jueves, 7 de junio de 2018

SWEDISH FUNK CONNECTION “1987” 2018 REVIEW






Tracklist

01 - This love will last forever
02 - Lucky
03 - Out of my way
04 - Stay with me
05 - To much money
06 - Somewhere somehow
07 - Life is beautiful
08 - Love is such a beautiful thing
09 - Stay away from the dark
10 - Million reasons

Band

Christer Lärk (vocals)
Peder Jonsson (drums)
Peter Johansson (keyboards)
Mats Johansson (guitar)
Berra Holmgren (bass) 


“A diamond of great purity. Like a travel in time, back to the 80´s”



Sinceramente no sé como describiros lo que vais a descubrir sin hacer un “spoiler” antes y es que no puedo mantener la intriga por mucho tiempo ya que si me vierais la cara sabríais si me ha gustado o no en un momento ya que como dicen que es el reflejo del alma, seríais capaces de adivinarlo fácilmente.

Es una banda que aunque sea su primer disco nacieron como banda de covers que tocaban funk y soul pero que sin dejar de lado ese estilo ha evolucionado hacia el AOR con tintes pop y todo enfocado a los 80 como así declaran en su título y que consiguen sobremanera como podréis observar los privilegiados que tengáis la oportunidad de llevároslo a vuestro oído. No demoro más mi reseña y empiezo con ella a la mayor brevedad posible.

Ufff mi vello se ha erizado sobremanera nada más han empezado a sonar los primeros acordes de “This love will last forever” en donde la melodía es capaz de atravesar la placenta y llegar al feto para sumirlo en un mar de sensaciones que hace que comience a agitar sus extremidades y eso se refleje en la pared del útero materno. Busco este símil tan precioso para aquellos que somos padres porque es la belleza reflejada en canción donde se mezcla todo lo que pedimos a un tema de puro AOR que consigue emocionarnos a pesar de haber estrujado multitud de discos pero siempre llega uno que nos hace reaccionar y ver que hay espacio para la sorpresa. 

Cambian de tercio sin dejar aparcada la calidad para dar un tema más poppy que el anterior con toques funky que hace honor a su nombre y nos hace rememorar los 80 en su total plenitud para los que hemos sido afortunados de vivirlos y poder disfrutarlos. “Lucky” tiene esas reminiscencias a temas que sonaron en las radiofórmulas de entonces una y otra vez y hubiera sido carne de MTV si hubiera sido publicada entonces. Siempre es bueno esta mezcolanza de estilos que dotan de una riqueza profusa al conjunto y hacen que su estatus aumente situándolo entre los grandes álbumes de este año.

Llegamos a un tema compuesto por un icono de la época de la que estamos hablando y no es otro que Michael Learns to Rock. “Out of my way” es un medio tiempo con aire americano que pudiera haber sido incluido en multitud de películas de aquella época sin dudarlo y que desprende esa sensación de madurez y cuerpo como el que van cogiendo los quesos en sus cámaras con el paso del tiempo, dotándolos de sobriedad y carácter que hace que cuando entran en nuestro paladar su gusto nos acompaña varias horas. Eso es lo que ha pasado con este disco en mi caso, que lleva una semana entera sin parar de sonar para poder macerar en mi interior todo lo que me han aportado y poder describíroslo como estoy haciendo.





Qué sensación de paz interior me provocan los primeros acordes de “Stay with me” y es que el tufo a TOTO es notable y eso son palabras mayores y ciertamente consiguen que en mi cerebro broten nuevas sinapsis neuronales que estaban ocultas y me dejen percibir semejante belleza. La descripción para este tema es que roza la matrícula de honor. Cada pieza del engranaje de los relojes de la portada está puesta con la máxima destreza y precisión y eso redunda en que cuando la maquinaria se pone en marcha todo cobre sentido y cada nota nos haga percibir un cúmulo de sensaciones que teníamos apagadas desde hace tiempo. Temazo.

Como ese mago que intenta abducirnos y así tomar el poder de nuestra mente para poder campar a sus anchas, así nos introducen “To much money” que se me asemeja a alguna canción de Pride of Lions en su ejecución aunque el estribillo varía algo. Aún con ello la profusión de teclados es escandalosa y Christer sin forzar en demasía nos da una lección de clase y de cómo cuando las cosas se hacen como es debido se puede disfrutar de la música en su plenitud. 

Y vuelvo a sentir otro orgasmo musical con “Somewhere somehow” en donde TOTO vuelve a asomar mezclado con Work Of Art y con ello poco más os tengo que decir ya que son dos de mis bandas de cabecera. El simple sonido cuando lo escuchéis va a hacer que os tengáis que recostar en el sillón y colgar el cartel de no molestar en el pomo de la puerta ya que nada puede interrumpir el gozo y esa sensación a flor de piel que os va a dejar. Todo un himno al AOR que demuestra que no hace falta grandes estridencias ni velocidades endiabladas, simplemente con una buena composición y una ejecución exquisita me ganan y no me queda más que ponerme de rodillas y agradecer a Dios dejarme disfrutar de estos placeres terrenales.

Y no nos alejamos mucho de WOA con “Life is beautiful” que cualquier gran banda de AOR de la época hubiera firmado con los ojos cerrados. No se puede ejecutar mejor una canción y hacer que recorra nuestro torrente sanguíneo esquivando todos los obstáculos y dotando de glóbulos rojos y por ende del oxígeno que transporta a nuestros pulmones para que estos se expandan y nos permitan con una apertura de nuestra pituitaria descubrir olores que desatan nuestros más ancestrales instintos que nos llevan a poder sonreír de la misma forma que un bebé inocente lo hace sin la más mínima malicia. Es la música que puede que suene en el jardín del Edén mientras toda la belleza del lugar nos hace poner los ojos como platos.

Para la siguiente han contado con nada menos que Peter Friestedt a la guitarra para dar un tema con un toque más west coast que deslumbra al igual que los anteriores. El tema es cuestión lo denominan “Love is such a beautiful thing” y no puede ser más acertado porque en cualquier primera cita sería obligado que sonara con el fin de deslumbrar a tu futura pareja y hacer que se enamore locamente de ti solo por tener tan buen gusto musical y compartirlo con él o con ella. Si en un museo hay obras de gran calado que visitan millones de personas, esta canción debería estar también en todas las discografías que se precien.

Y volvemos a jugar con vueltas de tuerca regresando al AOR en “Stay away from the dark” con un teclado jugando a su antojo y moviendo la maquinaria de la forma que desea, haciendo que el resto de instrumentos lo acompañen para configurar una canción al estilo Care of Night con un estribillo enternecedor que no te quitas de la cabeza durante un buen rato y que perdurará en tu subconsciente y te hará volver a escuchar este gran trabajo en un futuro no muy lejano y más de una vez, te lo aseguro.

El cierre llega de la mano de “Million reasons” que pone el perfecto colofón a modo de medio tiempo con una dulce melodía perfecta a modo de resumen para dejar claro que no han escatimado esfuerzos para intentar lograr dar lo mejor que tenían en forma de 10 pequeños diamantes que han sabido pulir a la perfección y que consiguen que su valor sea incalculable en el mercado.

En resumen, creo que va a ser muy complicado que esta obra maestra salga de mi Top 5 de este año y sabiendo lo exigente que soy son palabras mayores. Hacía muchísimo tiempo que no disfrutaba de un disco al que no le sobra ni un solo tema y que cada uno de ellos enriquece al anterior. No entiendo como sólo está en formato digital y ninguna compañía ha tenido la bondad de que algo tan bello y a temporal ocupe un lugar destacado en nuestras vitrinas y que espero remedien pronto porque no puedo esperar más a tenerlo en casa.

AORLAND SCORE: Jewel/Masterpiece
REDACTOR: MANUEL GARCIA



Image and video hosting by TinyPic

TNT “XIII” FRONTIERS 2018 REVIEW






Frontiers Music s.r.l. 8 Junio 2018


Tracklist

We’re Gonna Make It
Not Feeling Anything
Fair Warning
It’s Electric
Where You Belong
Can’t Breathe Anymore
Get Ready For Some Hard Rock
People, Come Together
Tears In My Eyes
17th Of May
Catch A Wave
Sunshine


Band

Baol Bardot Bulsara vocals
Ronni Le Tekro guitars
Ove Husemoen bass
Diesel Dhal drums


“Like a psichodelic dream with a bad end”



Cada día que pasa soy más reacio a ponerme delante del ordenador a desgranar bandas que en su momento me entusiasmaron y de las que guardo unos recuerdos imborrables pero que actualmente caminan como pollos sin cabeza, haciendo que su legado quede por los suelos y su aportación al panorama musical actual sea residual y anecdótico.

Pero creo que debo ser honesto y poneros mi opinión de un disco que parte ya con unos singles que han sido comidilla de la comunidad hard rockera y no precisamente para bien y es que llevan unos discos en donde ya el hecho de juguetear con el cambio de cantante, incluida la espantada de Harnell; los pone al borde del precipicio y deciden arriesgar con el desconocido hispano-argentino Baol Bardot Bulsara cuya experiencia radica en formar parte de musicales variados como Jesucristo Superstar o We will rock you y en el doblaje de canciones de series y películas.

Personalmente no lo conocía y tengo curiosidad por ver que aporta al combo y si les da una inyección de moral que les permita remontar tras lo acaecido en estos últimos tiempos.

Abren con “We´re gonna make it” que intenta reverdecer viejos laureles y que para mí consigue capturar mi atención con una voz al estilo Harnell muy acusada y una melodía que desata viejas sensaciones y ello a pesar que el sonido está muy enlatado y saturado (quiero pensar que es cosa del streaming que nos ofrece la promo que nos han mandado) pero me aventuro a decir que es un buen comienzo para abrir boca.

Y comienza la voladura de tarro con “Not feeling anything” en un inicio mas rockero y oscuro con una voz que más que cantar susurra hasta llegar a un estribillo en donde se intuye la vuelta a sus primeros álbumes sin alardear sino cumpliendo el expediente aunque luego mezclan y forman un collage que enrarecen el ambiente y te dejan con una sensación de no saber en dónde te encuentras.

“Fair warning” es un tema psicodélico que navega en un mar de éxtasis donde Le Tekro coge la batuta y cual Ronaldo quiere hacer ver que es su banda y que los premios personales se le deben atribuir a él por encima del resto. Creo que para ello lo mejor es que meta un tema instrumental a modo de bonus donde muestre sus virtudes con el noble instrumento y deje que el disco fluya a su manera y cómo debiera ser.

Ahora nos desplazamos a los 70 como si estuviéramos en Woodstock y fuéramos a ver a esta banda que toca en el festival y nos va a “deleitar” con “It´s electric”. Un cúmulo de inconexas ideas que en vez de formar un puzzle donde adivinemos una figura parece que han mezclado 3 y las piezas casan pero no se adivina lo que nos quieren mostrar.

Momento balada con “Where you belong” o por lo menos algo que se le parece y que no desagrada a pesar de que me da que el registro vocal se excede en momentos y se pasa de frenada dejando algunos momentos donde sube más de lo debido. Se me asemeja en trozos a “Wild is the wind” de Bon Jovi pero claro solo en partes instrumentales nada más ya que no tiene nada que ver. Aún así no está mal y se puede escuchar con relativa facilidad sin que la cabeza vuele a otra estancia.

“Can´t breathe anymore” tiene un comienzo que hace intuir que no va a ser mal tema (reminiscencias Queen) pero que sin perder las formas queda en un tema bastante decente pero sin la chispa necesaria que me haga levantarme del sillón y aplaudir a raudales. No es un mal tema pero sigo notando que el sonido no está lo suficientemente nítido para poder disfrutar quizás algo más este tipo de temas.

Llegamos a un tema que sonará en los conciertos seguramente y es que este “Get ready for some hard rock” es simplón pero que lo que creo que busca es que la audiencia se involucre y cante al unísono una y otra vez la misma estrofa que ocupa el 90% de la letra del tema lo que indica que poco más vamos a poder sacar por más que intentemos descubrir algo bajo las capas de esa voz tras el sólo que “ensucia” aun más el tema.

Y ya me tengo que ir al baño y expulsar mis jugos biliares tras escuchar “People, come together” y es que se me ha revuelto el estómago de tal forma que no he podido deglutirlo y he tenido que acabar por expulsarlo. ¿Qué carajo me quieren vender con esta bazofia musical?, en serio hay que ir muy ciego para perpetrar semejante insulto a la música y es que no hay por donde cogerlo y os juro que dan ganas de acabar mi critica aquí porque ha podido conmigo. Creo que esta noche voy a conciliar muy mal el sueño y eso a pesar que ya son casi las 3.

Menos mal que “Tears in my eyes” me sacan de mi estado anterior y con una manzanilla y este medio tiempo calman mis nauseas y me permiten disfrutar de un tema bastante decente. No sé cómo no siguen esta senda a lo largo del disco que entiendo que puede que sea la más sencilla pero es la más disfrutable y hace que merezca la pena pensar que en algún momento va a llegar un disco con el que la banda repuntará de nuevo.

“17th of May” debió de ser otro día bastante horrible en sus vidas para dedicarle este tema de la forma en que lo hacen donde esa tonalidad a lo M. Manson recitando el tema no le favorece lo más mínimo y desluce ciertos pasajes que no están mal pero que debían haber sido pulidos con más esmero desde mi punto de vista.

El aire marino nos trae “Catch a wave” que nos hace sumergirnos en un tema “playero” y con mucho buenrollismo y que está ejecutado perfectamente y me hace volver a comerme la cabeza pensando que con las ideas que han tenido podías haber hecho un disco bastante aceptable pero que en su conjunto a la hora de puntuarlo va a ser penalizado por algunos temas esperpénticos.

La balada “Sunshine” nos permite introducirnos en la fase REM del sueño y me permite poder acostarme a una hora indecente pero con el regusto de un tema que sí me ha gustado y que me deja un buen regustillo y pone mis membranas auditivas en su estado normal tras sufrir un serio reverso en algunas fases de lo escuchado.

En resumen, bienvenidos a una montaña rusa a la cual debes entrar con unas cervezas de más y así podrás apreciar alguna cosa que quizás se me ha pasado al escribir estas líneas. Con algunas ideas bien preformadas pero mal ejecutadas y para lucimiento del señor oscuro creo que no es la manera de afrontar un disco que podría haber tenido buenos mimbres pero los cuales han tenido en remojo y se han enmohecido.

AORLAND SCORE: Aceptable
REDACTOR: MANUEL GARCIA











Image and video hosting by TinyPic