poder haber tenido la suerte de escuchar una primicia de tal calibre que, como ya he dicho, me imposibilita conciliar el sueño. Sólo deseo que se despierte mi hijo Manuel y le ponga este tema que se va a volver loco al escucharlo; llevo una temporada de bajón pero os aseguro que hoy es como un rayo de luz que asoma entre los nubarrones diarios y que me permite ver la vida con el optimismo necesario.

            Y un pequeño “Miracle” llega a nuestras vidas con otra pieza de tal magnitud que el vello se me ha erizado ya del todo y ni aunque le meta laca podre bajarlo. No paro de rememorar esos veranos en el pueblo de mi madre donde el primer amor llego y vivía en un continuo cuento de hadas; es lo que tiene esta música que siempre la asocias a momentos inolvidables de tu vida y eso es algo mágico. Se que me repetiré a lo largo del disco pero es IMPRESIONANTE la calidad compositiva y cómo han logrado sacar un sonido como si hubieran pulido un diamante para obtener una pureza descomunal.

            “Christina” es un tema que me ha acompañado todas las mañanas de camino al trabajo en el último mes por lo que no sé que más deciros ya de él. Creo que sólo me ha quedado cambiar a mi hija de nombre y ponerle éste (eso por lo menos me dice mi hijo). Nadie en su sano juicio ha podido rebatirme que estemos ante uno de los grandes temas del año y es que es casi perfecto (parto de mi creencia que la perfección no existe) tanto en la parte vocal, como en la instrumental como en esa producción tan salvaje que han logrado y que hace que suene todo como debe alejado del sonido Frontiers del cual muchos renegamos. Yo me pondría este tema y si con él no te enamoras lo mejor es que no sigas oyendo más y te acerques al otorrino que te vean y analicen qué “enfermedad” tienes (desde el cariño, claro está).

           Regresamos con “Straight to the top” sacada del Ep que publicaron el año pasado. Aquí si voy a meter una pequeña puya y es que si lo analizáis bien el sonido no es igual al que han sacado con el resto de temas del disco. Parece un “parche” que han puesto en mitad como método para reivindicar a aquellos que no los conocieran que llevan ya unos años metidos en esto de la música y no están sacando este disco por casualidad sino tras años de arduo trabajo.

            Tardaban en sacar la balada de turno y como iba siendo hora pues ahí va “Love will never die” para contentar a esos corazones que siempre están a flor de piel y se emocionan con lindos tonos como éstos. Es otra demostración que saben moverse por los diferentes cauces melódicos más pausados o más ascendentes y me viene de perlas para destacar la voz de Robin que me parece acertadísima y todo un descubrimiento que podéis saborear a conciencia en este tema con la demostración que os hace y esos “mini” coros que me parecen acertadísimos y muy bien puestos donde deben entrar.

          Algo más directo entra “Still believe in you” con una cadencia más plana y directa en pos de sacrificar el estribillo, intentando que el tema se compacte más y no presente ese culmen que se suele lograr al llegar a esa parte del tema. No es de mis preferidos e incluso casi diría que es de los “menos buenos” (aquí no hay temas malos señoras y señores) y de los menos aprovechables aunque ciertas partes me gustan pero en su conjunto me falta la chispa que tienen otros y que han despertado mis emociones.

         “City lights” es de esos temas que están también muy bien y cuyo comienzo me recuerda al puente del tema Different state of mind, lo que tiene el subconsciente. De nuevo lo oyes y tras escuchar los anteriores dices: no está a la altura pero si te olvidas de ellos y lo tomas como un tema suelto es donde le sacas más jugo y ves cosas que quizás no hubieras disfrutado de la otra forma.  Con ello puedo afirmar que desde mi punto de vista los temas puede que no estén situados en el orden correcto ya que el aluvión del inicio que despierta y activa todos tus sentidos va decayendo a medida que avanza el disco y no porque sea de calidad menor sino porque es imposible llegar a esos niveles de grandeza que eclipsan al resto.

          Otro medio tiempo llamado “Different lovin´” inunda nuestra estancia pero aquí sí que logran revolucionarme de nuevo con un estribillo fantástico y eso a pesar de que los temas a caballo entre medios tiempos y baladas no son lo mío.  Os invito a qué descubráis el AOR y cómo es una música a la que nadie puede resistirse por todo lo que transmite y por ende lo que te hace sentir, logrando sacar lo mejor de ti y olvidarte de todos tus problemas cotidianos.

         El cierre corre a cargo de “A better way” y nunca fue tan acertado un título así ya que ese inicio con los sintetizadores a tope parece que nos conduce hacia un camino ya explorado y que vuelve a remover nuestra conciencia a los “mejores” momentos de nuestra vida a los que debemos poner una banda sonora y qué mejor que hacerlo con temas como este que vuelve a enamorarme y a concluir esa obra maestra dejándome la misma sensación que tuvo que tener Miguel Ángel al acabar de esculpir su David. Han logrado sacarme una sonrisa de oreja a oreja que en el último mes ha brillado por su ausencia por lo que creo que la palabra indicada que dedicaros es GRACIAS.

      En resumen, poco más os puedo ya contar de este disco que os puedo decir que me ha sorprendido un montón aunque en cierta manera os mentiría porque tenía puestas en el unas expectativas tales que creo que puse el listón demasiado alto y no han llegado a lo que pretendía que fuese pero analizándolo bien tampoco puedo estar decepcionado porque ante las mediocridades que he escuchado este año ellos están a años luz. Por ello os diré que es un discazo que no debe faltar en vuestras colecciones melódicas de este año pero eso sí, les exijo un plus en el siguiente para demostrarme que no me confundo con la nota que le pongo.

Jewel.
Redactor: Manuel García




Image and video hosting by TinyPic

jueves, 6 de septiembre de 2018

TREAT “TUNGUSKA” FRONTIERS 2018 REVIEW






Frontiers Music s.r.l. 14 September 2018

Tracklist:

1.- Progenitors
2.- Always have, always will
3.- Best of enemies
4.- Rose of Jericho
5.- Heartmath city
6.- Creeps
7.- Build the love
8.- Man overboard
9.- Riptide
10.- Tomorrow never comes
11.- All bets are off
12.- Undefeated


Band:

Robert Ernlund – lead vocals
Anders Wikström – lead guitars and background vocals
Patrick Appelgren – keyboards, guitars and background vocals
Pontus Egberg – bass guitar
Jamie Borger – drums 


“Maybe the expectations were very high...”

Otro de esos discos a los que se les tiene unas ganas increíbles y es que Treat desde su regreso en 2006 han hecho 2 discos impresionantes (sobre todo “Coup de grace”) y han puesto que las expectativas en ellos sean tan grandes que da miedo enfrentarse al desafío de hacer una review con el consiguiente miedo de dejarte llevar por el subconsciente y no valorar lo que te presentan. Voy a intentar ser consecuente y valorarlo en su justa medida sin dejarme llevar por lo escuchado anteriormente aunque sé que será dificilísimo.

El nuevo disco trae por nombre “Tunguska” que he tenido que leerlo varias veces porque me resultó un poco chocante y he de deciros que desconocía su significado aunque en la info de la banda nos aclara que es “... una referencia a una misteriosa gran explosión que tuvo lugar en Siberia en 1908”. Para la producción han contado con Peter Mansson que junto a Anders Wikström han escrito también los temas y han logrado que suene de lujo os lo puedo asegurar, con potencia y melodía. Sin más vamos al tajo.

Abren fuego con “Progenitors” de forma oscura como si de una pelicula de terror se tratase en la intro hasta que la batería de Jamie se pone las pilas y comienza un aporreo que retumba los altavoces con una fuerza descomunal dando paso a la cándida voz de Robert que nos engatusa y transporta hasta un mundo de fantasía donde los coros hacen volar tu cabeza literalmente ante la magnitud de lo que tus tímpanos están “soportando”. Tema bastante crudo para lo que nos tienen acostumbrados que incluso juega con toques circenses a la entrada del espectacular sólo de Anders que da toda una lección de maestría a lo largo del disco, aunque se siguen apoyando en una base coral grandiosa que los mantiene en la cima dentro de los grupos del panorama melódico.

Y qué os cuento de “Always have, always will” con un inicio que hace que tu cuerpo se transforme en gelatina y caigas inexorablemente al suelo derramándote por cada surco que queda entre los azulejos y ocupando toda la estancia para que cada una de tus moléculas pueda absorber las notas que flotan en el ambiente dándote idea de un tema fantásticamente compuesto y que sin ser la panacea del AOR es de una magnitud espectacular que derrocha clase a raudales y le otorga la capacidad de ser uno de los grandes temas de este disco. Os recomiendo que escuchéis detenidamente el estribillo y el puente posterior a la entrada del sólo para que os deis cuenta de lo que hablo, esta gente saben de sobra lo que hacen y como llegar a cada uno de nuestros corazones.

De nuevo la montaña rusa vuelve a castigarnos con “Best of enemies”, un tema bastante irregular y que roza la mediocridad. Me sorprende que un tema de este calibre tenga cabida en un disco que avanza muy melódico y de repente frena en seco con un tema con una crudeza tal que hasta mi hijo que estaba alucinado me comente que lo pase que no le está gustando. Os aseguro que le he dado varias vueltas y no le encuentro sentido alguno a su disposición dentro de la terna inicial que marca si un disco va a gustar o no. No quiero ser muy duro y lo voy a dejar ahí pero va a restar puntos a su nota sin dudarlo.

El segundo single “Rose of Jericho” viene a quitarnos los sinsabores que nos dejó el anterior pseudotema por llamarlo de alguna forma. Tema típico de Treat pero que no destaca tampoco sobremanera y eso es bastante mala señal porque con “Coup de grace” ya estaba a estas alturas en tal estado de levitación que era imposible hacerme descender a este mundanal infierno. El tema avanza satisfactoriamente sin más motivo que ser como una película que entretiene y te hace pasar la tarde pero no te hace buscar algún sentido a ciertas cosas que suceden y que quizás no entendiste bien. Como un tranquilo río que transcurre hacia el mar sin ningún salto que le de algo de emoción.

Vamos a intentar profundizar algo más con “Heartmath city” con el fin de buscar esa esencia que no les acabo de encontrar. El tema por lo menos acompaña una buena melodía de inicio y tiene algo más de sentimiento y sutileza lo cual es de agradecer aunque siguen rematando los temas con mucho uoo en varios temas lo cual como se suele decir en exceso puede llegar a cansar. Con ello no penséis que por ahora es un mal disco sino que quizás tengo el listón un poco alto y les exijo algo más que a los demás y hasta el momento no han conseguido transmitírmelo o no he logrado encontrar la tecla que quieren hacerme pulsar. 

Un ejemplo de lo que os digo es “Creeps”, otro tema extraño a más no poder que con su atmósfera “étnica” por denominarla de algún modo se sale de lo habitual y despiertan el interés del espectador pero que cuando la escuchas varias veces sacas buenas cosas en su conjunto (como unas guitarras espectaculares) pero no es mi caso que intento escudriñar un poco más en el interior buscando un tesoro oculto que no aparece en ningún lado.

Menos mal que llega el TEMAZO por antonomasia y aquí si que no me queda más que arrodillarme y dar gracias ya que algún lumbreras de la discográfica ha tenido la osadía y el acierto de poner como single el mejor tema del disco, que no es otro que “Build the love”. El problema que ello tiene radica en que las expectativas que me he hecho con él han sido tan elevadas que era harto difícil llegar a esos niveles de calidad. Desde cómo está trabajado en el apartado guitarra a la fuerza que se le da en la voz hace que sea tan grandioso que cualquier palabra que se use para definirlo se queda pequeña. No sé la de veces que ha sonado en el coche en el viaje de vacaciones de verano pero sólo os digo que hasta mi hija con 1 añito tarareaba el final del tema junto a su hermano y ese momento os juro que voy a llevarlo grabado hasta la tumba. Tremendo nivel y ejecución.

Tras ese tremendo subidón “Man overboard” va a tener que hilar muy fino para destacar. El tema vuelve a navegar por aguas mansas y no se desvía de lo que viene siendo el sonido Treat aunque vuelvo a sacarle el pero que es insustancial y no aporta nada del otro mundo más allá de jugar con un sólo que si se mueve en zonas más modernas y hace que me despierte un poco del letargo pero sin más que sacarle.

“Riptide” en cambio o me ha entrado de otra manera o he sabido canalizar el flujo de ondas que penetraban en mis conductos auditivos y he podido disfrutar de un tema bastante más melódico que los anteriores con los coros más trabajados y mejor ejecutados a mi entender que acoplan mejor la armonía vocal con la instrumentación y dotan de mayor engranaje al conjunto de la canción. Por lo menos mejora lo anterior lo cual es algo más que lo que me estaban demostrando y mira que sé que lo pueden hacer muchísimo mejor.

Es en los medios tiempos tirando hacia las baladas donde destilan todo su maestría para embrujarte y llevarte a su terreno de excelencia a la hora de mezclar coros/voces/instrumentación/producción para dar un tema como “Tomorrow never comes” donde todo se conjuga y va como la seda hasta que Anders le da por convertirse en guitar hero y meter un sólo que aún todavía sigo pensando cómo leches se puede encajar ahí porque ni el superglue aguanta eso. Me ha dejado noqueado, sinceramente.

“All beats are off” sigue la dinámica mostrada y es un tema que entra a la primera pero que en sucesivas escuchas se disipa y pierde fuerza como un bote de refresco que dejas abierto. Muy fresco y dinámico pero lineal y desaborido.

Menos mal que dejan otro himno para el final como es “Undefeated” que es una magnífica carta de despedida ya que aúna lo que espero de ellos. Energetizante con un estribillo con mucho empaque y que te taladra el cerebro a la primera y no dejas de tararear, eso sí con una vuelta más a esos solos que no acabo de meterlos en la canción salvo con calzador aunque éste tiene algo más de sintonía con la dinámica. 

En resumen, no penséis que con mis comentarios os diga que es un mal disco ni mucho menos pero quizás como bien dice Antonio Aorland me esperaba más o he puesto el listón muy alto (creo que ellos saben hacer cosas mucho mejores y a los buenos les exijo como al que más). Todo ello me lleva a deciros que me he llevado una pequeña decepción porque el disco en general no me ha llamado en absoluto la atención salvo 3 ó 4 temas sueltos, el resto bien sin más que aportar y eso en una época donde los lanzamientos abundan es quedarse como los pescadores en la orilla esperando que piquen los habituales en vez de coger la lancha y lanzarse a por los peces/oyentes que están ansiosos de escuchar su nuevo trabajo.


Recommended
Redactor: Manuel García






Image and video hosting by TinyPic

martes, 4 de septiembre de 2018

OSUKARU "House Of Mirrors" City Of Lights Records 2018 Review




RELEASE 24 September 2018
Genre: Melodic Rock

Band

Oz Osukaru: guitars, Keyboards
Vidar Mårtensson drums & Keyboards
Olof Gadd bass
Fredrik Werne Vocals 


Aditional musicians

Erik Modin (Wildness) Keyboards
Mathias Rosen (Rendezvous, ex. EYE) Keyboards
Female vocals by Anna Savage (Vanity BLVD) and
Sax by Jens Björk into ( Inception)
Guitar solo on 07 by Magnus Mild (Air Raid)


Tracklist:
01.Past the Present
02.You've Been Waiting
03.Ritual
04.Ain't Too Late (For Love)
05.X Marks the Spot
06.Until Forever Ends
07.All Guns Blazing
08.MacGyver It
09.Red Heat
10.Inception
11.Felicity Drive


Fans of bands like Dokken, Stryper, Nelson, Winger, Def Leppard, Brother Firetribe and Heat


Solo ha pasado un año desde la publicación de su último trabajo y ya tenemos en nuestro poder el nuevo disco de la banda Osukaru. Es curioso la base de fans que tienen en nuestro país, en su último concierto ofrecido en mi barrio, me causaron una muy grata impresión y comprobé que sus fans son muy fieles y que caen de maravilla en este país. Es cierto que siempre van a salas con  pocas posibilidades de triunfar pero se defienden como pez en el agua y siempre ofrecen lo mejor de ellos mismos en cada evento. Sus discos siempre rebosan calidad y melodía. Les conocí por casualidad y gracias a temas en los que incluian el saxo como elemento diferenciador y eso captó toda mi atención. Desde entonces, y ya han pasado años, sigo con gran interés su progresión y creo que en cada CD siempre suben un peldaño con respecto a su anterior trabajo. En esta ocasión nos ofrecen un sonido mucho más maduro y más compacto que en lanzamientos previos.

Siendo sincero, la voz de su vocalista Fredrik Werne no termina de convencerme, nada tengo contra el por dios, pero si es cierto que en algunos temas llega forzado a algunas notas y en directo es mucho más evidente. Aún así consigue empastar muy bien las melodías en cada composición. 




En este nuevo lanzamiento podéis encontrar momentos increíbles de gran hard rock melódico como en el tema que abre el disco You've Been Waiting y momentos sublimes de AOR comercial con temas como Ritual y la sobresaliente Until Forever Ends donde vuelven a demostrar el feeling que tienen para componer melodías atráctivas. Lo mismo sucede con All Guns Blazing donde vuelve a sobresalir las melodías y ese AOR tan increíble que solo ellos saben ofrecer. 

Sobresaliendo quizás del resto tenemos Ain't Too Late (For Love) y el super hit Inception donde cuentan con la melosa voz de Anna Savage (Vanity BLVD) e incluyen de nuevo el maravilloso saxo a a manos de Jens Björk. Después de muchas peticiones recuperan el elemento diferenciador que desde el principio utilizaban y que en los últimos lanzamientos habían dejado un poco de lado. 

Como primer single han elegido MacGyver It, un tema con guitarras oscuras y afiladas pero bien encaminadas a un tema super comercial. Gustará seguro al poseer un estribillo bastante alineado con bandas tipo Skagarack. Os dejo su enlace. 




Lo que me queda claro con este nuevo lanzamiento es que el trabajo de guitarras de Oz Osukaru es espectacular. Dentro del disco encontrareis unos solos de guitarra que os dejarán con la boca abierta por no hablar de la sobresaliente aportación de los teclados en todas las composiciones de este nuevo lanzamiento. De verdad, merece mucho la pena pararse a disfrutar de este nuevo lanzamiento y por supuesto, merece mucho la pena ir a verles en directo por que os sorprenderán.

A veces merece la pena dejar la Champions para disfrutar de otras ligas igual de interesantes y que rebosan calidad. Este el es caso de Osukaru que dentro de su liga, progresan adecuadamente. 


Highly Recommended
Redactor: Antonio AORLAND




OSUKARU - Live:
-10.09.2018 Barcelona
12.09.2018 Guadalajara
- 13.09.2018 - Vitoria-Gasteiz (ESP)
- 14.09.2018 - Puertollano (ESP)
- 15.09.2018 - Sala Silikona (ESP)

- 27.09.2018 - Birmingham (UK)
- 28.09.2018 - Nottingham (UK)
- 29.09.2018 - Wolverhampton (UK)
- 30.09.2018 - Sheffield (UK)

- 13.10.2018 - Hässleholm (SE)



Image and video hosting by TinyPic





lunes, 3 de septiembre de 2018

Groundbreaker "Groundbreaker" Frontiers 2018 Review






RELEASE 14 September 2018
Genre: AOR / Melodic Rock

Tracklisting:

1.Over My Shoulder
2.Will It Make You Love Me
3.Eighteen ‘Til I Die
4.Only Time Will Tell
5.Tonight
6.Standing Up For Love
7.Something Worth Fighting For
8.The Sound Of A Broken Heart
9.The First Time
10. The Days Of Our Life
11. The Way It Goes

BAND MEMBERS: 

Steve Overland - Vocals
Robert Sall - Guitars 
Nalley Pahlsson - Bass
Herman Furin - Drums
With Alessandro Del Vecchio - Keyboards


PRODUCED BY: Alessandro Del Vecchio


The jewel in the Frontiers crown.


Una vez escuchado lo nuevo de Steve Overland podría asegurar que es uno de sus mejores lanzamientos melódicos donde ha intervenido. Lo tiene todo, lo mejor de FM, de WOA y su lado rockero a lo Shadowman como el tema Will It Make You Love Me pero con aires mucho más melódicos.  Ahora bien, la gente dirá que todo lo que toca Overland suena a FM, nadie puede negar que su voz va ligada a la banda con la que ha cosechado todo su éxito pero que nadie olvide la carrera que este gran vocalista ha ofrecido fuera de los dominios de FM, muy a tener en cuenta también.

Si a Overland se le une el talento de Robert Sall el proyecto no puede ser para nada malo, todo lo contrario, uno puede aspirar a lo máximo sin temor a equivocarse, como así ha sido finalmente. Temas como Over My Shoulder y Eighteen ‘Til I Die son una muestra del increíble potencial que ofrecen estos dos genios.  Con Eighteen ‘Til I Die podría decir que será uno de los mejores temas del año sin equivocarme en absoluto, es más, podría decir que si este tema lo interpretase Overland con FM se diría que sin duda alguna que han compuesto una obra de arte. Quizás el debate sería si este disco debería haber esperado a 2019 para publicarse para no juntar dos discos de Overland en pocos meses, es lo único que uno puede pensar pero claro, viendo el resultado, que siga publicando discos cuando el señor quiera.


Lo que debería quedar claro a estas alturas es que el director de Frontiers tiene a veces grandes ideas. Juntar a la mitad de WOA con una de las mejores voces melódicas de todos los tiempos ha sido una fantástica idea, quizás les haya faltado algo de tiempo para redondear un disco que por si y viendo el poco tiempo del que han dispuesto va a hacer las delicias de todo buen seguidor de FM, Overland y WOA.

Lo tiene todo para copar las listas de toda web melódica que se precie y costará decidirse entre FM y este proyecto porque ambos son grandes lanzamientos. Quizás con Groundbreaker se alcance ese sonido ochentero que tanto gusta a los seguidores de los componentes de este novedosa formación que anuncia conciertos puntuales para el año que viene, a ver si tenemos la suerte de verles por nuestro país cuando FM descanse de su gira.

Canciones sencillas como Tonight llenas de sentimiento ofrecen toda la magia del AOR que nos enamoró de WOA pero con ese toque de Overland y con cierto regusto a los temas inéditos que la banda británica dejó en un cajón en los años 80 y 90. Lo mismo sucede quizás en mayor medida con el tema Standing Up For Love donde los más fieles seguidores de Overland encontraran cierta similitud con otros pasajes pasados. Otro trallazo melódico.

En los últimos discos donde interviene Overland ha mejorado considerablemente sus registros en las baladas y medios tiempos. En este caso con Something Worth Fighting For consigue exaltar una composición que llegado al estribillo nos deja sin palabras y que nos hace disfrutar una y otra vez de cada nota, de cada estrofa. Sencillamente mágica.

Seguramente penalizarán a este lanzamiento aludiendo a que suena a FM, que es más de lo mismo etc. Cuando más de lo mismo es malo, lo puedo entender, pero cuando más de lo mismo es excepcional ¿que importa?. Poca gente que escuche el disco podrá decir que es un mal disco. Es más quedará prendado de sus melodías, ahora bien, otros en cambio tacharan al disco de uno más de la factoría Frontiers donde las formulas se repiten una y otra vez. Quizás sea de los pocos proyectos que tienen personalidad propia, quizás por la calidad de sus integrantes.  Y eso que lo produce Del Vecchio del que no suelo hablar excesivamente bien por el sonido que nos ofrece en sus producciones, pero en este caso, no puedo decir nada malo ya que suena bastante bien.

El disco finaliza con tres increíbles composiciones, The First Time  ( otro tema que posee el mismo estribillo que uno de los temas inéditos de FM de los años 90), The Days Of Our Life un tema ochentero a no poder más con un ritmo mucho más animado que el resto de los temas del disco pero con una magia increíble y la majestuosa The Way It Goes al más puro estilo Van Halen y que pronto se convertirá en otro de los himnos de este increíble lanzamiento. 

En resumen , un disco sobresaliente como no podía ser de otra manera. Si por mi fuera, Overland debería publicar al menos un disco por trimestre. Es una de las voces que mejoran disco tras disco y si a esto le sumamos que el genio Robert Sall se une para fortalecer el proyecto....imaginar la magia que puede llegar a transmitir este disco. Compra obligada.

Highly recommended // Jewel

Redactor: Antonio AORLAND


Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 22 de agosto de 2018

Hank Erix " Nothing But Trouble" Livewire/Cargo Records UK 2018 Review




Genre: Melodic Rock
Release Date: October 5th, 2018 

Track listing: 

1. Turn To Darkness 
2. Last Chance To Love 
3. Fortune Hunter 
4. Way To Go 
5. Shadowdance 
6. Affair Of The Heart 
7. Electricity 
8. Freak 
9. Giving Up On Love 
10. For The Restless & The Young

Line-up: 

Hank Erix – Lead & Backing vocals 
Michael Palace – Lead Guitars & Backing vocals 
Soufian Ma’Aoui – Bass 
Daniel Johansson – Rhythm Guitars
Mats Ericsson – Drums 
Micke Jansson – Keyboard / Synth 

Additional guests: 

Linnea Vikström – Lead vocals & Backing vocals on ‘Affair Of The Heart’
Alexander Hagman – Lead guitar on ‘Affair Of The Heart’ 
Sam Söderlind – Guitar solo on ‘Last Chance To Love’ 
Michael Palace – Additional guitars on ‘Last Chance To Love’ 
Victor Lundberg – Backing vocals on ‘Shadowdance’  


Sorpresa mayúscula me he llevado al escuchar el disco en solitario del vocalista de Houston. Ya con su banda ha sido puliendo su sonido hasta centrarse en un melodic rock bastante actual con toques modernos. Atrás quedaron sus primeros lanzamientos donde el AOR más clásico se plasmaba en cada disco y en cada composición. Tras la ruptura del duo formado por Freddie Allen y el propio Hank el sonido de la formación se fue transformando hasta lo ofrecido en su ultimo lanzamiento titulado III, un rock moderno con toques melódicos.

Ahora se lanza en solitario con un disco que gustará y mucho tanto a sus antiguos seguidores como a los que les seguimos desde sus comienzos allá por 2010. Personalmente le prefiero en estos nuevos registros y sobre todo prefiero este nuevo lanzamiento a su ultimo disco publicado con Houston y mira que me gustó y mucho, pero quizás con este disco me llega mucho más profundo y por momentos me recuerda a su comienzos como en el tema Fortune Hunter, un magnifico ejemplo de lo que puede llegar a ofrecer el disco.

Para este nuevo lanzamiento se ha rodeado de grandes músicos de bandas tan conocidas como Therion, Degreed, Art Nation, Wildness, Kryptonite , Palace, Gutterdämerung & Adrenaline Rush.  Calidad a raudales en cada nota instrumental. Está claro que Hank quería ofrecer lo mejor de su repertorio en este reto de lanzar su disco en solitario. Otro disco que sin duda causará sensación dentro de lo que nos resta de año.



Sin con Fortune Hunter regresa al pasado, tampoco se queda corto con Way To Go , otro corte sobresaliente donde volvemos a disfrutar de la mejor versión de este frontman al que tanto cariño se le tiene por estas tierras. 

Agarraros con Affair Of The Heart , otro himno que se saca de la manga el bueno de Hank. Es curioso como para este disco en solitario se haya decantado por un Melodic Rock más agresivo que con Houston pero que en cambio cuida muy mucho las melodías de cada estribillo. Con un sonido de guitarras mucho más oscuro y duro que en sus anteriores lanzamientos consigue un curioso efecto que eleva a categoría de casi Joya a este nuevo lanzamiento.

Electricity  es otro de esos himnos que te dejará con la boca abierta. Madre mía, menudas melodías, con un punteo de guitarra en el estribillo para deleitarse una y mil veces. 

El disco, al contrario que pasa con su último disco publicado con Houston mantiene mucho mejor el tipo en el tramo final, si es cierto que baja algunos puntos con respecto a la primera parte del mismo, pero no es tan acusado. 

Sinceramente, no me esperaba mucho de este disco y me he llevado una grata sorpresa. Gustará y mucho este nuevo lanzamiento de Hank Erix. Si te gustan Houston disfrutarás, si no conoces Houston, alucinarás y será momento de buscar e indagar en su carrera discográfica. No os defraudará.

Highly Recommended
Redactor: Antonio AORLAND



Image and video hosting by TinyPic

martes, 21 de agosto de 2018

Dion Bayman "Better Days", Art Of Melody Music & Burning Minds Music Group, 2018 Review




Out: September 21, 2018.
Genre: AOR/ Melodic Rock

Tracklist:

01. Ready For The Real Thing
02. Rise And Fall
03. Better Days
04. The Best Times Of My Life
05. Leap Of Faith
06. Fallin' For You
07. Pieces
08. Out Of Mind Out Of Sight
09. Cold
10. If I Could 
Band

Dion Bayman: All music


Web/Social links:
http://www.dionbayman.com 
https://www.facebook.com/dionbayman
http://www.burningmindsgroup.com/art-of-melody-music
https://www.facebook.com/artofmelodymusic


Estamos de enhorabuena, Dion Bayman ha vuelto a conseguirlo. Tras tres increíbles discos regresa a la escena con un disco que sin duda alguna es su mejor trabajo hasta la fecha. Tras Smoke and Mirrors, Afterburn y Don’t Look Down regresa con este nuevo trabajo titulado Better Days donde vuelve a demostrar sus grandes cualidades como compositor. Con claras influencias de Bon Jovi y Bryan Adams nos regala 10 temas cargados de melodías y de grandes dosis de comercialidad que sin duda alguna hará las delicias de todo buen seguidor de este tipo de solistas.

Sin en los años 90 disfrutamos de solistas tan increíbles como Stan Meissner o Michael Morales,  Dion Bayman está consiguiendo que en esta última década su nombre siempre salga a la palestra con cada nuevo lanzamiento.  Hay que reconocer el duro trabajo al que se enfrenta componiendo y tocando prácticamente todos los instrumentos en cada nuevo disco. No es nada fácil sacar un trabajo adelante en estas circunstancias aún así consigue un gran producción en cada lanzamiento que nos ofrece. 

En esta ocasión cuenta con el apoyo de un nuevo sello discográfico que desde hace poco más de un año nos viene ofreciendo calidad a raudales en cada nuevo disco que publican. En este caso han apostado fuertemente por Dion Bayman y razón no les falta, puede ser otro de los disco revelación del año.

Better Days es un disco que desde sus primeros acordes ofrece un remanso de paz y que ofrece unas melodías muy directas que consiguen atrapar al oyente.  Una vez hayas escuchado el disco volverás a escucharlo una y otra vez ya que tendrás la sensación de haberte perdido algo grande. El tema que da título al disco es un claro ejemplo de lo que os podéis encontrar dentro de este nuevo lanzamiento. 

Tuve la suerte de darme de bruces con su disco Afterburn durante unas vacaciones y desde ese preciso momento he seguido con interés toda su trayectoria musical recibiendo siempre grandes dosis de satisfacción al escuchar cada uno de sus nuevos temas. Está claro que Dion Bayman sabe lo que quiere ofrecer en cada tema y consigue recopilar un buen puñado de canciones cada vez que se pone manos a la obra para publicar nuevo material.

The Best Times Of My Life es otro de esos temas que tardareis tiempo en dejar de escuchar.  Maravillosas melodías en un estribillo magistralmente interpretado. No faltan por supuesto las baladas al más puro estilo Bon Jovi como Leap Of Faith, otros de los puntos fuerte de Dion en todos sus lanzamientos. Sobresaliente.

En  Pieces volvemos a disfrutar de más puro estilo Bon Jovi, menudo tema se marca por dios !. Un estribillo muy americano con un ritmo que os sorprenderá. Frescura y melodía sin fin.

En definitiva, solo os puedo recomendar desde este humilde blog que compréis con los ojos cerrados este nuevo lanzamiento ya que es una apuesta segura.  Si este disco os llena ( estoy seguro de ello) disfrutar de su discografía donde encontrareis sin duda lo que andabais  buscando desde hace años. 

Highly Recommended
Redactor: Antonio AORLAND


Image and video hosting by TinyPic

sábado, 11 de agosto de 2018

SAPPHIRE EYES “ BREATH OF AGES” 2018 Review




24 de agosto 2018


Tracklist:

01 - My Desire
02 - I Don't Wanna Be Alone
03 - Endless Hope
04 - Never Again
05 - I Won't Leave With A Lie (feat Anette Olzon)
06 - Chasing Dreams
07 - Wherever You Go
08 - Maybe
09 - Into Paradise
10 - One In A Million 


Band:

Thomas Bursell vocals
Niclas Olsson keyboards
Emil Knabe guitar / Mikey K Nilsson guitar / Sven Larsson guitar, etc.
Mats Ståhl bass
Fransesco Jovino drums 



“Only for exquisite palates and refined tastes”



Hace ya 4 años que Niclas Olsson nos sorprendió con una banda que publicó uno de los grandes trabajos de ese año en el terreno melódico y que seguía la senda de mis adorados Alyson Avenue. Desde entonces la verdad es que le perdí la pista hasta la llegada de este inesperado disco ya que pensé que había quedado como un proyecto alternativo sin más pero que me alegro haya llegado a buen puerto porque la calidad que atesoraba aquel era muy grande y creo que seguirán la senda y nos darán un trabajo de muchos quilates como me dispongo a reseñaros.

Sin casi abandonar los acordes de su primer album nos adentramos en “My desire” que ha sido seleccionado como single de esta nueva aventura y que con la misma dinámica que el anterior álbum nos va apabullando con un colchón de teclados infinito que te sacuden por la izquierda y la derecha, debastando tu materia gris y haciendo que veas como todo tiene su continuación en forma de una preciosa canción donde la guitarra sacude cada nota como esas agujas de acupuntura usadas para calmar el dolor que te anestesia y te hace profundizar en tu yo interior. Tema relajado con muy buen hacer y que manejas todas las astucias para considerarse un tema de AOR de la vieja escuela.

La versión más positivista de la vida nos llega con “I don´t wanna be alone” que refleja la parte más tierna y racional en un principio, donde el tema lleva una cadencia plana para luego desatar la parte más visceral a modo de melodía controlada por medio de unas voces que juegan a su antojo a lo largo del minutaje del tema y se funden con la pomposidad del teclado (quizás un poco empalagoso para mi gusto) y la perfecta ejecución de unas guitarras que te acompañan sin dejar que te desplomes y caigas en el tedio. Muy buen tema para levantar el ánimo en los momentos más bajos de tu vida.

Me enamora desde el inicio “Endless Hope” con sus teclados y sintetizadores barriendo mi ser y transportándome a una época donde la buena música era escasa pero cada disco era sinónimo de una calidad inusitada. Aquí cada instrumento tiene su protagonismo y el bajo late como el corazón del tema mientras el teclado nutre de sangre a través de unos capilares que la mueven al ritmo de una guitarra fantástica y una batería desgarradora. Fantástico y que merece la pena escucharlo varias veces para quitarle todas las capas de cebolla que lleva en su desarrollo.

Una canción al más puro estilo Alyson Avenue es “Never again” que va cogiendo ritmo y cambios de secuenciación, incluso con una parte preciosa para dar lugar al sólo que me encanta. Es una canción que para describirla hay que tener una facilidad de la cual puedo decir que carezco porque es tal sus giros y movimientos sonoros que me veo pequeño para poder desgranarlos todos más que en una palabra y esa es formidable. Desde la primera nota hasta la última no paro de volver a darle vueltas a cómo se le habrá ocurrido introducir éste o aquel elemento, hay que tener las ideas muy claras y saber mucho de esto para desarrollar con esa precisión canciones así. Fantástico.

El momento más entrañable llega a modo de balada con “I won´t leave with a lie” que queda perfecta para que la voz tome protagonismo y sirve para que la gran Anette Olzon nos muestre su efectividad vocal antes de su reunión con Alyson Avenue a los cuales tengo ganas de observar que sacan en breve. Es como una canción cantada en una boda cuando los novios se han dado el sí, quiero y las miradas cómplices entre ellos crean un ambiente donde las sonrisas y la felicidad parecen no tener fin o bien pudiera entrar como tema de La Bella y La Bestia en el momento en que bailan juntos. Lo dejo a vuestra elección aunque lo que no cabe duda es que es para enamoradizos empedernidos.

A mi me gusta más particularmente “Chasing dreams” donde los teclados del inicio y la guitarra logran que mi cuerpo ponga en marcha el cúmulo de neurotransmisores y recaptadores de serotonina para poder estar alerta y no perderme ni un segundo de este tema y así poder contároslo en su plenitud. Los teclados de Niclas van a poder con tu voluntad como hacía Darth Vader y te plegarás ante él, suplicándole que te deje formar parte de sus tropas y conquistar el universo. 

Un medio tiempo llega a nuestras vidas y no es otro que “Wherever you go” que sin ser nada destacable si es agradable en la escucha, y es que son tantos temas cuya dinámica se parece que cuesta que nos sorprendamos lo cual es una tara que afecta a la evaluación de los discos en su conjunto. Desde mi punto de vista no está mal pero quedaría mejor como cierre del album al ser una canción sosegada y de fácil escucha que puede dejar un regustillo al final como hacen los buenos vinos con ese poso que saborean nuestros paladares una vez lo hemos bebido.

“Maybe” se antoja un tema bandera con el que pueden defender muy bien este trabajo y es que rebosa energía con una guitarra demoledora (vaya clase magistral que nos ha dado durante todo el disco) que se ve acompañada por teclados por todos lados aunque en su debe quizás hay alguna parte que está metida con calzador como tras el sólo al introducir el estribillo pero aún con eso es un tema muy placentero de escuchar y disfrutar.

Continuamos con “Into paradise” que nos vuelve a sumergir en el terreno melódico que es donde mejor se desenvuelven estos figuras y vuelven a hacer que “suframos” toda esa infinidad de acordes e instrumentación por doquier que van agrandando el tema como una bola de nieve ladera abajo que cada vez va cogiendo más volumen. 

El cierre llega a cargo de “One in a million” que es perfecto como resumen de lo que nos han hecho disfrutar con el plus añadido de un estribillo brutal que quizás es el mejor que han metido en todo el disco y lo han dejado para el final estos pillines. No quieren que te vayas con el regusto de un mal tema sino que tu ego se suba por las paredes y les alabes como se merecen. Grandioso tema para culminar este trabajo al que le han tenido que meter muchas horas.

En resumen, un disco que tiene una calidad desbordante y unas composiciones fantásticas con infinidad de teclados amén de una instrumentación grandiosa pero que con varias escuchas tiende un poco a hacerse en algunas fases algo tedioso y llevar al equívoco que es un disco aceptable sin más cuando es todo lo contrario. Es un disco a tener muy en cuenta y que os recomiendo le prestéis la atención que merece.


Highly Recommended
Redactor: Manuel García.





Image and video hosting by TinyPic

jueves, 9 de agosto de 2018

SINESTRESS “MIEDO” 2018 Review





Autoproducido 2018

Tracklist

1.- Grito en silencio
2.- Exiliado en el mundo
3.- Guerra sin cuartel
4.- Lluvia
5.- Huye conmigo
6.- Miedo
7.- Me enseñaste a andar
8.- Lejos de todo
9.- America latina
10.- Haz que todo se detenga
11.- Sólo queda luchar

Band

Juan Carlos García "Chimo": Voz principal
Miguel Ángel Gala "Miki": Teclados y coros
Francisco José Salgado "Kiko": Guitarras y coros
Alejandro Penedo "Alex": Guitarras
José Castilla: Bajo
Diego Belmonte: Batería 


“Cuando la belleza y el arte se cruzan en tu camino” 


Hagamos un poco de historia y remontémonos a marzo de 2009 cuando Kiko (ARMAGUEDON) y Miki (ARMAGUEDON y ABU SIMBEL) se unen con Chimo (ABU SIMBEL) y Álex (ABU SIMBEL) para dasr forma al grupo que en 2010 editan su primera demo. Tras varios cambios en la banda en 2011 se edita su disco debut con el mismo nombre del grupo y obtienen cierta repercusión en el panorama nacional.

Hay que esperar hasta 2014 cuando se edita su nuevo trabajo “Fase2” con nuevos cambios en la formación (es una constante desde sus inicios) pero manteniendo unas letras en donde intentan concienciar a la gente de la sociedad en la que estamos sumergidos y añadiendo un plus de calidad con la incorporación de Ana Gárcol (KOVEN) y Miguel Oñate (ASFALTO). Y tras nuevas idas y venidas llegamos a nuestros días donde tenemos el placer de desgranar este nuevo trabajo con la esperanza que nos haga disfrutar un buen rato. Vamos a ver si lo consiguen...

El día se presenta caluroso y al abrir la ventana lo primero que llega a mis oídos es un “Grito en silencio” que me pone alerta ante la invasión de tropas enemigas a mi propia casa. Desde el primer instante se nota una evolución brutal en el sonido y es que la producción de este disco está a un nivel superlativo y cada instrumento suena limpio y contundente con lo que da gusto subir los decibelios sin notar solapamiento o “suciedad” en el sonido. Ese es uno de los puntos fuertes y si a esto le sumamos unas letras precisas con sentimiento y unos coros que encajan como un guante al tema no queda otra que brindar con estos chicos por haber logrado cautivarme. Y eso que, como bien sabéis, los grupos que cantan en mi lengua no me suelen atraer salvo raras excepciones como la que os presento hoy. Canción que mi hijo no deja de tararear su estribillo donde Chimo le mete garra con esa voz que no te deja indiferente y Miki le dota de un fondo con los teclados que te atrapa y te somete aunque te resistas. Fantástico trabajo a las guitarras como podéis descubrir en el sólo, también.

Y si con el tema anterior no os he dejado con la miel en los labios, agarraos los machos porque “Exiliado en el mundo” es uno de los grandes temas de este disco por lo menos en su vertiente compositiva y letrística. Es salvaje observar como una fantástica letra acerca del triste destino de la mayor parte de los refugiados es puesta en el plato y adornada por una composición musical que provoca el efecto similar al que un vaso de agua nos hace cuando llevamos 1 hora corriendo al sol y que permite a nuestras papilas gustativas dar rienda suelta a su deseo. Cada vez que lo escucho se me ponen los pelos de punta.

Bajamos un punto la intensidad con “Guerra sin cuartel” que melancólicamente nos vuelve a sacudir sentimentalmente, haciendo que interioricemos y pensemos muchas de las cosas que hacemos o decimos inconscientemente y que hacen daño a quienes más queremos y tenemos más cerca. Un medio tiempo muy elegante y cuidado con un Miki actuando como lienzo en blanco al cual se van añadiendo los distintos elementos y dando al final un cuadro colorido que destaca en el centro de la galería donde se expone y logra captar toda nuestra atención. 

La vertiente más AOR llega de la mano de “Lluvia” donde las guitarras de Álex y Kiko me rememoran grandes bandas de los 80 que seguro habéis escuchado mil veces y esos coros que entran milimétricamente (no encuentro un sólo fallo por más vueltas que le he metido al disco, y os puedo asegurar que superan varias decenas, en el tema de coros, van clavados) y que te hacen volver a tu juventud cuando cada canción que te gustaba era destripada a cada segundo intentando sacarle el máximo jugo y le dabas al rew para volver a escuchar el sólo o el estribillo o el pequeño guiño que habían hecho con el teclado. Leyéndome a mi mismo me da que soy un poco friki pero es que antes no tenía acceso a tanta música y a lo que podía comprarme no le dejaba ni la cáscara; hoy en día sigo haciéndolo con casos puntuales de disco que me gustan mucho y el de Sinesstres os aseguro que da para ello.

Como no todo son baladas o medios tiempos se agradece la irrupción de la parte más “salvaje” con la introducción de “Huye conmigo” donde Diego le mete rabia a las baquetas y saca todo el instinto animal que lleva sujeto desde el inicio. Una canción muy directa que creo va a ser pedida por el público en los conciertos ya que permite sacar la furia y rabia que muchas veces llevamos a casa tras un largo día de trabajo y que necesitamos sacar para conseguir un poco de relax. Otra vez los coros me causan un inmenso placer y es por ello que os digo lo del directo porque el público va a acompañar casi seguro a Chimo durante todo el tema.

Llegamos a la parte “triste” con el tema “Miedo” que quizás es el tema más tétrico pero que nos hace ver cómo la sociedad nos marca el camino a seguir y cómo aborregados que somos la mayoría, obedecemos sin rechistar y sin atrevernos a llevar la contraria cuando muchas veces es lo correcto. Es un tema acerca de las inseguridades que marcan nuestra vida desde que nacemos e intentamos ponernos en pie pero el miedo nos atenaza y no tenemos la valentía más que asidos por la mano de nuestros padres que nos sirve de bastión. Medio tiempo con muy buena base e interpretación y como habéis visto una letra que no os deja indiferentes, como ninguna de las que nos muestra el disco.

Sólo con ver el título “Me enseñaste a andar” creo que no hace falta que os comente lo que nos intentan transmitir con la letra que lleva. Si os gusta la parte más sentimental de vuestro ser que hace que un universo de sensaciones se destapen a flor de piel, este es vuestro tema y vuestro momento en el que asomaros a la ventana si estáis en la playa y observar como el mar se pierde en la infinidad mientras la brisa de la mañana azota vuestro rostro. Chimo da una lección de como las notas se deslizan suavemente por su garganta y se transforman en dulces cantos de sirena que te van sumergiendo hacia donde él quiere mientras el acompañamiento instrumental te adormece y hace que te dejes llevar mientras disfrutas y gozas.

El single “Lejos de todo” fue el “culpable” de que le tuviera muchas ganas al disco y es que la letra me pareció de una consistencia tal que no paraba de tararear cada estrofa. Tanto es así que ya mi hijo y yo la vamos desentonando en el coche con nuestra voz cazallosa que no le hace mérito a la precisión que tiene. Y es que el estribillo está tan bien hecho que te hace esbozar una sonrisa en la comisura de tus labios por donde se deslizan gotas de saliva seguegadas por el sistema dopaminérgico de nuestro cerebro. Fantástico tema y todo un acierto sacarlo como single del disco.

Y llega la sorpresa de “America latina” con un tempo que no tiene nada que ver con lo ofrecido hasta ahora, adentrándose en el rock´n roll americano que todos hemos escuchado alguna vez aunque ofreciendo melodía en el estribillo cuyos coros me han dejado un poco frío ya que quedan como en un segundo plano y pierden algo de fuerza al no verse arropados por Chimo como suele pasar en el resto de temas. Tema reivindicativo de nuestros “hermanos” centro y sudamericanos que han sufrido expolios a lo largo de su historia.

La energía vuelve de la mano de “Haz que todo se detenga” en donde el juego de acelerar y levantar el pie para volver a acelerar en el estribillo es de una clase descomunal. Estamos acabando el disco y como veréis es criminal el enlazar temas tan buenos uno tras otro. Os aseguro que cada tema es como un pequeño trocito de esa tarta de cumpleaños tan rica que os hacía vuestra madre cuando érais pequeños y no podías dejar de comerla hasta acabarla y lamer el plato para que no se quedara ni una miga. El final con un Miki estupendo hace que me recuerde, junto al coro, a los mismísimos Maiden en algunos de sus pasajes (y eso que no tiene nada que ver el estilo que llevan).

No van a acabar sin exigirnos que “Solo queda luchar” que me deja con un “mal cuerpo” terrible y logra sacarme una lagrimilla fácil. Es un tema en donde entre Chimo y Miki logran protagonizar una balada de cinco estrellas que te emociona si estás vivo y te intenta obligar a luchar y a no “darte por vencido” como dice su letra por más que te pueda la desazón y no tengas ganas de hacerlo. Me hubiera gustado terminar de manera más “alegre” pero hay que reconocer la exquisitez de lo que acabo de escuchar.

En resumen, una autentica joyita que llega a nuestra vida muy de cuando en cuando y que muchas veces obviamos por falta de tiempo para escuchar todo lo que tenemos pero que os invito a que descubráis y no os va a dejar indiferentes. Podéis pensar que seguro que conozco a la banda o que me han prometido algo y por ello les hago esta review tan favorable pero nada más lejos de la realidad. Os aseguro que, para mi desgracia, no conozco a ninguno de los miembros de la banda, (cosa que intentaré subsanar si me es posible) únicamente me he guiado por lo que me han transmitido a lo largo de este larga duración y además era el primer disco que escuchaba de ellos (ese error ya lo he subsanado). Va a figurar en mi estantería de discos importantes en cuanto cobre este mes y yo que vosotros intentaría hacer lo mismo porque no os arrepentiréis.

Inconmensurable.
Redactor: Manuel García

Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 8 de agosto de 2018

KING COMPANY “QUEEN OF HEARTS” FRONTIERS 2018 REVIEW





Frontiers Music s.r.l. 10 August 2018 

Tracklist:

1.- Queen of hearts
2.- One day of your life
3.- Stars
4.- Living in a hurricane
5.- Under the spell
6.- Never say goodbye
7.- Learn to fly
8.- Berlin
9.- King for tonight
10.- Living the dream
11.- Arrival

Band:

Mirka “Leka” Rantanen - Batería
Antti Wirman - Guitarra
Jari Pailamo - Teclados
Time Schleifer - Bajo
Leonard F. Guillan - Voz


“A ray of light that illuminates our lives”



Este es uno de los lanzamientos a los que más le tenía ganas este año y más tras descubrirlos hace 2 años con su disco debut que tanto me atrajo y que tan buenas críticas hice de él y de una de sus canciones que para mí fue una de las mejores del año como puse en el especial de AORLAND de 2016 y que no es otra que “Wings of love”, toda una oda al buen gusto e interpretacion y realización. 

Hagamos memoria diciendo que la banda se formó en 2014 por el potente batería Mirka (que ha trabajado para Warmen, Thunderstone, Kotipelto, etc.) al cual unió al estratosférico guitarrista Antti de Warmen y al vocalista Pasi Rantanen (Thunderstone), amén del teclista y bajista. Erse año grabaron una demo de 3 canciones y Antti se unió a la gira de Children of Bodom temporalmente lo que frenó el desarrollo de la banda un tiempo aunque las ideas creativas siguieron su curso.

Ya en 2016 fichan por Frontiers y sacan su álbum debut “One for the road” y se embarcan en una gira en la cual Pasi acabó con graves problemas vocales y tuvieron que buscar reemplazo en el actual cantante: Leonard que de mutuo acuerdo con Pasi se acopló como miembro de la banda.

La contundencia con la que se inicia “Queen of hearts” hace que los cuadros de la habitación se tambaleen y oigo a mis vecinos soltar improperios varios por lo que me dispongo a ponerme los auriculares porque no me esperaba semejante descarga en donde la profusión de teclados crean una atmósfera ennegrecida a modo de un cielo que aventura tormenta, a la par que da pie a la entrada de la guitarra que cabalga como un potro salvaje, asemejando a los rayos y relámpagos que consiguen provocar la inundación final con la poderosa batería que te provoca el efecto headbanging casi sin querer. Vaya puesta en escena que se han marcado, ojalá me equivoque pero hago el símil con los futbolistas; si aguantan lo que dura el cd a este nivel me hago de su equipo sin dudarlo.

Aquí ya parto con ventaja porque llega el single “One day of your life” al que le he dado tantas escuchas que no me sorprende ya, lo cual no quita que diga que es un tema grandioso que te atrapa a la primera con esa base machacona que te va taladrando el cerebelo y va introduciendo una cánula con una dosis elevada de endorfinas que hace que se disparen tus neurotransmisores y se provoque un colapso de las sinapsis nerviosas, llegando al clímax de satisfacción en breves momentos y manteniéndose a lo largo de los más de 4 minutos que dura el tema. Aún no lo he mencionado pero la labor de Antti llega a niveles humanamente casi imposibles de conseguir, de hecho porque ya los conocía de su anterior trabajo que si no os diría que el mismísimo Zakk Wylde les ha ayudado con las guitarras ya que los sonidos en algunas partes son similares lo cual habla muy a las claras del nivel que tiene este virtuoso. Además es uno de los temas cuya letra optimista te hace ver la vida como se debería disfrutándola “como si no hubiera un mañana” como bien dice una de sus estrofas.

Tiempo de ir a la nevera a sacar una cerveza fresquita mientras los primeros acordes de “Stars” penetran por nuestro canal auditivo en un medio tiempo delicioso que permite deleitarnos con la fenomenal voz de Leonard que aquí, gracias a un desarrollo menos contundente que no efectivo y a una bajada de revoluciones, emerje como cuando un rayo de luz se abre paso entre un cielo nublado e ilumina sólo un determinado punto en la cual está su figura. Precioso tema para disfrutar relajado mirando el paisaje alpino desde tu sofá a través de unos amplios ventanales.

Sólo por el título ya debéis adivinar que “Living in a hurricane” va a ser un tema al cual como en las locomotoras de las pelis en blanco y negro, se le va a ir añadiendo carbón y maderos a raudales con el fin de que sus amplias y desgastadas ruedas giren a más velocidad de la cuenta aún a riesgo de descarrilar sobre esas ancestras vías cuyas vigas desgastadas no hacen presagiar nada bueno. A pesar de ello la locomotora coge peso a través de un Mirka en modo animal que a cada golpe de baqueta la estabiliza y no deja que levante ni un milímetro de las vías. Tema rápido y fugaz que no da tiempo a casi ni asimilar.

Buah, con lo que me gustan estos inicios “oscuros” en una onda gótica y más en esta época de mi vida, ya me ha ganado “Under the spell” aunque no os confundáis que el tema no va por ahí sino que es una atmósfera fantástica a cargo de Jari que da pie a una conjunción astral donde los planetas se colocan todos en una posición tal que hace que cada nota llegue a ellos a la vez y de forma milimétrica, logrando que el cielo tenga sentido para los astrónomos y descubran que hay momentos en donde el goce y disfrute se asemeja al descubrimiento de una nueva estrella. Los coros son muy buenos y el acompañamiento, como he dicho, es de otro planeta pero hay que ponerse los auriculares para escucharlo.

El momento balada llega de la mano de “Never say goodbye” que será publicado en formato acústico como bonus en la edición japonesa. El disfrute está asegurado ya que no es la típica balada al uso (aburrida y anodina en la mayoría de los casos) con un teclado y punto sino que aquí le dotan de la garra necesaria sin sobrepasarse para dar la elegancia que se requiere con Jari acompañando perfectamente a Leonard que da toda una lección de como se debe modular la voz (lo hace a lo largo de todo el disco aunque no os lo haya dicho) para embelesarte poco a poco e irte desabrochando los anclajes del sostén mientras te susurra a la oreja notas embaucadoras y tu vello se va erizando a medida que sus dedos acarician tu fina piel.

Como ocurre con el primer tema la velocidad inusitada de “Learn to fly” nos hace ver a Tom Cruise en cualquiera de sus Misión Imposible descargar adrenalina mientras conduce cualquier vehículo a velocidades inimaginables. Sería la sintonía ideal para cualquiera de esas películas por el ritmo que coge con un Antti en modo “Guitar God” dejando suelto al potro en forma de guitarra y dejando que “cabalgue” a un ritmo frenético y sin puertas que frenen su libertad. Menudo subidón que me da este tema que creo va a sonar en mi coche por las mañanas durante bastante tiempo porque despierta a los muertos.

El arcoiris asoma con “Berlin” tras esa desatada apocalipsis anterior y nos hace ver la luz con un tema que no está mal pero que es el que menos me gusta del disco, no sé si será porque espero que llegue una parte un poco más destacada o especial y no la encuentro por más que la busco o no le he cogido el tranquillo pero me parece un tema bastante normal y que no acaba de sacarme sentimiento alguno por más vueltas que le doy. Aún así muy bien ejecutado instrumental y vocalmente.

Y llegamos al que es el TEMAZO del album: “King for tonight” . Ya desde el inicio nos viene a decir que vayamos preparándonos con ese teclado que nos prepara para lo que pueda suceder en la siguiente escena y que no es otra que un estribillo alucinante con unos coros espectaculares que me transportan a otra dimensión donde mis problemas cotidianos desaparecen y todo lo que mis ojos me permiten ver y mis oídos escuchar es de tal perfeccionismo que me tengo que pellizcar para saber que es real a pesar que esté en modo zen. Sólo os queda escucharla para ver que me quedo corto al describiros el tema pero es cómo intentar describir un cuadro de Velázquez o una escultura de Da Vinci; nunca vas a lograr expresar todas sensaciones que te transtiten. Escandaloso.

Ya recuperado afronto “Living the dream” acomodado en el sofá y un poco exhausto tras tanto ejercicio hecho con el tema anterior donde hasta mi mujer se ha asustado porque me ha dicho que estaba como en otro mundo y no le he ayudado a hacer una tarea hacendosa en el hogar. Ahora puedo deleitarme con un tema que de noche con la luz apagada debe de dar “miedo” pero no del que podéis creer sino al contrario. Es tal la preciosidad del ambiente que crean que nos permiten transportarnos, una vez más, al Edén donde Dios nos muestra todo lo que el mundo debería ser, viendo crecer a nuestros hijos en una sociedad menos hostil y sin tanta soberbia ni avaricia. Un mundo ideal que tiene cabida perfectamente englobado en esta canción y que si en vez de durar 4 minutos y medio fueran muchos años todos seríamos felices. Es un canto a la esperanza y una oda al buen hacer que destapa mi lado positivo que la mayoría de las veces queda oculto ante la deshumanización que soportamos a diario.

Cierran este fantástico trabajo con “Arrival” que le da una cierta parte “progresiva” al trabajo, con unas cabalgadas marca de la casa de Antti. Quizás no sea un tema que se encuadre en la dinámica del disco por lo que su introducción al final me parece un acierto ya que no corta el ritmo ni la dinámica del resto. Eso sí lo del sólo es para ponerse de rodillas y alabar a este hombre porque es una auténtica brutalidad el derroche de buen gusto que tiene.

En resumen, un disco que como he dicho esperaba con muchas ganas y que ha llenado mis expectativas de largo. El primero ya tenía temas que me hacían presagiar cosas muy buenas pero con este me han llegado a elevar a otro nivel con temas más maduros y compactos a la par que potentes, entremezclados con laboriosos medios tiempos con multitud de efectos que lo engrandecen aún más. Formará parte de los discos que el una semana disfrutaré en la playa y que seguro me traerán de vuelta grandes recuerdos de mis hijos jugando en la arena mientras la melodía invade mi cabeza como la banda sonora del verano. No le llego a poner una puntuación más alta por ese par de temas que no me han atrapado pero el sobresaliente algo lo han conseguido con creces.

Hightly recommended.
Redactor: Manuel García

Image and video hosting by TinyPic