viernes, 8 de septiembre de 2017

MIDNITE CITY “MIDNITE CITY” AOR HEAVEN 2017 REVIEW




AOR Heaven release: 20/10/2017
Genre: Melodic Rcok

Tracklist:

1. We Belong 
2. Ghost Of My Old Friends 
3. Summer Of Our Lives 
4. Nothing’s Like Losing You 
5. Last Beat Of My Heart 
6. Everything You Meant To Me 
7. Can’t Wait For The Nights 
8. One Step Away 
9. I Just Can’t Take It 
10. Things She Said 
11. Think About You 


Band: 

Rob Wylde – vocals, guitar, bass 
Pete Newdeck – drums 
Miles Meakin – guitars 
Shawn Charvette – keyboards 



“A new sensation of melodic rock with a lot of keyboards and chorusses” 


Y tras un verano de muchos sinsabores y decepciones constantes toca el volver al inicio de la 6ª temporada de AORLAND, dándolo todo e intentando retornar al camino por el cual nos vamos haciendo un hueco en vuestras apretadas agendas para que tengáis algún ratillo en el que podáis evadiros y disfrutar, como hacemos nosotros (Antonio, Juan y un servidor), de la música en todas sus facetas incluida la que nos toca ahora mismo que no es otra que la visual, describiéndoos muchos discos que merecen la pena no dejéis escapar. 

Para comenzar esta nueva etapa lo hacemos con un grupo muy nuevo formado a principios de año por Rob Wylde (Tigertailz, Vega) el cual se unió a Pete Newdeck (Newman, Eden´s Curse, Blood red saints) para dar forma a tres temas que a modo de adelanto fueron a parar a manos de Harry Hess (Harem Scarem) que los pulió y les valió para fichar por el fantástico sello AOR Heaven y dar lugar a este larga duración en Junio de 2017 con un estilo que denomina: 'Timeless, melodic rock / hair metal' que a ciencia cierta no sé que carajo significa pero que intentaré ir evaluando con cada tema como es mi marca personal. 

Y qué mejor que abrir con un cañonazo como “We belong” en donde la melodía se mezcla con unos arreglos fantásticos para dotar al tema de la energía necesaria y el tempo adecuado para dejar todo un trallazo de hard rock con ciertas reminiscencias en el deje vocal al grupo Elevener sobre todo en la forma de subir la entonación al acabar la estrofa, mezclado con un final dónde recuerdas a Yngwie Malmsteen (minuto 3:30) y el cierre a lo Europe. Teclados por doquier para mostrar todas las cartas sobre la mesa y decir que nos podemos ir preparando para una de las sorpresas del año. 

Seguimos la fiesta con “Ghost of my old friends” en dónde el sabor de boca que me deja me recuerda a Danger Danger y esos temas que entran a la primera y nos transportan a grandes momentos dónde nuestra imaginación volaba sin más preocupaciones que disfrutar de la música y vivir a tope. Típico tema que te hará mover los pies y la cabeza al unísono con melodías por todos lados en un tema que quizás no destaque por nada en particular pero su empaque es lo que le hace que sea tan bueno


Uno de los primeros temas que hicieron como promoción fue “Summer of our lives” en el cual si observo algo del llamado “hair metal” que popularizaron numerosas bandas como los Tigertailz con esos coros que acompañan a cada estribillo para darle más profundidad y una base rítmica muy machacona a la vez que repetitiva que no por ello denosta un cierto “cansancio musical” sino que es uno de los clichés usados con frecuencia en ese estilo dónde no se da tanta importancia a la variedad y diversificación sino que se opta por usar lo establecido que no es malo pero no innova nada. 

Otro de los que usaron de adelanto fue “Nothing´s like losing you”, con ese inicio a lo medio tiempo que enamora y nos muestra su faceta más melosa en dónde dejan el peso del tema a la voz hasta la entrada del estribillo que me recuerda a los exitosos Harem Scarem y en dónde la guitarra exige su parte de protagonismo en esta orgía musical. Y lo denomino así porque por mi cabeza van pasando grupos que me han gustado desde hace muchos años y es que hay tal amalgama de sonidos que estoy en una nube musical entrándome por el altavoz izquierdo los sonidos y saliendo por el derecho las sensaciones, creándose un ambiente mágico que os invito a que probéis a disfrutar porque es irrepetible. Temazo para deleitarse con cada nota que llegue a nuestro cerebro. 

Voy a intentar centrarme que sé que me va a costar un triunfo tras el momento de exaltación que sufro, así que acomodo mis posaderas de nuevo en el sillón (me he tenido que levantar y ponerme a disfrutar por toda la habitación con cada acorde anterior) y me dispongo a dar al play y escuchar “Last beat of my heart” que ya desde el inicio deja a las claras que no cabe relajarse ni un minuto en un tema que deja poco espacio a la distracción porque transcurre como un tren de mercancías que coge velocidad poco a poco pero cuando establece velocidad de crucero todo va rodado. Otro tema musicalmente destacable pero en dónde quizás la voz no está al nivel que debería en ciertas partes donde parece que se amolda a lo que el tema pide sin intentar dar el do de pecho e imponerse sobre él. 

Llegó un poco de relax con “Everything you meant to me” que es una balada en toda regla a pesar de tener momentos dónde el ritmo se acrecienta pero sin subir excesivamente y en el cual vemos el momento de intentar acercarse a los dioses Def Leppard con un acercamiento a “Two steps behind” con esos coros grandilocuentes que crean una atmósfera especial cual petición de mano a tu actual esposa en donde se mezclan muchos momentos de tu vida con el deseo de que el final sea cómo lo esperas o deseas. 

“Can´t wait for the nights” es otro de los cañonazos en donde todo se presenta como ir a comer a un restaurante de lujo dónde en la mesa no cabe lugar a la improvisación y cada cubierto está en su sitio colocado con pulcritud y exactitud. Aquí cada instrumento está pensado para que entre cuando debe, que los coros acompañen en su medida y aporten un extra al tema que vuelve a la onda Danger o por lo menos a mi me lo recuerdan un montón. Para disfrutar en el coche con cada kilómetro que recorramos mientras lo disfrutamos a todo volumen. 

Y qué os cuento de “One step away” en dónde ese modo narrativo de inicio de muchas canciones nos introduce en un estribillo divertidísimo y bailable a más no poder que nos hará no parar de mover la cabeza y tararearlo como descosidos. De nuevo mostrando un efectivismo asombroso tema tras tema no asombrando como ya he comentado pero haciendo que vaya a ser uno de los discos destacados de esta estación en la que nos adentramos. 

Seguimos con la onda marcada en “Just can´t take it” en dónde vuelve el hair metal con un tema que va a la velocidad del rayo sin respiro, es como si tuvieran prisa por acabarlo y metieran la sexta haciendo que el motor no se revolucionara en exceso pero el coche cogiera más empuje sin sobrepasar lo marcado por las señales de la carretera. 

La melodía prevalece y nos sigue haciendo que flotemos con “Things she said” y es que estos temas donde el ambiente creado hace que te detengas y le des más vueltas de las necesarias con el fin de poder exprimir el jugo que llevan en lo referente a arreglos musicales e instrumentación son de mis favoritos ya que me obligan a tener alerta todos mis sentidos con el fin de intentar observar auditivamente todo lo que pretenden trasmitir. Un gran tema. 

Cerramos con el último tema que sirvió de adelanto, llamado: “Think about you” que tiene esos coros Elevener como el tema al que hice referencia antes. Melodía a lo largo y ancho del tema aunque quizás no con tanta contundencia como otros que nos hemos llevado a la oreja pero muy apetecible de paladear y más tras la buena sensación que me ha dejado este larga duración de esta banda novel. 

En resumen: un disco que hará las delicias de todos aquellos seguidores del hard rock melódico en dónde verán referencias a multitud de bandas conocidísimas lo cual os hará disfrutar sobremanera de ellos. Eso sí no esperéis nada nuevo pero por lo menos está bien hecho y con actitud cosa de la que muchos discos nuevos carecen. 


Highly recommended.
Redactor: Manuel García

Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario