sábado, 7 de abril de 2018

PERFECT PLAN “ALL RISE” FRONTIERS 2018 REVIEW





Frontiers music s.r.l. 20 April 2018 
Genre: Melodic Rock. 

Tracklist:

1. Bad City Woman 
2. In And Out Of Love
3. Stone Cold Lover
4. Gone Too Far
5. What Goes Around
6. Too Late
7. Can’t Turn Back
8. Never Surrender
9. 1985
10. What Can I Do
11. Heaven In Your Eyes

Band:

Kent Hilli voz
Rolf Nordström guitarra
P-O Sedin bajo
Fredrik Forsberg batería
Leif Ehlin teclados 

“A good melodic job to start this year” 


Bastante desconocidos en el panorama del Hard/AOR, llega a nuestra vida una banda formada en 2014 y que no ha parado de componer hasta que en 2017 entran a formar parte de la “familia” de Frontiers Music hasta la actualidad dónde tenemos el placer de desgranar su disco debut.

Comenzamos a abrir el tarro de las esencias con “Bad city woman” donde la presencia de esos teclados que empapan el ambiente y dotan de empaque hace que la canción comience a mecerse cual anciano en una mecedora a merced del empuje que haya suministrado al escuchar los primeros acordes de la canción. Es un tema muy Survivor donde descubrir la fantástica voz de Kent es todo un soplo de esa brisa marina que en verano estimula nuestros sentidos cuando nos azota en el rostro. Mucha melodía y una aceleración perfecta al introducir el estribillo, dejándonos claro por donde pretenden enfocar este álbum.

El single que tanto ha revolucionado a los que seguimos este estilo fue “In and out of love” cuya esencia nos hace rememorar los laureados 80 con esa composición tan elegante y llena de sentimiento que transmite unas ganas enormes por vivir en plenitud desde los primeros acordes. Es ese dejâ vu que de cuando en cuando se traslada en forma de notas musicales a nuestro cerebro el cual busca en su “biblioteca” ese recuerdo al que trasladar nuestro subconsciente y hacer reverdecer aquellos momentos tan estupendos que tuvimos la suerte de poder disfrutar. Me encanta la modulación de la voz y cómo cada instrumento está ejecutado y eso que hablamos de un streaming por lo que la calidad en el original que formará parte de mi colección y espero que de la vuestra, será devastadora.

Pero he aquí que con “Stone cold lover” sucede un ligero endurecimiento y estirón acelerando el tema como si pisaras el acelerador de tu coche inconscientemente provocando que el cuentakilómetros ascienda de modo peligroso hacia una velocidad que el radar puede tratar de peligrosa aunque no lo sea en la realidad. Puede que en el estribillo le encuentre la primera pega y es que lleva la pinta de hacer que el coche se agarre en esa curva cuyo peralte está perfectamente calibrado pero en un momento dado tenemos que efectuar una corrección en el giro del volante para evitar que nos sacuda hacia el exterior de ella. Le falta algo que empaque todo ese estribillo y además el sonido del teclado creo que está algo elevado y peca de intentar robar protagonismo al resto de instrumentos lo cual no le favorece en absoluto. Aún así el tema está muy bien.

Y nos toca derrapar con “Gone too far” que no sé cómo tras una línea muy aceptable llega a un estribillo que lo capa por completo y acaba por hacer que la decepción me sacuda por completo. Os aseguro que he tenido que oirlo varias veces en distintos momentos para ver si era una percepción puntual mía pero es que cada vez me daban más ganas de pasarlo para adelante. No lo he entendido en absoluto y salvo el sólo de guitarra que me parece muy bueno pero es una piedra en el camino que llevaban porque creo que no encaja con lo que pretendían mostrarme desde un inicio, trasladándose a un estilo muy Europe actual que no digo que esté mal ni mucho menos pero hay que entenderlo según la inclinación que ahora llevan y Perfect plan no traía esa dinámica o parecía no plantearla con los anteriores temas.

“What goes around” me vuelve a dar la razón y parece que esa piedra se transforma en un canto de considerable medida. Otro tema que es divertido y fiestero pero que no me transmite nada del otro mundo y eso que hay pasajes que me gustan pero se trata de evaluar el tema en su conjunto no en trozos y no puedo más que decir lo mismo casi que el anterior (la parte del sólo me encanta con ese juego de teclado y sintetizador).

A ver si esto remonta y “Too late” tiene todas las papeletas para hacerlo ya que sólo hace falta que abran la ventana para que salga el aire viciado y entre esa bocanada fresca que refresque las ideas y permita que se tomen un respiro con un tema donde la melodía vuelve a hacer su acto de aparición y ese estribillo ya me hace sudar de gusto con cada nota que fluye en el ambiente y deja un olor floral como el suavizante cada vez que abrimos la lavadora para tender la ropa. Aquí ya todo cobra sentido y se nota lo que pretenden ofrecer sin tantas notas inconexas como me parecían las anteriores.


“Can´t turn back” es ese producto típico de esta compañía italiana. Si me dicen que es un tema sobrante del disco de Revolution Saints me lo creo porque lleva el mismo tempo y entonación, se pierde un poco el timbre que tenía el cantante hasta ahora para parecerse a Castronovo, vamos en la info que nos ofrece la compañía no pone nada pero si me dicen que ha participado me lo creo. Batería muy simplona y machacona durante todo el minutaje que llega a “cansar” aunque por el resto es un tema aceptable sin más y creo que a estas alturas ya he visto lo que me querían vender y creo que mi mente pensaba que era más de lo que la realidad me ha hecho descubrir.

Y mis ojos comenzaron a dilatarse y empecé a observar con toda la nitidez que pude las maravillas del paraíso como debió de ser cuando Adán mordió la manzana que Eva le ofreció. “Never surrender” es una apología del buen gusto y de un tema que me captura desde el comienzo y que me hace preguntarme por qué no han hecho ésto desde el principio y me han hecho pasar por ese sendero sinuoso en vez de enviarme por la autopista cómodamente y disfrutando del paisaje. Aquí si me demuestran que saben hacer grandiosos temas y que son capaces de perpetrar unas melodías fantásticas y todo ello escuchando los instrumentos con más claridad haciendo que la batería no sea tan monótona y los teclados no estén tan subidos. Grandioso.

Pero el espejismo se difumina con “1985” y eso que es un tema más aceptable a camino entre las dos vertientes que nos han ofrecido y que tiene un buen desarrollo y ejecución pero que no acaba de estar en su punto y tiende al problema de estar poco cocinado y quizás habría que pasarlo un poco antes de ofrecérselo al público en la carta de ese día.

Lo mismo sucede con “What can I do” que juega con esa doble vertiente de ser melódico e intentar formar parte de uno de los grandes temas pero se queda en ese quiero y no puedo, haciendo que no llegue a todo lo que debería de ofrecer y ser más precioso el envoltorio que el contenido. De nuevo el teclado quiere demasiado protagonismo, sacrificando parte de los instrumentos aunque aquí no se nota con tanta fuerza.

Cierran con otro de los grandes temas “Heaven in your eyes” que se me hace Foreigner total y me encanta pero como vengo de esta montaña rusa no sé ya que pensar. Creo que cuando tenga el disco colocaré los temas cómo creo que deben ir para poder disfrutarlo algo más porque parece como si Tarantino hubiera metido la mano pero se le hubiera ido la cabeza con el whisky y los hubiera colocado a oscuras y sin ton ni son.

En resumen, un disco que tenía muchas esperanzas de que fuera uno de los grandes de este año y más cuando en la info te lo publicitan cómo similar a uno de mis grupos de cabecera (Work Of Art). Aún con todo ello intento encontrarle algo de parecido y no lo consigo. En fin que no está mal y tiene canciones muy destacables pero en su conjunto me parece bastante irregular en su desarrollo que no en su ejecución y creo que debieran de haberle dado algunas vueltas más antes de publicarlo.


Recommended
Redactor: Manuel García


Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario