jueves, 7 de junio de 2018

SWEDISH FUNK CONNECTION “1987” 2018 REVIEW






Tracklist

01 - This love will last forever
02 - Lucky
03 - Out of my way
04 - Stay with me
05 - To much money
06 - Somewhere somehow
07 - Life is beautiful
08 - Love is such a beautiful thing
09 - Stay away from the dark
10 - Million reasons

Band

Christer Lärk (vocals)
Peder Jonsson (drums)
Peter Johansson (keyboards)
Mats Johansson (guitar)
Berra Holmgren (bass) 


“A diamond of great purity. Like a travel in time, back to the 80´s”



Sinceramente no sé como describiros lo que vais a descubrir sin hacer un “spoiler” antes y es que no puedo mantener la intriga por mucho tiempo ya que si me vierais la cara sabríais si me ha gustado o no en un momento ya que como dicen que es el reflejo del alma, seríais capaces de adivinarlo fácilmente.

Es una banda que aunque sea su primer disco nacieron como banda de covers que tocaban funk y soul pero que sin dejar de lado ese estilo ha evolucionado hacia el AOR con tintes pop y todo enfocado a los 80 como así declaran en su título y que consiguen sobremanera como podréis observar los privilegiados que tengáis la oportunidad de llevároslo a vuestro oído. No demoro más mi reseña y empiezo con ella a la mayor brevedad posible.

Ufff mi vello se ha erizado sobremanera nada más han empezado a sonar los primeros acordes de “This love will last forever” en donde la melodía es capaz de atravesar la placenta y llegar al feto para sumirlo en un mar de sensaciones que hace que comience a agitar sus extremidades y eso se refleje en la pared del útero materno. Busco este símil tan precioso para aquellos que somos padres porque es la belleza reflejada en canción donde se mezcla todo lo que pedimos a un tema de puro AOR que consigue emocionarnos a pesar de haber estrujado multitud de discos pero siempre llega uno que nos hace reaccionar y ver que hay espacio para la sorpresa. 

Cambian de tercio sin dejar aparcada la calidad para dar un tema más poppy que el anterior con toques funky que hace honor a su nombre y nos hace rememorar los 80 en su total plenitud para los que hemos sido afortunados de vivirlos y poder disfrutarlos. “Lucky” tiene esas reminiscencias a temas que sonaron en las radiofórmulas de entonces una y otra vez y hubiera sido carne de MTV si hubiera sido publicada entonces. Siempre es bueno esta mezcolanza de estilos que dotan de una riqueza profusa al conjunto y hacen que su estatus aumente situándolo entre los grandes álbumes de este año.

Llegamos a un tema compuesto por un icono de la época de la que estamos hablando y no es otro que Michael Learns to Rock. “Out of my way” es un medio tiempo con aire americano que pudiera haber sido incluido en multitud de películas de aquella época sin dudarlo y que desprende esa sensación de madurez y cuerpo como el que van cogiendo los quesos en sus cámaras con el paso del tiempo, dotándolos de sobriedad y carácter que hace que cuando entran en nuestro paladar su gusto nos acompaña varias horas. Eso es lo que ha pasado con este disco en mi caso, que lleva una semana entera sin parar de sonar para poder macerar en mi interior todo lo que me han aportado y poder describíroslo como estoy haciendo.





Qué sensación de paz interior me provocan los primeros acordes de “Stay with me” y es que el tufo a TOTO es notable y eso son palabras mayores y ciertamente consiguen que en mi cerebro broten nuevas sinapsis neuronales que estaban ocultas y me dejen percibir semejante belleza. La descripción para este tema es que roza la matrícula de honor. Cada pieza del engranaje de los relojes de la portada está puesta con la máxima destreza y precisión y eso redunda en que cuando la maquinaria se pone en marcha todo cobre sentido y cada nota nos haga percibir un cúmulo de sensaciones que teníamos apagadas desde hace tiempo. Temazo.

Como ese mago que intenta abducirnos y así tomar el poder de nuestra mente para poder campar a sus anchas, así nos introducen “To much money” que se me asemeja a alguna canción de Pride of Lions en su ejecución aunque el estribillo varía algo. Aún con ello la profusión de teclados es escandalosa y Christer sin forzar en demasía nos da una lección de clase y de cómo cuando las cosas se hacen como es debido se puede disfrutar de la música en su plenitud. 

Y vuelvo a sentir otro orgasmo musical con “Somewhere somehow” en donde TOTO vuelve a asomar mezclado con Work Of Art y con ello poco más os tengo que decir ya que son dos de mis bandas de cabecera. El simple sonido cuando lo escuchéis va a hacer que os tengáis que recostar en el sillón y colgar el cartel de no molestar en el pomo de la puerta ya que nada puede interrumpir el gozo y esa sensación a flor de piel que os va a dejar. Todo un himno al AOR que demuestra que no hace falta grandes estridencias ni velocidades endiabladas, simplemente con una buena composición y una ejecución exquisita me ganan y no me queda más que ponerme de rodillas y agradecer a Dios dejarme disfrutar de estos placeres terrenales.

Y no nos alejamos mucho de WOA con “Life is beautiful” que cualquier gran banda de AOR de la época hubiera firmado con los ojos cerrados. No se puede ejecutar mejor una canción y hacer que recorra nuestro torrente sanguíneo esquivando todos los obstáculos y dotando de glóbulos rojos y por ende del oxígeno que transporta a nuestros pulmones para que estos se expandan y nos permitan con una apertura de nuestra pituitaria descubrir olores que desatan nuestros más ancestrales instintos que nos llevan a poder sonreír de la misma forma que un bebé inocente lo hace sin la más mínima malicia. Es la música que puede que suene en el jardín del Edén mientras toda la belleza del lugar nos hace poner los ojos como platos.

Para la siguiente han contado con nada menos que Peter Friestedt a la guitarra para dar un tema con un toque más west coast que deslumbra al igual que los anteriores. El tema es cuestión lo denominan “Love is such a beautiful thing” y no puede ser más acertado porque en cualquier primera cita sería obligado que sonara con el fin de deslumbrar a tu futura pareja y hacer que se enamore locamente de ti solo por tener tan buen gusto musical y compartirlo con él o con ella. Si en un museo hay obras de gran calado que visitan millones de personas, esta canción debería estar también en todas las discografías que se precien.

Y volvemos a jugar con vueltas de tuerca regresando al AOR en “Stay away from the dark” con un teclado jugando a su antojo y moviendo la maquinaria de la forma que desea, haciendo que el resto de instrumentos lo acompañen para configurar una canción al estilo Care of Night con un estribillo enternecedor que no te quitas de la cabeza durante un buen rato y que perdurará en tu subconsciente y te hará volver a escuchar este gran trabajo en un futuro no muy lejano y más de una vez, te lo aseguro.

El cierre llega de la mano de “Million reasons” que pone el perfecto colofón a modo de medio tiempo con una dulce melodía perfecta a modo de resumen para dejar claro que no han escatimado esfuerzos para intentar lograr dar lo mejor que tenían en forma de 10 pequeños diamantes que han sabido pulir a la perfección y que consiguen que su valor sea incalculable en el mercado.

En resumen, creo que va a ser muy complicado que esta obra maestra salga de mi Top 5 de este año y sabiendo lo exigente que soy son palabras mayores. Hacía muchísimo tiempo que no disfrutaba de un disco al que no le sobra ni un solo tema y que cada uno de ellos enriquece al anterior. No entiendo como sólo está en formato digital y ninguna compañía ha tenido la bondad de que algo tan bello y a temporal ocupe un lugar destacado en nuestras vitrinas y que espero remedien pronto porque no puedo esperar más a tenerlo en casa.

AORLAND SCORE: Jewel/Masterpiece
REDACTOR: MANUEL GARCIA



Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario